Revista: SHARE INTERNACIONAL
Ejemplar: Mayo 2014
Título: La nueva civilización
Autor: por el Maestro —, a través de Benjamin Creme


Artículo por el Maestro —, un miembro antiguo de la Jerarquía de los Maestros de Sabiduría.
Su nombre, bien conocido en círculos esotéricos, no ha sido aún revelado por diversas razones.
Benjamin Creme está en constante contacto telepático con el Maestro que le dicta Sus artículos


La nueva civilización

El Maestro —, a través de Benjamin Creme, SI Agosto 1982

Al comienzo de esta Nueva Era que está naciendo es difícil para muchos imaginar el tipo de civilización y cultura que agraciarán los siglos venideros. La mayoría de los intentos para hacerlo permanecen atrapados en una visión materialista; rara vez se ve el esfuerzo realizado por encarnar la aspiración de la humanidad por una vida de expresión y significado espirituales.

Intentemos concebir el futuro en términos de la nueva civilización y cultura. Pronto, se darán los primeros pasos en dirección a la nueva dispensación. Pronto, se establecerán las nuevas señales, indicando el camino hacia adelante a la humanidad. Al principio, los cambios serán graduales pero finalmente, cobrando velocidad, todo será reformado.

Consideremos la naturaleza de los elementos que constituirán la nueva civilización. La actitud que destacará en la nueva época será el intento de crear correctas relaciones, de expresar la buena voluntad. Un cambio masivo en el énfasis del individuo al grupo reorientará a la humanidad según unas líneas más fructíferas, y se reflejará en la creación de estructuras más acordes con el Plan de Dios. Otra característica del tiempo futuro será el deseo de conocer mejor la naturaleza de Dios y de llegar a una relación más estrecha con esa Divinidad. De ser algo periférico en la vida de los hombres, como es hoy en día, este objetivo será primordial en la vida de millones de personas. Acompañando este nuevo enfoque hacia Dios, habrá una nueva reverencia hacia todas las manifestaciones de la vida, acercando así a los hombres a un mejor alineamiento con los reinos subhumanos. Este nuevo sentido de responsabilidad por los reinos inferiores acelerará su evolución y así servirá al Plan.

Dentro de poco, un nuevo enfoque hacia la ciencia abrirá el camino para un completo reajuste en la actitud de los hombres hacia la Realidad en la cual vivimos. La nueva ciencia mostrará a la humanidad que todo es Uno, que cada parte fragmentada de la cual somos conscientes está íntimamente conectada con todas las demás, que esa relación está gobernada por ciertas leyes, matemáticamente determinadas, y que dentro de cada fragmento está el potencial del Todo. Este nuevo conocimiento transformará la experiencia de los hombres del mundo y de cada uno y les confirmará la verdad de que Dios y hombre son Uno. Así, la nueva ciencia demostrará la divinidad del hombre y conducirá hacia el establecimiento de la Nueva Religión Mundial. El antiguo cisma entre religión y ciencia será remediado y un nuevo impulso será dado al crecimiento espiritual del hombre.

En este fértil clima, los poderes psíquicos ocultos del hombre se revelarán de forma natural y el vasto potencial de la mente humana conquistará el espacio y el tiempo y controlará las energías del universo mismo. Los recursos del espíritu humano son ilimitados. En un crescendo de revelación, la gloria de los mundos ocultos se revelará ante la mirada atónita del hombre y la completa magnitud de la creación divina será comprendida.

Todo esto aguarda al hombre mientras se encuentra al borde de la experiencia Acuariana. Las aguas de vida de Acuario, canalizadas hacia él por el Cristo, despertarán en él su conciencia divina latente y le mostrarán el Dios que es. Bajo la sabia orientación del Cristo y Sus Hermanos, el hombre alcanzará la total estatura de la divinidad revelada que es su derecho de nacimiento, aunque él lo desconozca..

Etapa tras etapa, siglo tras siglo, el hombre construirá una civilización que demostrará su creciente manifestación de la divinidad; una cultura en la cual la belleza de la creación divina se expresará en todos sus aspectos, un espejo en el cual la Idea Divina se reflejará en toda su gloria.

Así el hombre tomará su verdadero lugar en el esquema de las cosas según el Plan Divino. Así, bajo la inspiración del Cristo, él transformará este mundo –separado por el temor, el dogma y el odio– en aquel en el que la Ley del Amor gobierna, en el que todos los hombres son hermanos, en el que todo lo que pertenece a la divina naturaleza ocupa la atención del hombre y controla su vida. Así se realizarán los sueños de divinidad del hombre, se alcanzará su potencial, se cumplirá su destino.

 

La nueva civilización escrito por el Maestro — a través del Benjamin Creme en 1982 es especialmente apto para este momento y encaja bien con la Recopilación de este mes, por ello nuestra decisión de reimprimirlo con la aprobación del Maestro. Como los lectores podrán notar en la introducción de la Recopilación se puede decir ahora que el mundo está indudablemente en la Era de Acuario




[REGRESO A LA HOME PAGE] [MAPA DEL SITIO] [AVISO LEGAL] [POLÍTICA DE PRIVACIDAD Y COOKIES]