Revista: SHARE INTERNACIONAL
Ejemplar: Junio 2008
Título: Cartas de Lectores sobre Experiencias de Maitreya y los Maestros

CARTAS AL EDITOR

Cuando se escriba a la sección de cartas de Share International, por favor indicar si desea que su nombre sea omitido. En ausencia de indicaciones los editores asumirán que el nombre puede publicarse. A menos que se pida lo contrario, algunas de estas cartas podrían ser reproducidas en nuestra página web. Allí sólo se utilizarán iniciales, ciudad y país.
Debido al espacio disponible, en esta sección sólo se publicará una selección de todas las cartas que se publican en la versión inglesa de la revista.
Debido al creciente número de cartas recibidas, podrían pasar meses hasta que una carta fuera publicada. Por favor abstenerse de enviar una misma carta más de una vez, puesto que puede causar retrasos y confusión.

Durante muchos años, algunos de los Maestros, en especial Maitreya y el Maestro Jesús, se han aparecido en las conferencias y Meditaciones de Transmisión de Benjamin Creme. Ellos también se aparecen, con diferentes disfraces, a un gran número de personas en todo el mundo. Algunas personas envían sus experiencias a la revista Share International. Si las experiencias son autentificadas por el Maestro de Benjamin Creme, las cartas son publicadas.
Estas experiencias son dadas para inspirar, guiar o enseñar, a menudo para curar e inspirar. Muy a menudo, también, llaman la atención, o comentan, de una forma divertida, alguna intolerancia fija, por ejemplo, fumar o beber. Muchas veces los Maestros actúan como "ángeles" salvadores en accidentes, durante tiempos de guerra, terremotos y otras catástrofes.
Ellos utilizan un 'familiar', una forma mental, que parece totalmente real, y a través de la cual los pensamientos del Maestro pueden expresarse: Ellos aparecen como un hombre, una mujer, un niño, a voluntad. Ocasionalmente Ellos utilizan el 'patrón' de una persona real, pero en la mayoría de las veces el 'familiar' es una creación completamente nueva. Las siguientes cartas son ejemplos de este tipo de comunicación de los Maestros.


Plena participación

Estimado Editor,
El 24 de marzo de 2008 participamos en una marcha por la paz desde la estación de Delft hasta el centro de La Haya. La atmósfera era agradable, a pesar del tiempo muy frío. Un hombre lleno de arrugas y sin dientes, con traje de pana negro y una bufanda roja, estaba ocupado todo el tiempo hablando e involucrando a espectadores en la manifestación, y continuamente mostraba entusiasmadamente su acuerdo con los oradores. Él parecía un poco bebido y dijo que él era un 'Hagenees' (término gracioso para los habitantes de La Haya) y luego que era un 'Rotterdammer' (habitante de Rotterdam). ¿Era un Maestro?
Del grupo de Meditación de Transmisión de Nijmegen, Holanda.
(El Maestro de Benjamin Creme confirma que el hombre con traje de pana negro era Maitreya.)


