Revista: SHARE INTERNACIONAL
Ejemplar: Septiembre 2007
Título: La divinidad del hombre
Autor: por el Maestro —, a través de Benjamin Creme


Artículo por el Maestro —, un miembro antiguo de la Jerarquía de los Maestros de Sabiduría.
Su nombre, bien conocido en círculos esotéricos, no ha sido aún revelado por diversas razones.
Benjamin Creme está en constante contacto telepático con el Maestro que le dicta Sus artículos


La divinidad del hombre

Por el Maestro -, a través de Benjamin Creme

Profundo en la conciencia de todos los hombres está la conciencia despierta de lo divino. Con algunos, está más cerca de la superficie de la mente; en otros yace relativamente desconocida y sin descubrir hasta que algún importante acontecimiento o estímulo la despierta de su sueño. Así algunos afirman de buen grado la existencia de lo divino mientras que muchos rechazan, a menudo acaloradamente, la realidad de todo lo que no puede conocerse, medirse y comprenderse por los cinco sentidos.

Hoy, muchos están percibiendo, cada vez más, la presencia de Maitreya, cuyas energías penetran todos los planos de conciencia. Ellos podrían no conocer el nombre, o incluso Su existencia, pero, respondiendo a Su energía, son conscientes de un nuevo y espiritual clima en el mundo. Encuentran difícil explicarlo pero saben con creciente certeza que viven en el aura de lo divino, y que todo irá bien. Ellos saben, también, que no están solos, que sus plegarias son respondidas, y que algo maravilloso y sagrado está sucediendo en el planeta Tierra. Ellos perciben que las estresantes y peligrosas condiciones actuales están llegando a su fin, que más allá del temor y de los fracasos de nuestro tiempo existe un mundo nuevo y mejor para ser modelado y que así será modelado.

Impedimentos

Mientras tanto, Maitreya se prepara para ocuparse de todos los impedimentos del progreso y bienestar del hombre, con todo lo que impide la expresión de su divinidad, y también con el propio temor y fragilidad del hombre.

Él mostrará que el hombre ha venido de la fuente más elevada y está equipado con todo el potencial de los Dioses; que, libre del temor que le esclaviza, el hombre puede construir una civilización digna de su divinidad y genio creativo.

Él mostrará que sólo el temor y la falta de confianza condenan a los hombres a las actuales condiciones peligrosas que amenazan su existencia; que el simple acto de compartir traerá justicia y paz a su alterado mundo; que los hombres deben reconocerse como uno, un grupo, hijos del único Padre.

Así Él hablará. Así Él llamará a los hombres al cambio.

Respuesta

¿Cómo responderán los hombres? ¿Qué les parecerá el análisis de Maitreya de su posición y problemas? Maitreya no está solo al instar cambios y reformas en el mundo. Muchos hombres y mujeres sabios están respondiendo a Sus pensamientos y energía y proponen, ampliamente, Sus ideas. Lento pero seguro, estas ideas están arraigándose, y educan a grandes masas de personas hasta ahora indiferentes y no comprometidas. Así se está preparando el camino a Maitreya.

Aún y así, ¿cómo puede Maitreya tocar los corazones de los millones de personas necesarias para cambiar rumbo? La respuesta yace en la potencia de Sus energías. Nunca antes se erigió un Instructor de tal poder ante el mundo. Con cada palabra pronunciada, Su fuerza benefactora fluye de corazón a corazón. Inútil e innecesario es el argumento y el debate. Su Verdad invoca la Verdad en el corazón del oyente, y en el crisol de su compartida divinidad es reconocida como la Verdad Misma.




[REGRESO A LA HOME PAGE] [MAPA DEL SITIO] [AVISO LEGAL] [POLÍTICA DE PRIVACIDAD Y COOKIES]