Revista: SHARE INTERNACIONAL
Ejemplar: Septiembre 2008
Título: Cartas de Lectores sobre Experiencias de Maitreya y los Maestros

CARTAS AL EDITOR

Cuando se escriba a la sección de cartas de Share International, por favor indicar si desea que su nombre sea omitido. En ausencia de indicaciones los editores asumirán que el nombre puede publicarse. A menos que se pida lo contrario, algunas de estas cartas podrían ser reproducidas en nuestra página web. Allí sólo se utilizarán iniciales, ciudad y país.
Debido al espacio disponible, en esta sección sólo se publicará una selección de todas las cartas que se publican en la versión inglesa de la revista.
Debido al creciente número de cartas recibidas, podrían pasar meses hasta que una carta fuera publicada. Por favor abstenerse de enviar una misma carta más de una vez, puesto que puede causar retrasos y confusión.

Durante muchos años, algunos de los Maestros, en especial Maitreya y el Maestro Jesús, se han aparecido en las conferencias y Meditaciones de Transmisión de Benjamin Creme. Ellos también se aparecen, con diferentes disfraces, a un gran número de personas en todo el mundo. Algunas personas envían sus experiencias a la revista Share International. Si las experiencias son autentificadas por el Maestro de Benjamin Creme, las cartas son publicadas.
Estas experiencias son dadas para inspirar, guiar o enseñar, a menudo para curar e inspirar. Muy a menudo, también, llaman la atención, o comentan, de una forma divertida, alguna intolerancia fija, por ejemplo, fumar o beber. Muchas veces los Maestros actúan como "ángeles" salvadores en accidentes, durante tiempos de guerra, terremotos y otras catástrofes.
Ellos utilizan un 'familiar', una forma mental, que parece totalmente real, y a través de la cual los pensamientos del Maestro pueden expresarse: Ellos aparecen como un hombre, una mujer, un niño, a voluntad. Ocasionalmente Ellos utilizan el 'patrón' de una persona real, pero en la mayoría de las veces el 'familiar' es una creación completamente nueva. Las siguientes cartas son ejemplos de este tipo de comunicación de los Maestros.


Todo en su sitio

Estimado Editor,
El 28 y 29 de junio de 2008 el grupo de Meditación de Transmisión de Madison, Wisconsin, organizó un stand en una feria de Cuerpo, Mente y Espíritu sobre la Reaparición de Maitreya. Llegamos temprano la mañana del Sábado y montamos el stand. Yo tenía que cambiarme la ropa y organizar mis notas para dar una charla sobre Meditación de Transmisión más tarde. Me llevé mi mochila, papeles y ropa hasta un banco en una esquina del vestíbulo del hotel para prepararme. Un hombre de unos 45 años, que llevaba una camiseta gris con la palabra 'Mariposa' en el logo se me acercó y preguntó: "¿Así, qué estás haciendo?" Le contesté: "Sólo me estoy organizando". Él dijo: "Te estás organizando, pero todo ya está en su sitio. Las energías están entrando y las cosas se alinean. Como se alienan las estrellas y los planetas. sabes. así". Él colocó una mano sobre la otra indicando el alineamiento y dijo: "Sabes de lo que estoy hablando, ¿no es así?" Contesté que sí, que comprendía.
Luego dijo con una sonrisa: "Disfruta de tu tiempo hoy y cuando acabes. ¡ve a tomarte algo!" Él me miró directamente y dijo: "Esto es realización para ti".
El hombre entró en el restaurante del hotel y después de unos instantes volvió al vestíbulo del hotel. No le volví a ver. ¿Era este hombre alentador Maitreya o un Maestro?
E. T., Madison, Wisconsin, EEUU.
(El Maestro de Benjamin Creme confirma que el hombre era Maitreya.)


Doble bendición

Estimado Editor,
A principios de la década de 1990 mi madre vino de Chicago para visitarme en Nueva York. Era Julio, momento que coincidía con una de las giras de conferencias de verano anuales de Benjamin Creme en EEUU. Le había contado sobre él y ya había asistido a mi primera conferencia el año anterior. Mi madre tenía curiosidad y estuvo de acuerdo en ir a escucharle en el Hotel Pennsylvania. Al final de su charla, Creme comenzó a elevar sus manos para dar una bendición de Maitreya y de Sai Baba. De repente      mi madre profirió un grito sordo. Le pregunté que sucedía, y me informó que acababa de ver "fuego" salir de una de las palmas de Benjamin Creme. Ciertamente yo no vi nada fuera de lo normal.
Después de marcharnos, íbamos caminando por la ciudad hacia mi apartamento, y cuando estábamos a unas dos manzanas cerca de Lexington Avenue, un hombre alto con pelo rubio sucio se nos acercó y nos pidió un dólar para poder comprar algo de comer. Después de oír hablar a Creme, no pudimos decir no, así que busqué en mi bolsillo y le di un dólar. Entonces él pidió otro dólar. Le di otro. Entonces él, nuevamente, me pidió otro. Le dije: "Oye, justo allí hay una pizzería donde sé que puedes comprar un trozo de pizza por dos dólares". Él me agradeció y comenzó a caminar hacia allí. (1) ¿Podría el hombre haber sido Maitreya o el Maestro Jesús? (2) ¿Qué era el "fuego" que vio mi madre? (3) ¿Lo vio alguien más?
J. P., Chicago, Illinois, EEUU.
(El Maestro de Benjamin Creme confirma que (1) el hombre era Maitreya. (2) El "fuego" era la energía de Sai Baba. (3) Sí, no es infrecuente.)


