Mensaje Nº 140
27 de Mayo de 1982


Mis queridos amigos, estoy feliz de estar con vosotros una vez más, y de daros esta última comunicación de esta manera.

Ha sido Mi intención revelarme lo más pronto posible, no permitir ninguna dilación, y presentarme ante el mundo como vuestro Amigo e Instructor.
Mucho depende de Mi inmediato descubrimiento, porque de esta manera puedo ayudaros a salvar vuestro mundo.
Yo estoy aquí para ayudar y enseñar, para mostraros el sendero hacia el futuro, y revelaros unos a otros como Dioses.

Estoy seguro que comprendéis que mucho depende de las acciones de los hombres en los años venideros.
Todo el mundo sabe esto.
Todo el mundo tiene miedo.
Sin embargo, hay un creciente sentimiento de esperanza, una probabilidad de cambio, una respuesta a Mi Presencia, creando así una punto de tranquilidad en medio de la tensión.

Las esperanzas de Mi Aparición aumentan.
Gustosamente Me presentaría a la gente.
Buscadme pues, y encontradme esperando.
Buscadme pues, y tomad Mi mano.

Necesito vuestra ayuda para aparecer ante vosotros, para bendecir este mundo y enseñar, para mostrar a los hombres que el camino a seguir es sencillo, requiere sólo la aceptación de la Justicia y la Libertad, del Compartir y del Amor.
Estos aspectos ya se encuentran dentro de vosotros y sólo necesitan ser evocados por Mí.

Cristo está aquí, amigos Míos.
El Avatar ha venido.
Vuestro Hermano camina entre vosotros.
Mi Misión comienza.
Conocedme pronto y ayudad a vuestros hermanos a conocerme.
Tomad Mi mano y permitidme guiaros hacia Dios.

Que la Luz, el Amor y el Poder Divinos del Unico y Santísimo Dios se manifiesten ahora en vuestros corazones y en vuestras mentes.
Que esta manifestación os lleve rápidamente a ver vuestros papeles en este tiempo heroico.


Mensaje anterior



Regreso a la página de Mensajes



[REGRESO A LA HOME PAGE] [MAPA DEL SITIO] [AVISO LEGAL] [POLÍTICA DE PRIVACIDAD Y COOKIES]