ASEGURAR LOS SERVICIOS SANITARIOS COMO UN DERECHO HUMANO UNIVERSAL

Una entrevista de Share of the Air con Benjamin Creme por Monte Leach

Monte Leach: El servicio sanitario es ciertamente uno de los derechos humanos más básicos, pero en el mundo desarrollado vemos como los costes de estos servicios se disparan, quizás más espectacularmente en EE.UU. donde millones de personas ya no pueden pagar la atención sanitaria adecuada. En el mundo en vías de desarrollo hay una grave escasez de los servicios sanitarios más elementales. ¿Cómo podemos comenzar a garantizar la atención sanitaria como derecho humano universal y cómo podemos financiarlo?
Benjamin Creme: Esto depende de la reestructuración de nuestra sociedad y en particular de nuestras estructuras económicas. Hoy en día estamos viviendo en un mundo dominado por las fuerzas del mercado, y no se obtiene mucho beneficio al proporcionar servicios sanitarios a aquellos que más los necesitan. La gente que recibe servicios sanitarios no es considerada como productora de beneficios a la sociedad. Por este motivo la salud tiene muy poca prioridad en la mayoría de los gobiernos tanto en los países desarrollados como en vías de desarrollo.
La solución llegará como resultado del colapso del actual sistema económico, que ya está moribundo. El Instructor del Mundo, el Señor Maitreya, ha dicho que nuestro sistema económico es una burbuja que está a punto de estallar. La bolsa de valores del Japón, El dice, caerá, y cuando lo haga la caída repercutirá en todo el mundo.
Este suceso traerá un nuevo sentido de la realidad a toda la humanidad, lo que hará cambiar las prioridades de todos los gobiernos. Llegarán a ser prioridades fundamentales el suministro a todos los seres humanos de alimentación adecuada, cobijo, educación y servicios sanitarios, como derechos humanos universales. Esto se financiará desde una reestructuración económica, y la reorientación de los miles de millones de dólares que se gastan actualmente en armamento. No parece que sea pedir mucho reclamar estos cuatro elementos básicos -- suficiente alimento, cobijo, servicios sanitarios y educación - pero no existe aún país en el mundo donde estas cuatro necesidades básicas sean reconocidas como derechos humanos universales. Una vez se reconozcan como tales, dice Maitreya, la vida de la humanidad se transformará.

ML: El problema básico es que los servicios sanitarios está en general bajo el dominio de las fuerzas del mercado y, en general, está basada en las ganancias más que en la necesidad de la gente.
BC: No se la considera como prioridad. La primera prioridad en el mundo parece ser el suministro de armas. Esto mantiene a los países más grandes en una posición militar muy poderosas. También venden las armas sobrantes a países menos ricos, que a su vez venden a países del Tercer Mundo que realmente no pueden permitirse tales gastos. Existen ganancias en las armas y ninguna ganancia en la salud.

ML: ¿Cómo se cambia eso?
BC: Tenemos que cambiar nuestros valores. Las prioridades de la vida exigen en primer lugar que el planeta tierra siga siendo un Ser viable en este sistema solar. Por tanto, el medio ambiente debe ser uno de nuestros intereses fundamentales. Llegaremos a ver que existe una interconexión entre la naturaleza y la humanidad, entre toda forma de vida.
La energía del equilibrio ahora impregna el planeta. La gente y la naturaleza responderán constructivamente a esta nueva influencia y, como resultado la humanidad vivirá en contacto más estrecho con la naturaleza; habrá mayor armonía. Cuando haya más armonía, la salud mejorará. Gran parte la mala salud del planeta se debe al estrés. Otros factores son la herencia. También, durante incontables siglos, hemos sepultado a nuestros muertos, con todas sus enfermedades, en la tierra. Estas enfermedades se filtran en el reino vegetal, que es comido por el reino animal; la gente come animales, y el ciclo se repite era tras era. Hemos consumido alimentos así contaminados desde tiempos inmemoriales. Hasta que reconozcamos que la incineración es la única forma higiénica de devolver a la tierra los cuerpos físicos muertos, continuaremos con este modelo de la mala salud de generación en generación.

ML: ¿Cómo podemos desarrollar un nuevo enfoque a la salud?
BC: Mucha gente soporta grandes limitaciones de salud y sufre relativamente de mala salud. Para los que viven en barrios céntricos superpoblados no puede ser de otra manera.
Durante la revolución industrial del siglo XIX, el crecimiento de las ciudades tuvo lugar, y con ellas todas las enfermedades que salieron a la superficie durante esa época. Muchas de esas enfermedades han sido dominadas progresivamente, al trasladarse las personas del mundo desarrollado de los centros urbanos a barrios más saludables donde hay árboles, sol, y alrededores pacíficos. La incidencia de tales enfermedades entre la gente con más recursos ha bajado espectacularmente, pero siguen dándose entre la gente más pobre que vive en los núcleos urbanos.
Si se encierra en un espacio cerrado y reducido a mucho ratones, éstos se vuelven locos y se matan entre ellos. En un espacio menos reducido la misma cantidad de ratones vive en armonía. De igual manera, una gran parte de los males sociales, la violencia y discordia en los núcleos urbanos, se debe a la superpoblación. Hay personas que viven 10 y 12 en una sola habitación. Esto no pertenece al pasado, salvo en las áreas mejor desarrolladas del mundo desarrollado. En todo el mundo en vías de desarrollo, así como en muchas partes del mundo desarrollado, especialmente en los barrios céntricos más pobres, estas situaciones son frecuentes, y la mala salud es la consecuencia natural. Estos son problemas que nosotros debemos abordar y remediar.