Crear el marco

Estimado Editor,
El 23 de mayo de 2008, un grupo de colaboradoras de Share Japón estábamos sentadas en un sofá en el vestíbulo del hotel donde se celebraba la Conferencia de Transmisión Share Japón. Eran unos 10 minutos antes de que comenzara el mitin. Una elegante pareja de entre 40 y 50 años se acercó y preguntó si podían sentarse. Contestamos: "Por favor, hacedlo". El hombre se sentó confortablemente en una silla en la esquina trasera, pero la mujer se sentó cerca de nosotras y parecía estar escuchando nuestra conversación.
Luego se levantó y acercó a nosotras y comenzó a hablar de forma muy educada. "¿Qué tipo de grupo es Share Japón?", preguntó. "¿Qué hacéis? Parece que habéis venido de bastante lejos, de Miyagi y de todo Japón. (Llevábamos tarjetas de identificación con nuestros nombres.) ¿Sois todas amas de casa, no es así?" La mujer tenía pelo corto, y llevaba una blusa rosa y pantalones. Era delgada y muy hermosa. Por encima de todo, emanaba alegría y viveza y formulaba preguntas con inteligencia y un corazón abierto.
Nos quedamos sorprendidas por sus repentinas preguntas, y durante un instante no encontramos palabras para responderle. Viendo nuestra confusión, acercó aún más su silla hacia nosotras y dijo: "Por favor, me gustaría escuchar lo que hacéis". Ella miró a su marido y dijo: "Querido, ¿por qué no te acercas aquí y escuchas también?" Pero el hombre agitó su mano y dijo sonriendo: "Estoy bien".
Comprendí que debía contarle la información. Me relajé un poco debido a su forma de hablar alegre, clara y amable. Ella estaba muy interesada en nosotras y en Share Japón. Durante un momento, no sabía por dónde empezar, si contarle directamente nuestra información o no, pero finalmente fui capaz de reunir suficiente valor.
"Los problemas de la pobreza, los desastres y el medio ambiente están en una fase crítica, pero en realidad existe un significado profundo detrás de estos problemas", dije. La mujer comentó: "Es cierto. Los temas medioambientales son importantes. ¿Trabaja vuestro grupo en tales problemas?" Yo respondí: "Bueno, somos un grupo de voluntarios que presenta la información esperanzadora que hay detrás de ellos". La mujer preguntó: "¿Es esto sólo en Japón?" Yo contesté: "Existen grupos en todo el mundo, y la principal persona que ha estado presentando esta información es Benjamin Creme. Él ha venido a Japón a impartir charlas, y él también estará aquí en esta conferencia". "Ya veo, es por eso que venís de todo Japón", añadió la mujer.
Sentí que mis palabras y explicaciones eran inadecuadas y deseaba darle más información, así que recogí un panfleto titulado Compartir salvará el mundo. "Por favor, lea esto, porque contiene la información básica que estamos intentando divulgar", le dijo. "Bueno, entonces la leeré", dijo. "Gracias".
Era la hora del mitin, así que nos excusamos y entramos en la sala de conferencias. ¿Eran este hombre y esta mujer personas especiales?
M. M., Miyagi-ken, Japón.
(El Maestro de Benjamin Creme confirma que el hombre era Maitreya y la 'mujer' era el Maestro Jesús.)


Breve y conciso

Estimado Editor,
Estaba trabajando en la recepción en la conferencia de Benjamin Creme en Osaka el 17 de mayo de 2008. Alrededor de las 5 de la tarde, cuando comenzó la sesión de preguntas y respuestas, justo cuando me marchaba de la recepción, un hombre pequeño de unos 70 años con gafas vino corriendo, diciendo: "¡Llego tarde, llego tarde!" Nunca había visto a una persona llegar tan tarde a la conferencia. Entré en la sala con él y me senté a su lado en el centro de la fila, por delante. El Sr. Creme estaba explicando sobre la postal de la 'Mano' de Maitreya y el hombre tomaba notas con un anticuado portaminas. Luego se quedó dormido profundamente con su cabeza inclinada hacia atrás. Eché una ojeada a su cuaderno y decía: "Cuando tienes problemas, sólo tienes que pedir, y la ayuda será dada". Tan pronto como escribió esas dos líneas, se quedó dormido. Pensé que era extraño que alguien que llegara tan tarde se quedara dormido de inmediato. ¿Era un hombre especial?
N. M., Osaka, Japón.
(El Maestro de Benjamin Creme confirma que el hombre era el Maestro Jesús.)




[REGRESO A LA HOME PAGE] [MAPA DEL SITIO] [AVISO LEGAL] [POLÍTICA DE PRIVACIDAD Y COOKIES]