Cambio rápido

Estimado Editor,
El 15 de marzo de 2008 estábamos en la Plaza Dam en Ámsterdam para una manifestación por la paz. Tres de nosotros sosteníamos una pancarta que decía: "Sólo el compartir y la justicia traerá la paz", en holandés y en inglés. Un hombre pequeño se nos acercó. Llevaba un sombrero alto y negro y una bufanda a rayas amarilla y azul. Tenía un ojo inyectado en sangre y un aparato auditivo en su oreja derecha. Él parecía animado y abierto. Señaló a la pancarta y dijo: "Siempre hay un Mesías en el mundo". A lo que todos respondimos a la vez: "Sí, Maitreya". Luego dijo: "Es Dios".
Él no confirmó que fuera Maitreya, pero tampoco lo negó. Parecía como si fuésemos ligeramente desafiados. Cuando alguien mencionó a Maitreya Buddha, él comenzó a hablar sobre los budistas, que no matarían incluso a una hormiga, o una araña. Preguntó si temíamos a las arañas. Él solía temerlas, pero ya no. Incluso tuvo el valor de sostener una gigantesca araña en sus manos. Era serio y divertido al mismo tiempo y pareció como una invitación para dejar de lado nuestros propios temores. Luego habló durante un rato con otras personas, y les dijo que en Israel el Mesías se está apareciendo a muchas personas, y también Josué. Después de eso se marchó. ¿Era Maitreya o el Maestro Jesús?
También me gustaría preguntar sobre un fotógrafo: un hombre alto y delgado con pelo fino y una mirada amable, que apareció en bicicleta y continuó dando vueltas a nuestro alrededor y haciendo fotos de nuestra pancarta, de todos los ángulos. Cuando una persona sin hogar se acercó y comenzó a quejarse en inglés sobre la palabra 'Justicia' de la pancarta, el fotógrafo inmediatamente se nos acercó para tranquilizarnos de que sencillamente es la forma en que las personas de Ámsterdam podrían reaccionar. Él me sigue viniendo a la mente. ¿Se trató también de alguien especial?
M. B.-d. L., Holanda.
(El Maestro de Benjamin Creme confirma que el hombre que "llevaba un sombrero alto y negro y una bufanda a rayas amarilla y azul" era Maitreya. El 'fotógrafo' también era Maitreya.)


Conexiones

Estimado Editor,
El 25 de abril de 2008 impartí una conferencia en Annecy, Francia, sobre el fenómeno de los patrones de luz. La conferencia se dividió en tres partes: los patrones de luz; la relación con los ovnis; y la relación con los Maestros de Sabiduría y Maitreya. Después de una hora, mientras hablaba de los Maestros de Sabiduría, un hombre entró en la sala. Era distinguido, con pelo blanco bonito y un jersey rojo. Él entró y se sentó en la fila de delante y permaneció hasta el final de la conferencia, sin decir nada. Tan pronto como le vi, pensé que era Maitreya. Su actitud general era muy calmada y su andar me recordó de otro encuentro (confirmado) que tuve con Maitreya en una feria del libro en 2006. ¿Podría confirmar si este hombre era Maitreya?
J. R., Le Locle, Suiza.
(El Maestro de Benjamin Creme confirma que el hombre era realmente Maitreya.)


Nunca demasiado mayor...

Estimado Editor,
Era casi medianoche en una noche otoñal de un miércoles, hace unos meses [2007] en Barcelona. Yo iba caminando hacia mi coche para volver a casa después de la Meditación de Transmisión.
Cuando estaba a punto de cruzar una calle por el paso de peatones, apareció de repente una moto a mi derecha y tuve que detenerme. Era una antigua moto de coleccionista. Sobre ella iban dos hombres mayores vestidos con ropas y cascos antiguos de motoristas. El cabello canoso del conductor salía por los costados y parte inferior del casco y de alguna forma me recordó a Benjamin Creme.
Iban charlando vivamente, totalmente relajados y cómodos. Sorprendentemente, la moto se movía, pero al mismo tiempo pareció llevarle una eternidad terminar de cruzar el paso de peatones y girar a la izquierda en la esquina, como si estuviesen moviéndose fuera del tiempo.
Seguí caminando una manzana más hasta llegar al coche y aún pensaba en esos dos motoristas mayores. Fue algo extraño encontrarles allí a esa hora de la noche, a menos que estuviesen perdidos. Pero no parecían perdidos. Simplemente iban conduciendo y disfrutando de la vida, no dirigiéndose a ningún sitio específico.
Comencé mi camino de regreso a casa y estaba en una rotonda donde tomo la carretera que me lleva a una ciudad cercana donde vivo, esperando que el semáforo se pusiera verde. De repente me quedé helado. De una pequeña calle con acceso a la rotonda volvió a aparecer la moto con los dos hombres mayores. No podía dar crédito a mis ojos. No podía explicarme cómo habían llegado hasta esa calle desde el sitio en que me los encontré por primera vez, ya que era casi imposible hacerlo.
Continué mi camino a casa, aún pensando sobre toda la situación. ¿Eran los dos motoristas mayores personas normales y corrientes o quizás alguien especial?
H. L., Barcelona, España.
(El Maestro de Benjamin Creme confirma que los dos 'motoristas mayores' eran Maitreya y el Maestro Jesús.)