ML: Usted ha mencionado la alimentación adecuada como prioridad. Ciertamente eso también contribuiría a mejorar la salud.
BC: En efecto, uno de los problemas actuales es que, incluso la gente que come suficiente sufre mala salud, porque los alimentos están desnaturalizados. A través de los fertilizantes químicos hemos desnaturalizado la misma tierra en la que crecen los alimentos. No es la cantidad de alimentos lo que importa; es la energía vitamínica en ellos lo que nos mantiene sanos y nos protege de las enfermedades. Los complementos vitamínicos no pueden compensar la falta de energía vital producida directamente por el sol. Cuando el alimento está desnaturalizado por métodos químicos de producción agrícola, la cantidad de alimentos tiene poco o ningún efecto en la nutrición del cuerpo. Un retorno a métodos biológicos más tradicionales en la agricultura, restaurará la vitalidad de los alimentos.

ML: El SIDA es una de las enfermedades más devastadoras a la que se enfrenta ahora la humanidad. Desde su punto de vista ¿cuál es la causa y cómo podemos tratar esta enfermedad? ¿Habrá una vacuna contra el SIDA?
BC: A mi entender el virus del SIDA se desarrolló inicialmente en muy pocas personas que, por una especie de obsesión sexual, cambiaron la actividad sexual del cuerpo físico, donde es normal, al plano mental, donde no lo es. Ese cambio al plano mental incrementó enormemente la fuerza de esa obsesión, y el efecto en el cuerpo físico de estos pocos individuos fue el deterioro del sistema que mantiene la vida; sus sistemas inmunes se colapsaron. Este colapso creó el virus conocido como VIH. Pero sólo ocurrió en un número muy reducido de personas.
El problema es que el virus es increíblemente infeccioso. Puede ser transmitido muy fácilmente a través de todos los fluidos del cuerpo. Pero por supuesto no todos los infectados por el virus del SIDA mueren por causa de éste. Los efectos dependen del sistema inmunitario. Existen algunos con un sistema inmune muy fuerte que puede aniquilar al virus VIH. Pero en muchos casos eso no sucede y la enfermedad realmente es un azote para la humanidad.
Mi información es que, en un futuro no muy lejano, se creará una vacuna que detendrá el SIDA. No será una cura en sentido absoluto, pero frenará su transmisión y reducirá los efectos de la enfermedad. La verdadera curación será a largo plazo y dependerá, así lo tengo entendido, de una transformación del pensamiento en la humanidad: La capacidad de reconocer en nosotros nuestra verdadera luz interior, y de ser conscientes de nosotros mismos en lo que Maitreya llama el Ser o Dios. En vez de identificarnos con Dios o el Ser, nos identificamos con los vehículos, lo que Maitreya llama los 'templos' del Ser: los cuerpos físico, emocional y mental. Confundimos al Ser con dichos cuerpos, que no son el Ser. Estos son simplemente vehículos que el Ser usa para experimentar en este nivel.
Si nos identificamos con el cuerpo físico, sufrimos las enfermedades y limitaciones de éste. Si nos identificamos con nuestras emociones o nuestra mente, sufrimos enfermedades emocionales y mentales. Si mediante las enseñanzas de Maitreya, somos capaces de identificarnos con el Ser que está detrás de todos estos vehículos, entonces la energía de ese Ser puede infundir a sus vehículos su luz y curar SIDA y cualquier otra enfermedad. Ninguna enfermedad puede resistirse al fluir de la energía del Ser. En realidad, muchas personas que utilizan diferentes formas de meditación están comenzando a curarse del SIDA.
Maitreya ha creado también una red de manantiales o fuentes de 'agua milagrosa' en diferentes partes del mundo. Por ejemplo en Tlacote, a dos horas de camino de Ciudad de México, el propietario de un rancho descubrió una corriente de agua subterránea a la que se le atribuyen propiedades curativas milagrosas. Muchos de los miles de visitantes que acuden al lugar han dicho ser curados de todo tipo de enfermedades. Otra fuente ha sido descubierta cerca de Nueva Delhi, en India, donde 20.000 personas cada día vienen para llevarse agua de una fuente que estaba totalmente seca y de repente se llenó de esta agua curativa. Una manifestación similar fue descubierta en Nordenau, a 100 Km al este de Düsseldorf, en Alemania. En muchas partes del mundo existen ahora estas aguas curativas, y Maitreya continuará produciéndolas. Estas contribuirán enormemente en la eficacia de la sanación en un futuro muy inmediato.

ML: ¿Qué diría Usted sobre la oración como posibilidad?
BC: Maitreya ha dicho que quienes sufren de SIDA o cáncer y Le recen, recibirán Su bendición y ayuda..

