Revista: SHARE INTERNACIONAL
Ejemplar: Septiembre 2010
Título: Una nueva luz en la humanidad
Autor: por el Maestro —, a través de Benjamin Creme


Artículo por el Maestro —, un miembro antiguo de la Jerarquía de los Maestros de Sabiduría.
Su nombre, bien conocido en círculos esotéricos, no ha sido aún revelado por diversas razones.
Benjamin Creme está en constante contacto telepático con el Maestro que le dicta Sus artículos


Una nueva luz en la humanidad

Por el Maestro —, a través de Benjamin Creme, 11 de Julio de 2010

Ya, las Fuerzas de la Luz están ganando terreno, realizando progresos, ganando corazones y mentes. Incluso ahora, es posible predecir un certero y seguro desenlace a la lucha que se ha estado librando, aunque desconocida para la mayoría de hombres, por el futuro del planeta Tierra y sus habitantes.

Durante incontables eras, esa lucha se ha librado en todos los planos, en todas las condiciones y situaciones, y constituye el tejido mismo de la historia del mundo. Al fin, finalmente, una nueva luz puede observarse en el aura de la raza de los hombres, una que augura bien para el futuro de la raza. ¿De dónde surge esta nueva luz? Es, por supuesto, el resultado de muchos acontecimientos y bendiciones, pero sobre todo, es la señal de que los hombres están empezando a verse en una nueva luz, comenzando a percibirse como al menos potencialmente divinos, ciertamente más dignos y meritorios de lo que habían pensado, y capaces de crear un mundo del que puedan enorgullecerse.

A pesar del dolor y del sufrimiento tan generalizados actualmente, muchos están percibiendo una nueva confianza en ellos mismos y en el futuro, una nueva esperanza de que los males presentes son transitorios, y que un tiempo mejor está cercano.

Despertar

Viendo esta nueva luz dentro de la humanidad, Maitreya sabe que los hombres están despertando a Sus esfuerzos y energías, que las nuevas potencias de Acuario están cumpliendo su promesa, y están aglutinando a los hombres en una unidad percibida de propósito y orgullo.

De ahora en adelante, este sentido de la unidad emergente, y la fortaleza que engendra, se manifestará cada vez más, y conducirá a la acción organizada de muchos para mejorar su suerte, para cambiar las condiciones que denigran a los hombres y les dejan indefensos. De esta forma, un cambio sustancial en las condiciones del mundo tendrá lugar en un período de tiempo relativamente corto. Los hombres están llegando al fondo de su infortunio autoinducido.

La destructividad y la guerra, la complacencia, el egoísmo y la codicia, han desempeñado todos un papel en la creación de estas dolorosas condiciones. El despertar, la nueva luz, es una señal de que los hombres están empezando a comprender la Gran Ley: sólo la inofensividad lleva a los hombres a una correcta relación con la Ley de Causa y Efecto, la Ley fundamental de nuestras vidas. Éste es un axioma espiritual pero uno que la raza humana ha encontrado difícil de comprender o aceptar. Tal comprensión y aceptación cambiaría para siempre, y de un plumazo, gran parte del innecesario dolor y sufrimiento en nuestro mundo.

Las Energías Acuarianas, aumentando en potencia con cada día que pasa, harán más fácil para los hombres ver la necesidad de la inofensividad. Estas fuerzas benignas trabajan hacia la fusión y la síntesis y así atenúan el deseo de la competencia y del individualismo marcado. Las señales están empezando a mostrar que el hombre está en su camino.




[REGRESO A LA HOME PAGE] [MAPA DEL SITIO] [AVISO LEGAL] [POLÍTICA DE PRIVACIDAD Y COOKIES]