Mensaje Nº 98
5 de Marzo de 1980


Mis queridos amigos y discípulos, una vez más estoy con vosotros.

Mi corazón os abraza a todos.
Mi Amor os envuelve.
Mi Ley os guiará.
Mi Enseñanza os mostrará el sendero hacia el Origen.
Manteneos firmes en la verdad de vuestro Ser y seguidme.

Mi Camino es verdaderamente un camino sencillo.
No hay obstáculos en el Sendero hacia Dios a través del Amor.
Esto Yo enseñaré.
Esto Yo demostraré, y cuando comprendáis cuán sencillo es este Camino, Mis Planes serán los vuestros.

Mis Maestros están reuniéndose en gran número.
Mis Fuerzas aumentan.
Mis sencillos medios atraen el bien del hombre.
Cuando Me veáis, sabréis que ha llegado el momento de servir, de elevaros a vosotros mismos y a vuestros hermanos por medio del servicio al mundo.
Este camino, Mi Camino, os conducirá rápidamente a Dios.
Mis Maestros, también, conocen este Sendero y bajo Su instrucción realizaréis vuestra Divinidad.

Mi propósito es mostrar al hombre que no deben temer más, de que toda la Luz y la Verdad moran en su corazón, que cuando este simple hecho sea conocido, el hombre se convertirá en Dios.

La naturaleza de Dios es amar.
El propósito de Dios es servir.
Dios es conocido a través del Compartir y la Justicia.
Divulgad en todas partes estas sencillas Verdades, amigos Míos, y realizad un acto inmenso.

Mi Presencia pronto será conocida por todos.
Mi rostro pronto será visto por muchos.
Mis palabras conmoverán los corazones de todos aquellos que aman a sus hermanos y así trabajan conmigo.
Tomad la determinación, amigos Míos, de trabajar así para el mundo y anticipad la inauguración de la Era de la Belleza, la Razón y el Amor.

Que la Luz, el Amor y el Poder Divinos del Unico y Santísimo Dios se manifiesten ahora en vuestros corazones y en vuestras mentes.
Que esta manifestación os lleve rápidamente al corazón del Gran Padre.


Mensaje anterior

Mensaje siguiente



Regreso a la página de Mensajes



[REGRESO A LA HOME PAGE] [MAPA DEL SITIO] [AVISO LEGAL] [POLÍTICA DE PRIVACIDAD Y COOKIES]