Mensaje Nº 136
25 de Febrero de 1982


Mis queridos amigos, estoy verdaderamente feliz de estar una vez más con vosotros de esta manera, y deciros que Mi Emerger prosigue.
Igualmente, el de de Mis Hermanos, los Maestros de Sabiduría, prosigue rápidamente.
Cuando Nos veáis sabréis que el Nuevo Tiempo, la Nueva Era, ha comenzado – el tiempo de Compartir y de Justicia, de Amor y de Fraternidad, el tiempo de la Ley de Dios.

Yo soy el Instructor de este Nuevo Tiempo.
Yo soy su Precursor.
Yo os revelaré aquello que os llevará rápidamente a casa.
Yo os daré estas instrucciones que liberarán en vosotros vuestra naturaleza divina.
De Mis Hermanos fluirá una corriente de fuego creador que encenderá vuestras lámparas y os llevará radiantes hacia Dios.

Mis Maestros no conocen nada que no sea Amor y Alegría.
Igualmente, amigos Míos, esta será vuestra herencia.
Apresuraos en proclamar vuestros derechos, y conoced el Amor y la Alegría de Dios.

Mi propósito esta noche es deciros que muchos de vosotros Me veréis pronto, Me conoceréis por Lo que soy, sabréis que el Señor del Amor está de nuevo entre vosotros, que el Instructor de Antaño camina sobre la Tierra una vez más.

Sabréis esto, amigos Míos, y se lo diréis a vuestros hermanos, preparándolos también para el Nuevo Tiempo.

Cuando Me veáis, no temáis: Yo no vengo para reprenderos sino para enseñaros.
Hay algunos entre vosotros que Me esperan como a un juez y temen Mi Venida.
Nada de lo que diga os decepcionará; nada de lo que haga os causará temor.
Sabed, amigos Míos, Mis hermanos y hermanas, que Yo soy vuestro Amigo, vuestro Hermano de Antaño, hollando de nuevo el Sendero de Antaño.

Sabed que Mi Amor está siempre con vosotros.
Sabed que Mi Escudo os protege.
Sabed que Mi Voluntad os sostiene.
Sabed esto, amigos Míos, y no temáis.

Aguardad Mi Emerger con esperanza.
Estad preparados para trabajar como nunca antes.
Enseñad a vuestros hermanos el hecho de Mi Presencia y proporcionadles, también, el don de la Esperanza.

Mis Bendiciones fluyen hacia todos vosotros.

Que la Luz, el Amor y el Poder Divinos del Unico y Santísimo Dios se manifiesten ahora en vuestros corazones y en vuestras mentes.
Que esta manifestación os lleve a aguardar el futuro con esperanza.


Mensaje anterior

Mensaje siguiente



Regreso a la página de Mensajes



[REGRESO A LA HOME PAGE] [MAPA DEL SITIO] [AVISO LEGAL] [POLÍTICA DE PRIVACIDAD Y COOKIES]