Revista: SHARE INTERNACIONAL
Ejemplar: Junio 2013
Título: ¿Hacia dónde ahora?
Autor: por el Maestro —, a través de Benjamin Creme


Artículo por el Maestro —, un miembro antiguo de la Jerarquía de los Maestros de Sabiduría.
Su nombre, bien conocido en círculos esotéricos, no ha sido aún revelado por diversas razones.
Benjamin Creme está en constante contacto telepático con el Maestro que le dicta Sus artículos


¿Hacia dónde ahora?

Por el Maestro —, a través de Benjamin Creme, 9 de Mayo de 2013

Se hace cada vez más obvio que los sistemas económicos de la actualidad ya no funcionan. Demasiados, realmente millones, son excluidos de su derecho a comida suficiente para sustentar la vida. La capacidad productiva de este planeta es inmensa, pero tan inadecuados y desiguales son los medios de distribución que millones de personas sufren y mueren sin causa. Los hombres saben que esto es cierto pero no obstante poco se hace para remediar este crimen.

¿Hacia dónde ahora? ¿Durante cuánto tiempo más deben los pobres sufrir de esta manera? ¿Durante cuánto tiempo pueden las naciones sostener esta iniquidad antes de que una catástrofe inconmensurable engulla al mundo?

¿No es extraño que los hombres nunca hayan buscado remedio a esta eterna y trágica situación en la cual millones de personas sufren y mueren de necesidad en medio de la abundancia? La más sencilla de las soluciones, parecería, nunca se les ha ocurrido a aquellos que nadan en la abundancia. ¿Por qué no la simple justicia revela la solución? Que los ricos hayan de compartir las riquezas que controlan no es solo sensato y justo sino esencial para la paz mundial y el beneficio de todos si se quiere asegurar la supervivencia de todos.

No os equivoquéis, los hombres deben comprender que el compartir no es simplemente una idea buena y justa sino que es esencial si la humanidad quiere sobrevivir. Solo el sabio y justo compartir traerá la paz que todos los hombres desean. Porque sin compartir nunca surgirá la confianza.

Estad seguros de que Maitreya mismo dirá a los hombres esta simple verdad y abrirá sus ojos a los beneficios que le seguirán. Convertíos en uno de Sus muchos trabajadores que buscan establecer la necesidad para el compartir y la justicia. Recordad que ningún hombre está separado y solo, que todos los hombres, sabiéndolo o no, están unidos por lazos invisibles en un largo viaje de revelación continuada. Renunciad al sendero de la separación y ayudad a vuestros hermanos y hermanas en el camino.




[REGRESO A LA HOME PAGE] [MAPA DEL SITIO] [AVISO LEGAL] [POLÍTICA DE PRIVACIDAD Y COOKIES]