Revista: SHARE INTERNACIONAL
Ejemplar: Junio 2008
Título: Cuando los hombres miren atrás
Autor: por el Maestro —, a través de Benjamin Creme


Artículo por el Maestro —, un miembro antiguo de la Jerarquía de los Maestros de Sabiduría.
Su nombre, bien conocido en círculos esotéricos, no ha sido aún revelado por diversas razones.
Benjamin Creme está en constante contacto telepático con el Maestro que le dicta Sus artículos


Cuando los hombres miren atrás

Por el Maestro -, a través de Benjamin Creme, 23 de abril de 2008

Dentro de unos pocos años, mirando hacia atrás, los hombres se preguntarán por qué tardaron tanto tiempo en realizar la acción más obvia y natural: compartir los recursos del mundo. Experimentando con entusiasmo la nueva estabilidad, la falta de tensión, la facilidad de la cooperación internacional, los hombres se preguntarán cómo pudieron haber estado tan ciegos a lo evidente, tan tercos y destructivos para sus propios mejores intereses durante tanto tiempo.

La humanidad se encuentra ahora en el umbral de una experiencia completamente nueva en la cual cada decisión global y acto será visto como una mejora, que nutre y santifica sus vidas, y fortalece los lazos de Fraternidad que, hasta entonces, han ignorado y casi olvidado. De buena gana, los hombres entonces trabajarán juntos para el Bien Común, dejando atrás firmemente el odio y la desconfianza del pasado. Así emergerá una nueva afinidad como Buena Voluntad y Respeto, como una levadura vitalizante, saturando sus despiertas vidas. Así, también, en una medida cada vez más creciente, el amor y la alegría abrazarán y aligerarán los corazón de los hombres y mujeres de todas partes.

Alquimia

¿Qué alquimia sutil podría conseguir esta mágica transformación en las vidas de los hombres? No la alquimia sino la divinidad que mora en los corazones de los mismos hombres, evocada y exteriorizada por el prodigio del Amor de Maitreya. "Compartir", Él ha dicho, "es divino; el primer paso hacia el compartir es el primer paso hacia tu divinidad". En el hombre mismo yace la completa dimensión de esa divinidad. El compartir demostrará que el hombre es un Dios en potencia y está equipado para expresar la Voluntad creativa de su Fuente.

Lento pero seguro, ese Propósito creativo se manifestará a través de los hombres y así dirigirá sus acciones y decisiones. El antiguo desorden se desvanecerá y desaparecerá como un recuerdo borroso de un pasado distante e infantil. Así será.

Futuro brillante

Nosotros, vuestros Hermanos mayores, vemos cada vez con más claridad los perfiles de un futuro brillante que se extiende por delante de los hombres; Nosotros vemos los anteproyectos de una ciencia que asombrará a las mentes más fecundas y brillantes de hoy; Nosotros vemos, también, un arte cuya belleza y poder creativo nunca ha sido contemplado, hasta ahora, por los hombres.

Sobre todo, Nosotros reconocemos que este flujo creativo, sin precedentes en dimensión en la historia humana, es el resultado inevitable del gran cambio interior que la humanidad está experimentando: aprendiendo a vivir dentro de las Leyes de la Vida. Cuando los hombres vean y comprendan esto conscientemente, como un hecho de la vida, ellos realizarán, con gusto, los pasos que conducen directamente a la Paz y la Justicia, la Libertad y las Correctas Relaciones. Ese primer paso se llama Compartir.

Con Maitreya, el Señor del Amor, y Su grupo de Maestros para ayudar y guiar, cómo puede el hombre no lograr ver que el Compartir y las Correctas Relaciones son lo mismo, tienen el mismo impulso: demostrar el afán de Unidad que subyace nuestra aparente separación, y así revelar la verdadera naturaleza de los hombres como Dioses.




[REGRESO A LA HOME PAGE] [MAPA DEL SITIO] [AVISO LEGAL] [POLÍTICA DE PRIVACIDAD Y COOKIES]