Revista: SHARE INTERNACIONAL
Ejemplar: Mayo 2008
Título: Las ciudades del mañana
Autor: por el Maestro —, a través de Benjamin Creme


Artículo por el Maestro —, un miembro antiguo de la Jerarquía de los Maestros de Sabiduría.
Su nombre, bien conocido en círculos esotéricos, no ha sido aún revelado por diversas razones.
Benjamin Creme está en constante contacto telepático con el Maestro que le dicta Sus artículos


Las ciudades del mañana

Por el Maestro -, a través de Benjamin Creme, 12 de abril de 2008

Si y cuando un hombre de Marte aterrizara su nave espacial en la Tierra y mirara a su alrededor, él seguro se sorprendería de su entorno. A menos que su misión le llevara al campo, él se preguntaría cómo las personas de la Tierra pueden tolerar la monotonía abyecta y cruda fealdad de tantas poblaciones y ciudades del mundo. La profusa miseria de los más pobres sólo es igualada por la ostentosa y árida prepotencia de los más ricos. Dondequiera que uno mire en la Tierra, parecería, bloques de oficinas como gigantescos hormigueros cubren el terreno, rodeados de incontables filas de cubos casi idénticos en los cuales las hormigas exhaustas se recuperan durmiendo. Por supuesto, nuestro amigo de Marte descubriría, que existen excepciones a esta ubicua mediocridad privadora de vida, pero, descubriría, que todas son reliquias del pasado, mantenidas y preservadas orgullosamente como centros turísticos de placer mientras que la población local se las arregla en silenciosa envidia.

Lo anterior es, por supuesto, una caricatura, pero no es por nada que entre las prioridades de Maitreya esté el embellecimiento de nuestras ciudades. Una ciudad es más que sólo un sitio donde se puede hacer dinero y disfrutar de los frutos de la creación. Es un Centro, un Imán que congrega a grupos de personas para intensificar y enriquecer la conciencia de todos. Es un lugar en el cual el alma de un país al que agracia puede manifestarse y adornar los logros de los hombres en todas partes. Una ciudad, por tanto, debe ser un lugar de belleza, de gran variedad y color, con muchas zonas tranquilas para la meditación y el reposo. No deberían ser demasiado grandes; muchas ciudades modernas repelen en vez de atraer a sus ciudadanos. Deberían ser abiertas y acoger bien a todos, compartiendo sus dones especiales con los residentes y los visitantes por igual.

Centro de energía

Una ciudad es un centro de energía cargado, cada uno diferente y expresando muchos rayos y cualidades diferentes. Juntos, ellos moldean la personalidad de un país y proporcionan la oportunidad para que el alma de la nación se exprese. Cuando Maitreya y los Maestros estén trabajando abiertamente, la importancia de ciertas ciudades se hará más clara.

Ciencia de la Luz

Como grandes centros de población, la ciencia de la energía venidera florecerá de forma natural en las ciudades. La nueva Ciencia de la Luz transformará la apariencia exterior de todas las ciudades del mundo. La energía de la luz, directa del sol, fluirá hacia y desde contenedores de diversos tamaños mientras que el Poder de la Forma determinará la naturaleza de la energía necesaria y almacenada.

Sin duda, llevará muchos años transformar las ciudades del presente en los sitios de belleza en que se transformarán. Sin embargo, los hombres necesitan ser capaces de visualizar que tales ciudades pueden y serán construidas, y que las ciudades existentes se reconstruirán. Al decrecer la población de la Tierra, como lo hará, las ciudades alcanzarán su mejor tamaño final y florecerán.




[REGRESO A LA HOME PAGE] [MAPA DEL SITIO] [AVISO LEGAL] [POLÍTICA DE PRIVACIDAD Y COOKIES]