Revista: SHARE INTERNACIONAL
Ejemplar: Mayo 2012
Título: Agua en vino
Autor: por el Maestro —, a través de Benjamin Creme


Artículo por el Maestro —, un miembro antiguo de la Jerarquía de los Maestros de Sabiduría.
Su nombre, bien conocido en círculos esotéricos, no ha sido aún revelado por diversas razones.
Benjamin Creme está en constante contacto telepático con el Maestro que le dicta Sus artículos


Agua en vino

Por el Maestro —, a través de Benjamin Creme, 15 de Abril de 2012

Como a menudo es el caso, los europeos están buscando una siempre esquiva unidad. Esta vez el problema es principalmente económico. El Mercado Común, en esta difícil crisis económica, se deshilacha en las costuras y pierde su precaria unidad.

EEUU, en un año de elecciones, anda con cautela, ansioso por ver una mejora en el comercio y una reducción de responsabilidad en el extranjero. Israel, por tanto se envalentona por asumir la tarea de presionar a Irán. Mientras tanto, China prospera y se enriquece mientras que la vecina Rusia imita a los EEUU de la década de 1930. Así los intransigentes del viejo orden luchan por mantener a flote el barco que zozobra en el torbellino de las nuevas y más justas energías de Acuario. La Era de Síntesis está sobre nosotros, reconocida o no, y cada nuevo día graba su sello en el mundo.

Solo los jóvenes, y los jóvenes de corazón, parecería, reconocen las dimensiones del cambio. Solo ellos saben que la justicia y el amor nunca pueden desecharse sin dolor. Así es con los jóvenes hoy que reconocen una nueva nota en la canción de la Tierra y buscan, con todos los medios abiertos a ellos, hacer que se escuche. Enormes cantidades de personas en todo el mundo están empezando a responder a este nuevo tema y buscan medios válidos para implementar su anhelo por el cambio.

Muchos están empezando a comprender lo fundamental de la vida y con valor dan fe de su verdad: Compartir, Justicia y Amor, ellos comprenden, son los ingredientes esenciales de una civilización basada en la comprensión de que todos los hombres son Dioses. De esta forma el mundo está siendo preparado lentamente para un concepto completamente nuevo del significado de la vida.

Incansablemente, Maitreya y Su grupo enseñan las antiguas formas hacia la felicidad y la divinidad, porque ambas son uno. Cuando los hombres entiendan verdaderamente esta simple ley ellos gustosamente renunciarán a los patrones del pasado: la profana división que sustenta la codicia de tantos, el desprecio de los ricos por los pobres y el ansia por el poder y la guerra.

Ellos dejarán atrás esta escoria que ha controlado su imaginación durante tanto tiempo. Ellos escucharán atentamente el consejo de los Maestros y convertirán, ellos mismos, agua en vino.




[REGRESO A LA HOME PAGE] [MAPA DEL SITIO] [AVISO LEGAL] [POLÍTICA DE PRIVACIDAD Y COOKIES]