Mensaje Nº 92
19 de Diciembre de 1979


Mis queridos amigos y discípulos, estoy muy feliz de estar una vez más con vosotros de esta manera.

Mi necesidad de discípulos que comprendan los peligros de este momento es grande.
Necesito, también, a aquellos que sienten Mi Presencia para dar a conocer esta Promesa a sus hermanos.
Todos los que comparten la esperanza de que la humanidad debe vivir junta en paz trabajan por Mí.
La Paz, el Compartir y la Justicia son primordiales para Mi Enseñanza.
En donde la Luz de estas Verdades brilla Yo dirijo Mi mirada, y a través del canal de esa Luz envío Mi Amor.
Así Yo trabajo.
Así a través de vosotros cambio el mundo.

Amigos Míos, os necesito de otras maneras:
Necesito vuestra capacidad de Alegría, para despertar este aspecto divino en el corazón de todos los hombres, para mostrarles que delante de la humanidad se extiende el sendero luminoso de la Verdad, el Sendero directo al Origen.
El Amor y la Alegría manifestados os conducirán allí más deprisa.

Amigos Míos, Mis hermanos y hermanas, os necesito también para actuar por Mí, para decir en voz alta Mis intenciones, Mis requisitos como Representante de Dios:
mostrar a los hombres que el mundo es Uno;
que los hombres son hermanos;
que la Ley del Amor y la Justicia debe ponerse en práctica si la humanidad quiere sobrevivir.
Decid esto a vuestros hermanos, amigos Míos, y preparadles por Mí.

Despertad en sus corazones la disposición a compartir, y encended su lámpara.
Cread una atmósfera de amor y alegría y allanad Mi camino.
Manifestad el Amor que Yo os envío, demostrad los Dioses que sois, y dad paso a un tiempo nuevo y mejor.
Haced esto por Mí, amigos y hermanos Míos, y alegraos pronto por Mi Aparición entre vosotros.

Mi Emerger prosigue.
Mis Planes se revelan.
Mi mensaje en estos momentos de alegres celebraciones es este:
despertad nuevamente el Amor en los corazones de vuestros hermanos y enseñadles a compartir.

Mi plan es que Me veáis pronto.
Cuando lo hagáis, veréis a vuestro Amigo y Hermano de Antaño, el Defensor del Amor, el Administrador de la Voluntad, el Creador a través de vosotros del Nuevo y Bendito Tiempo.

Que la Luz, el Amor y el Poder Divinos del Unico y Santísimo Dios se manifiesten ahora en vuestros corazones y en vuestras mentes.
Que esta manifestación os lleve a comprender vuestra verdadera utilidad para Mí y para el Plan.


Mensaje anterior

Mensaje siguiente



Regreso a la página de Mensajes



[REGRESO A LA HOME PAGE] [MAPA DEL SITIO] [AVISO LEGAL] [POLÍTICA DE PRIVACIDAD Y COOKIES]