Mensaje Nº 43
19 de Septiembre de 1978


Mis queridos amigos, estoy feliz de estar de nuevo con vosotros.

Mi Promesa se cumplirá.
Llevaré ante Aquel que Resplandece a todos aquellos que puedan seguirme hacia la Luz Superior, y así veréis el rostro de Dios.

Amigos míos, Dios está más cerca de vosotros de lo que podéis imaginar.
Dios es vosotros mismos.
Dios está dentro de vosotros y alrededor vuestro.
Dios también está sentado con toda majestad en el Trono Dorado, y cuando estéis preparados, nos arrodillaremos juntos a Sus divinos pies.
Así será.
Por tanto apresuraos en seguirme, en alcanzar las cumbres desde donde se pueden ver las glorias de Dios, la Tierra Bendita del Amor, el Río de la Verdad.
Dejadme llevaros conmigo hacia esa hermosa tierra y mostraros las maravillas de vuestra herencia.

Mis Maestros están entrenando a Sus grupos a mostrar el camino para realizar las necesidades del hombre.
A través de esta manifestación, toda bondad seguirá.
Mis Maestros conocen los problemas que acosan actualmente al hombre; las respuestas asimismo están a Su alcance.
Dejadles que guíen, amigos Míos, y mostraros el sencillo sendero de la Alegría, la Sencillez y la Verdad.

Una nueva Ley desciende.
La nueva Verdad se hace conocida al hombre.
La Ley es Amor,
La Verdad, amigos Míos, es la Fraternidad.
Mi Misión es asegurar que esa Ley y esa Verdad se manifiesten.
Esto Yo os lo prometo y así será.

Que la Luz, el Amor y el Poder Divinos del Unico y Santísimo Dios se manifiesten ahora en vuestros corazones y en vuestras mentes.
Que esta manifestación os lleve a estar siempre envueltos por el Dios Viviente.


Mensaje anterior

Mensaje siguiente



Regreso a la página de Mensajes



[REGRESO A LA HOME PAGE] [MAPA DEL SITIO] [AVISO LEGAL] [POLÍTICA DE PRIVACIDAD Y COOKIES]