Mensaje Nº 96
19 de Febrero de 1980


Mis queridos amigos, queridos Míos, estoy muy feliz de estar una vez más entre vosotros de esta manera.

Mi Labor comienza.
Cuando emerja, indicaré al mundo la necesidad de cambio.
Estos cambios, amigos Míos, vienen dados por Dios.
El hombre necesita, mientras se dirige hacia Dios, demostrar esa divinidad.
Todas las estructuras del hombre deben brillar con la Luz Divina.
Todas las formas de pensar del hombre deben revelar al Dios interior.
Esta verdad, amigos Míos, está en la base del cambio.
Cuando veáis esto aceptaréis gustosamente esta necesidad.

Amigos Míos, estoy con vosotros esta noche de una manera especial, en una forma nueva, más próximo que nunca antes, para despertar en vosotros la luz de la Verdad que Yo traigo.
Esa Verdad, amigos Míos, es la Fraternidad y el Compartir, la Justicia y el Amor.
Donde estos aspectos están presentes, Me reconoceréis.

Animaos con todo lo que os digo, hermanos Míos, porque el camino hacia adelante para los hombres brilla con claridad realmente.
No hay nada que temer, amigos Míos, porque todo estará bien.
Mi Misión prospera, y Mi Presencia garantiza este futuro.

Estoy aquí esta noche para deciros que pronto vosotros mismos Me veréis y Me oiréis.
Acortad este momento, si queréis, y dad a conocer Mi Presencia.
Cuando Me veáis, veréis a vuestro Amigo y Hermano, Uno que ha esperado durante mucho tiempo este momento, para estrechar de nuevo las manos de Sus hermanos y compartir sus vidas.

Amigos Míos, Mi Presencia está establecida, Mi Amor fluye a vosotros, Mi Alegría será vuestra, Mi Verdad compartida, Mi Padre conocido.
Con vuestra ayuda, todo se logrará.

Mi labor es mostraros el Camino hacia Dios, trazar ese Sendero sencillo, tomaros de la mano y conduciros hasta Sus divinos pies, y así completar Su Plan.
Mis Maestros están con vosotros también.
En número creciente Ellos estarán entre vosotros.
Cuando Nos veáis sabréis que
el Tiempo de Dios ha llegado,
la Era de la Razón y el Amor ha comenzado,
el sentido de la Vida ha sido restablecido,
el principio del Amor ha sido demostrado,
la Voluntad de Dios se ha cumplido.

Que la Luz, el Amor y el Poder Divinos del Unico y Santísimo Dios se manifiesten ahora en vuestros corazones y en vuestras mentes.
Que esta manifestación os lleve en confianza a Mi lado.


Mensaje anterior

Mensaje siguiente



Regreso a la página de Mensajes



[REGRESO A LA HOME PAGE] [MAPA DEL SITIO] [AVISO LEGAL] [POLÍTICA DE PRIVACIDAD Y COOKIES]