Mensaje Nº 108
4 de Septiembre de 1980


Mis queridos amigos, estoy verdaderamente feliz de estar una vez más entre vosotros de esta manera.

Han ocurrido muchas cosas en el mundo desde que os hablé por última vez.
Muchas cosas buenas han tenido lugar, muchas que conciernen el futuro de todos los hombres y de todas las cosas en el mundo.
En primer lugar, Mi Mensaje prospera, Mi equipo de trabajadores crece, y establemente la voz de la Verdad es escuchada.
Cuando Me veáis, sabréis que Mi voz es la vuestra, porque Yo hablo por todos los hombres y mujeres de todas partes.
Yo expreso los pensamientos que florecen en corazones y mentes de Amor puro.
Yo hablo de las necesidades de todos, de Compartir y de Justicia.
Yo muestro a los hombres que el sendero hacia la Justicia es sencillo, el camino a seguir que llama a todos los hombres.
Yo hablo de la Verdad de Dios, de la Luz dentro de la humanidad, de la necesidad de Confianza, del Amor del hermano por su hermano.
De todo esto Yo hablo.

Pronto los hombres sabrán que su Representante está entre ellos, su Guía y Líder.
Confiando ellos responderán y Yo les mostraré el camino hacia el Nuevo y Bendito Tiempo.

Numerosas son las fuerzas que están contra nosotros, y contra la Verdad de Dios; sin embargo, amigos Míos, la victoria está asegurada.
No tengáis duda de ello.
Mi Plan es el Plan de Dios.
Nada puede oponerse a Su Voluntad.
Pronto veréis que el camino a seguir es más sencillo de lo que pensabais.
El camino a seguir, amigos Míos, os ha llamado desde el principio.
El camino hacia el futuro y el camino hacia Dios están unidos en Mi Plan.
Cuando ponéis vuestros pies en el sendero hacia la Justicia y el Amor, así comenzáis la ascensión hacia Dios.
Nada, esencialmente, cambia con Dios.

Amigos Míos, Mi Esperanza es grande; así también debe ser la vuestra.
Manifestad esa esperanza y alegre iniciativa, y preparad el camino por Mí.
Dad a conocer que Yo estoy aquí.
Dad a conocer el hecho de Mi Regreso.

Llamad a vuestros hermanos hacia Mí y alegremente propagad estas buenas nuevas.
Nada de lo que podríais hacer os proporcionaría un futuro mejor.
Mis Bendiciones están con todos vosotros.

Que la Luz, el Amor y el Poder Divinos del Dios Eterno se manifiesten ahora en vuestros corazones y en vuestras mentes.
Que esta manifestación os lleve rápidamente a trabajar por Mi Causa.


Mensaje anterior

Mensaje siguiente



Regreso a la página de Mensajes



[REGRESO A LA HOME PAGE] [MAPA DEL SITIO] [AVISO LEGAL] [POLÍTICA DE PRIVACIDAD Y COOKIES]