Revista: SHARE INTERNACIONAL
Ejemplar: Octubre 2016
Título: La ayuda es necesaria – y es ofrecida
Autor: por el Maestro —, a través de Benjamin Creme


Artículo por el Maestro —, un miembro antiguo de la Jerarquía de los Maestros de Sabiduría.
Su nombre, bien conocido en círculos esotéricos, no ha sido aún revelado por diversas razones.
Benjamin Creme está en constante contacto telepático con el Maestro que le dicta Sus artículos


Desde el comienzo de la revista Share International, el Maestro de Benjamin Creme ha proporcionado artículos para que fuesen publicados no sólo en el momento que fueron escritos, sino también cuando fuese apropiado según las circunstancias mundiales.

La ayuda es necesaria – y es ofrecida

Por el Maestro —, a través de Benjamin Creme, Septiembre 2006

Pronto quedará claro que sin ayuda los hombres tienen muy poco tiempo para rectificar los problemas, ecológicos, políticos y económicos que causan caos, peligro y extremismo a la mayoría de personas en la Tierra. Es una situación única en la historia de la Tierra. Mucho depende de que el hombre comprenda que tienen, como custodios, la responsabilidad de cuidar con esmero el bienestar del planeta y de todos sus reinos, y de traspasar un hogar planetario vibrante y saludable a las futuras generaciones. Tan insalubre se ha vuelto el planeta por la acción depredadora y negligencia arrogante del hombre, que, si éste fuese humano, suscitaría serias dudas de su recuperación. El hogar del hombre y de los reinos inferiores debe sanarse para cumplir su papel en el Plan evolutivo.

El caos reina, igualmente, en la esfera política. Las naciones son lideradas por grupos dedicados al pasado, incapaces de ver que sus métodos ya no son aplicables a las necesidades actuales y futuras. Con los ojos vendados y arrogantes, se pavonean por el escenario de la vida como actores pasados de moda, inseguros de su dirección o sus líneas. La puerta con el cartel de SALIDA se cierne amenazante sobre estos destructivos usurpadores del poder.

Las esferas política y social son las más tristes de todas. Mientras la riqueza del mundo fluye cada vez a menos manos, incontables millones de personas suplican por lo mínimo para sobrevivir. Millones de personas están demasiado débiles para suplicar, y mueren, abandonadas, antes de que puedan saborear la vida. ¿Qué pueden hacer los hombres para rectificar estas condiciones tristes y peligrosas? ¿A quién pueden dirigirse para pedir ayuda en su agonía?

Sólo existe una fuente de ayuda para los hombres en su extrema necesidad. Esa ayuda está a su disposición si la solicitan. Nosotros, vuestros Hermanos Mayores, sólo buscamos vuestro bienestar y felicidad, y estamos listos para ayudaros y para indicar el camino hacia un futuro mejor para todos.

Nosotros vemos a todos los hombres como Uno, hermanos y hermanas de una gran familia. Los hombres necesitan, también, desterrar de sus corazones el sentido de separación, y redescubrir la realidad de la fraternidad que yace en el corazón de la condición humana. Los hombres, todos los hombres, son Dioses potenciales y las necesidades deben crear las condiciones en las cuales ellos puedan florecer. Nosotros os ayudaremos a hacer esto, gustosamente, cuando realicéis el primer paso en esa dirección. Ese primer paso no es difícil ni tampoco conlleva peligro. No tenéis nada que perder y vuestra divinidad que ganar: ese primer paso se denomina Compartir.




[REGRESO A LA HOME PAGE] [MAPA DEL SITIO] [AVISO LEGAL] [POLÍTICA DE PRIVACIDAD Y COOKIES]