Mensaje Nº 123
23 de Abril de 1981


Mis queridos amigos, estoy verdaderamente feliz de estar una vez más con vosotros de esta manera.

Mis planes prosiguen con éxito.
Mis esperanzas se están cumpliendo.
Mi Emerger según la Ley tiene lugar, y todo va bien.

El crimen de la separación, de la división, del desorden, debe abandonar este mundo.
Todo lo que impide la manifestación de la divinidad del hombre debe alejarse de nuestro planeta.
Mi Ley tomará el lugar de la separación.
Mi Ley es la Ley del Amor, de la Fraternidad, de la Justicia y de la Verdad.
Sabed estas cosas y seguidme.
Mi Ley tendrá éxito, porque la Ley del Amor emerge del Ser de Dios, y así no puede fallar.

Mientras estoy con vosotros, os mostraré maravillas de las que no podéis soñar.
Os mostraré la naturaleza de Dios de una manera nueva.
Eliminaré de vuestros corazones el temor a la muerte, el temor a la vida misma, el temor a vuestro hermano y a vosotros mismos.
Os ayudaré a abandonar vuestra ignorancia, y caminar conmigo hacia la nueva Luz.

Busco vuestra ayuda para estas labores, hermanos Míos, porque nada de valor llega al hombre sino a través de sus propios esfuerzos.
Así ha sido siempre.

Tomad Mi mano, amigos Míos, y os llevaré hacia una Tierra Nueva en la cual vuestra verdadera naturaleza como Dioses florecerá, en la cual todos los hombres juntos, como hermanos, realizarán su sueño de la vida.

Muchos esperan Mi Venida con cierto temor.
Nada, salvo el bien, crecerá en donde Yo pise.
Mi Promesa se mantiene:
Yo os revelaré la naturaleza vuestra y de Dios.
Yo os mostraré que para todos los hombres la vida es sagrada.
Yo crearé entre vosotros un estanque de Amor en cuyas aguas todos podrán calmar su sed.
Mi corazón hablará por vuestro corazón, Mi lengua por la vuestra.
Los dirigentes y la gente responderá, y todo se hará de nuevo.

Animáos, amigos Míos, Yo estoy entre vosotros.
Yo vengo para serviros, para vivir con vosotros y amaros, para conduciros y guiaros.
No miréis más a la oscuridad.
Mis Bendiciones están con todos vosotros.

Que la Luz, el Amor y el Poder Divinos del Unico y Santísimo Dios se manifiesten ahora en vuestros corazones y en vuestras mentes.
Que esta manifestación os acerque a vuestra verdadera naturaleza como Dioses.


Mensaje anterior

Mensaje siguiente



Regreso a la página de Mensajes



[REGRESO A LA HOME PAGE] [MAPA DEL SITIO] [AVISO LEGAL] [POLÍTICA DE PRIVACIDAD Y COOKIES]