Revista: SHARE INTERNACIONAL
Ejemplar: Enero/Febrero 2013
Título: La importancia de la Unidad
Autor: por el Maestro —, a través de Benjamin Creme


Artículo por el Maestro —, un miembro antiguo de la Jerarquía de los Maestros de Sabiduría.
Su nombre, bien conocido en círculos esotéricos, no ha sido aún revelado por diversas razones.
Benjamin Creme está en constante contacto telepático con el Maestro que le dicta Sus artículos


La importancia de la Unidad

Por el Maestro —, a través de Benjamin Creme, 12 de Enero de 2013

Cuando los hombres miren atrás a este momento, lo verán como un tiempo en el cual demostramos, simultáneamente, cada aspecto de nuestro ser, tanto los logros como los defectos. Esto, por supuesto, no sorprende, dado que los hombres en todas partes se encuentran en diversos puntos en la escala evolutiva pero, aceptando estas divisiones naturales, que el mismo tiempo reducirá, falta, aún, una unidad de enfoque y una comprensión de las necesidades de todos.

¿Por qué debería ser esto así? Durante largas eras las enseñanzas de las sucesivas religiones y la eminencia de poderosos individuos sustentaron una cierta unidad de pensamiento en la humanidad en evolución. Hubo, por supuesto, muchos periodos de guerra y disensión pero en cierto nivel la influencia unificadora de las grandes religiones fue mantenida. Actualmente, la individualidad es tan potente, tan valorada y recompensada, que, a pesar de sus múltiples logros, esta preciosa individualidad se ha convertido en el mayor peligro para el hombre.

La Unidad en cualquier sentido real está casi vencida, incluso, o quizás especialmente, en el campo religioso. Pocos hay que ven instintivamente, como norma, las necesidades esenciales de todos los hombres. Allí yace el peligro.

Las fuerzas civilizadoras de la Justicia y la Libertad, no obstante, están despertando a millones de personas a su derecho de nacimiento. Poco a poco, las mentes de los hombres están girándose hacia las necesidades de todos. Esto, naturalmente, es contrario a la incitante llamada de la individualidad. Por ello la actual tensión extraordinaria y las condiciones caóticas en el mundo. Los problemas, políticos y económicos, son básicamente de una naturaleza espiritual pero solo pueden solucionarse en los campos político y económico. La Unidad debe buscarse y manifestarse. De otro modo las tensiones impuestas por las condiciones actuales conducirán a los hombres a las acciones más peligrosas. Por esta razón Maitreya pide la Unidad, una comprensión de las necesidades de todos.

La paz es esencial pero solo puede lograrse donde reine la Justicia. La Justicia, se descubrirá, necesita de las calmadas aguas de la Confianza para su logro. Solo el compartir es el remedio de Maitreya para todos nuestros males. Solo el compartir llevará a los hombres, confiando, a la mesa en donde se logrará la Justicia y se asegurará la Paz.




[REGRESO A LA HOME PAGE] [MAPA DEL SITIO] [AVISO LEGAL] [POLÍTICA DE PRIVACIDAD Y COOKIES]