ML: Relacionado con la cuestión de la salud, está el tema de la muerte y el morir. La mayoría de nosotros nos asustamos ante la perspectiva de la muerte. ¿Cómo podemos desarrollar un nuevo enfoque a la muerte y el morir que sea más positivo, y menos causante de temor?
BC: Es un proceso gradual de comprensión de que la muerte no es el fin. Yo pensaba que las sociedades espiritistas del siglo XIX y principios de este siglo habían probado a toda persona de mente abierta que existe la vida después de la muerte, que alguna forma de conciencia continúa más allá de la muerte. Esta comprensión ganará gradualmente aceptación cuando cada vez más personas empiecen a experimentarla, y esto ya está ocurriendo ahora. Muchas personas están teniendo experiencias en el umbral de la muerte, y existen muchos libros sobre estas.
Bajo hipnosis hay gente que ha retrocedido en su experiencia de la vida hasta su muerte anterior e incluso hasta encarnaciones anteriores. No estoy seguro de si esto demuestra la doctrina de la reencarnación (de la cual personalmente no dudo), pero sí que demuestra la existencia de la continuidad de conciencia después de la muerte. Cuando este conocimiento esté lo suficientemente difundido, se hará más respetable, y las personas gradualmente perderán su temor a la muerte.
Un gran acontecimiento está por producirse que tendrá un efecto espectacular sobre los conceptos de la vida y la muerte que tiene la gente: la aparición en el mundo de Maitreya, el Instructor del Mundo, y Su grupo de Maestros. Desde el punto de vista cristiano, Maitreya es el Cristo que ha regresado, y muchos de los Maestros estuvieron junto a Jesús en Palestina. Se darán a conocer como tales. La gente verá que ellos son los mismos seres, ahora en cuerpos diferentes, y que siguen viviendo y evolucionando en su propio camino superior. Gradualmente el miedo a la muerte desaparecerá.

ML: ¿Qué nuevas técnicas de sanación podemos esperar ver en el futuro?
BC: Maitreya se ha referido a una nueva tecnología que denomina Tecnología de la Luz, y que usa directamente la energía solar. Esto nos proporcionará la energía para todas nuestras necesidades - industria, transportes, calefacción - y también la sanación. En realidad, El dice que en lo que se refiere a la sanación, con un avance en nuestra ingeniería genética actual, los órganos podrán ser reconstruidos. En vez de ir al hospital para hacerse sacar un órgano o recibir un transplante, se podrá reconstruir dicho órgano mediante esta nueva tecnología. Esto será un enorme estímulo para la salud de la humanidad.

ML: ¿Cuándo podremos esperar ver algo de esta tecnología?
BC: Ya existe en Rusia una ciudad que recibe toda su energía para calefacción e iluminación directamente del sol a través de un satélite. En general, yo diría que en un futuro muy próximo, quizás de aquí a 10 o 15 años, la Tecnología de la Luz se utilizará en sus formas más elementales y primarias.

ML: ¿Podemos esperar mayor colaboración entre los sanadores que usan diferentes enfoques a la sanación?
BC: En efecto. La especialización ha supuesto enormes avances en determinadas direcciones, pero un especialista suele ser bastante ignorante en materias que no pertenecen a su especialidad. Grupos de técnicos de la salud -- doctores, asesores, especialistas y sanadores de todo tipo -- trabajarán en estrecha colaboración. Habrá un cirujano, por ejemplo, trabajando con un homeópata y un experto en acupuntura, así como alguien que se conozca como un sanador, y alguien que sea un experto en chakras, los centros de energía en la columna que existen en el plano físico etérico. La salud del cuerpo físico depende completamente del funcionamiento correcto del sistema endocrino, y éste a su vez depende de un correcto equilibrio energético en los chakras.
Los científicos están por descubrir la existencia de los planos etéricos de la materia. Cuando estos planos sutiles sean descubiertos, seremos capaces de practicar todo tipo de técnicas de sanación que no podemos practicar actualmente.

ML: ¿Desea hacer algún otro comentario general respecto a la salud y la sanación y lo que podemos esperar ver en un tiempo futuro?
BC: La tensión nerviosa que existe actualmente en todas partes, es consecuencia de la competencia y el miedo. -- miedo al fracaso, la enfermedad, la muerte, la guerra, las catástrofes y el desorden económico. La presión que estos temores imponen sobre la humanidad resulta inevitablemente en trastornos psicosomáticos. La cura está en el restablecimiento del equilibrio. Cuando establezcamos el equilibrio en nuestras vidas mediante una reestructuración de nuestras instituciones políticas, económicas y sociales, veremos que la salud de la humanidad mejorará espectacularmente. No tendremos que invertir grandes sumas de dinero para mantener la salud. De hecho, la prevención de las enfermedades se convertirá en la norma. Generalmente, las enfermedades pueden prevenirse con más facilidad que curarse.




[REGRESO A LA HOME PAGE] [MAPA DEL SITIO] [AVISO LEGAL] [POLÍTICA DE PRIVACIDAD Y COOKIES]