Revista: SHARE INTERNACIONAL
Ejemplar: Junio 2007
Título: Transformación
Autor: por el Maestro —, a través de Benjamin Creme


Artículo por el Maestro —, un miembro antiguo de la Jerarquía de los Maestros de Sabiduría.
Su nombre, bien conocido en círculos esotéricos, no ha sido aún revelado por diversas razones.
Benjamin Creme está en constante contacto telepático con el Maestro que le dicta Sus artículos


Transformación

Por el Maestro -, a través de Benjamin Creme

No sería una sorpresa saber que la cifra real de civiles muertos en Irak ya ha excedido los 800.000, mientras que los heridos, de mayor o menor grado, se cifran en al menos un millón. ¿Durante cuánto tiempo pueden las fuerzas de ocupación ocultar estas cifras a sus pueblos? No cabe decir que estas fuerzas no escatiman esfuerzos por ocultar y rebajar, para su propio provecho, estas horrorosas estadísticas de destrucción. No es de extrañar, por tanto, que millones de iraquíes hayan huido de su país. ¿No es sorprendente que pronto la invasión de Irak será reconocida como el mayor desastre de tiempos recientes: ilegal, innecesaria y arrogante hasta el extremo?

Mientras el mundo espera, los norteamericanos y los británicos buscan librarse del cenagal que han creado, y hacerlo con toda la dignidad y credibilidad que puedan conseguir. Ciertamente las pancartas triunfales no están al orden del día. El legado es uno de muerte, caos y abuso de poder.

Muros fracturados

Mientras tanto las fuerzas de la reconstrucción se han puesto a trabajar para reparar los muros fracturados, físicos en Irak y psicológicos en otras partes. El mundo espera ansioso los resultados desconocidos que provienen de este triste episodio pero las esperanzas de muchos son curiosamente elevadas, dirían algunos, sin razón aparente. Si los hombres lo supieran, el mundo entero se prepara para cambios trascendentales, que enderezarán, no sólo el trauma de Oriente Medio, sino los peligros y tragedias de la Tierra misma.

La puerta

Maitreya llama enérgicamente a la puerta. La puerta, pronto, se abrirá y el Señor del Amor entrará en la contienda. Cuando los hombres le vean se asombrarán de la simplicidad de Sus palabras pero también de la claridad de Su pronunciación. Su sabiduría desconcertará y deleitará en igual medida, atrayendo hacia Él a aquellos que están preparados para seguirle y reconstruir el mundo. Su nombre es Valor; igualmente Fortaleza de Propósito. El Gran Señor viene equipado como ninguno antes lo estuvo, preparado para combatir todo aquello que aflige y degrada al hombre.

Hay muchos que sonríen ante la noción de tal Presencia entre nosotros, pero pronto todos llegarán a conocer la verdad de estas palabras, y se posicionarán a Su favor o en Su contra. Así el Gran Señor emplazará ante la humanidad la cuestión de su supervivencia. Él mostrará que esencialmente los hombres son uno, sin importar el color o el credo, que la riqueza de la Tierra pertenece a todos y que compartir tal riqueza es la clave del futuro del hombre. Sólo el compartir, y la justicia que ello traerá, ofrece esperanza al hombre. Sólo la justicia forjada del compartir acabará con las plagas de la guerra y el terrorismo. Sólo el compartir y la justicia pueden llevar a los hombres a esa Fraternidad que su verdadera herencia. Cuando los hombres vean esto se pondrán a la altura del desafío y abordarán uno a uno los muchos problemas que nos intimidan ahora.

La Luz de Maitreya apoyará y equilibrará a los hombres en su afán por los cambios que deben venir, y, en orden correcto, el mundo se renovará. Así será.




[REGRESO A LA HOME PAGE] [MAPA DEL SITIO] [AVISO LEGAL] [POLÍTICA DE PRIVACIDAD Y COOKIES]