Magia animal

Estimado Editor,
En enero de 2008 tenía previsto recibir de vuelta una mesa de granito que hubo que reparar debido a un accidente. Ese día el ascensor estaba estropeado, y como vivo en un sexto piso, intenté cambiar la fecha de entrega, pero era demasiado tarde, dado que estaba de camino.
Cuando llegaron, les expliqué la situación y les sugerí que volvieran otro día. Ellos realizaron una llamada y me dijeron que tenían que hacerlo ese día y que iba a venir una grúa con elevador, si mi vecina aceptaba pasarla a través de su balcón, dado que mi piso da a la parte trasera del edificio. Mi vecina accedió y se organizó todo.
Ellos colocaron la grúa y comenzaron a subir la mesa, con mucho revuelo en la calle debido a ello. Yo estaba muy nerviosa, preocupada de que pudiera suceder un accidente. Pero todo salió bien y llegamos a la puerta de entrada de mi piso. La puerta estaba cerrada. Mis dos hijos, que antes estaban dentro, se habían ido, dejándome fuera con la puerta cerrada, sin llaves ni el teléfono móvil para poder llamarles.
Para entonces estaba muy nerviosa. Cuando les dije a los dos trabajadores que estaban esperando que en casa sólo estaba mi gato, Chinin, uno de ellos dijo: "Señora, debería haberle enseñado a su gato abrir la puerta". Entonces recordé que cuando mi gato era pequeño, solía encontrar la forma de abrir la puerta para escaparse. Instintivamente, a través de la puerta, intenté hablar con mi gato, diciéndole: "Chinin, abre la puerta, venga, por favor". Los dos hombres se miraron, probablemente pensando que yo estaba un poco loca, pero de repente, en una fracción de segundo, la puerta se abrió y Chinin salió. Uno de los hombres, el que había comentado sobre enseñar a abrir la puerta al gato, balbuceó: "Yo pensaba que lo había visto todo..."
Montaron la mesa lo más rápido que pudieron, y se marcharon, sin pronunciar ni una palabra, como si tuvieran prisa. ¿Fue realmente Chinin, el gato, el que abrió la puerta?
M.M., Barcelona, España.
(El Maestro de Benjamin Creme confirma que Maitreya abrió la puerta.)


Oportunidad perdida

Estimado Editor,
En agosto de 2003-2004, entre las 8 y 9 de la noche, un amigo mío que tiene una casa de huéspedes en West Clare, Irlanda, estaba de pie fuera con una de sus huéspedes. Él vio un objeto circular extraño encendido por debajo, acercándose mucho a la chimenea de la huésped. Bajó en picado hasta quedar muy cerca y se volvió a elevar de repente otra vez.
Ambos estaban asombrados y decidieron guardar secreto, dado que no deseaban atraer la atención de los medios de comunicación.
¿Qué era el objeto y de dónde provenía? ¿Tenía un propósito o sólo quería saludar?
J. C., Annagh, County Clare, Irlanda.
(El Maestro de Benjamin Creme confirma que el objeto era de Marte. Era un artefacto para recopilar información y muestras de aire. Se pensaba que las dos personas que lo vieron lo harían saber y atraerían la atención a ello. Desafortunadamente no lo hicieron.)




[REGRESO A LA HOME PAGE] [MAPA DEL SITIO] [AVISO LEGAL] [POLÍTICA DE PRIVACIDAD Y COOKIES]