Revista: SHARE INTERNACIONAL
Ejemplar: Mayo 2007
Título: Salvar el planeta
Autor: por el Maestro —, a través de Benjamin Creme


Artículo por el Maestro —, un miembro antiguo de la Jerarquía de los Maestros de Sabiduría.
Su nombre, bien conocido en círculos esotéricos, no ha sido aún revelado por diversas razones.
Benjamin Creme está en constante contacto telepático con el Maestro que le dicta Sus artículos


Salvar el planeta

Por el Maestro -, a través de Benjamin Creme

Cuando la humanidad comprenda cuán grave es el desequilibrio ecológico de su hogar planetario, deberán realizar los pasos tan urgentemente necesarios para remediar la situación. Si los hombres no respondieran con la suficiente resolución serían culpables de sumir el planeta a una lenta pero inevitable destrucción. ¿Cuál sería, entonces, el legado transmitido a sus hijos? Para que esta autodestrucción no prevalezca, todos deben actuar juntos, y realizar los sacrificios necesarios. Esto supondrá un cambio completo de actitud sobre la integridad del planeta y de lo que actualmente se consideran las necesidades de los hombres.

No será fácil para algunos aprobar los cambios necesarios pero sólo con tal cambio puede asegurarse la vida del planeta. Ya se han ocasionado profundas mermas de las reservas esenciales de árboles de la Tierra. La deforestación ha causado una creciente pérdida de oxígeno y el aumento de gases de carbono. Esto ahora se encuentra en un punto crítico y exige una acción inmediata.

Aflorar

La realidad del calentamiento global está ahora aflorando en las mentes de millones de personas, y no obstante, a pesar de las abrumadoras pruebas algunos aún niegan que las acciones de los hombres sean la causa.

Nosotros, vuestros Hermanos Mayores, podemos decir con total convicción que las acciones de los hombres son responsables del ochenta por ciento del calentamiento global.

Maitreya, descubriréis, no tardará en llamar la atención del hombre sobre este urgente problema. Él confrontará a los hombres con las alternativas: los resultados beneficiosos de la acción presente, por un lado, y la destrucción que resultará de no hacer nada, o demasiado poco, por el otro. Así, la decisión es sólo del hombre.

Unirse

Cuando los hombres comprendan esto se unirán seguro por la causa. Ellos verán que el futuro de sus hijos depende de la acción presente, y averiguarán de Maitreya y Su grupo los pasos necesarios que tomar. Maitreya abogará por una forma de vida más sencilla, una que se amolde con la realidad de la situación del planeta. Cuando suficientes personas estén convencidas de que esto es necesario habrá un creciente movimiento para simplificar en todo el planeta. Esto sucederá con una velocidad bastante inusual, tan inspiradas estarán millones de personas por la necesidad de cambio. Así se contrarrestarán los peligros más graves a que se enfrenta el planeta Tierra. Esto alentará a muchos y estimulará su disposición a más cambios.

Confrontados con el dilema del cambio necesario los hombres llegarán a comprender la inevitabilidad de aceptar el principio de compartir. Sólo el compartir hará prácticos y posibles estos cambios. Sólo a través del compartir puede utilizarse con éxito la abundancia del Planeta Tierra. Sólo a través del compartir puede esta abundancia conservarse correctamente. Sólo así puede el Planeta mismo vivir en armonía con su entorno y sus habitantes.




[REGRESO A LA HOME PAGE] [MAPA DEL SITIO] [AVISO LEGAL] [POLÍTICA DE PRIVACIDAD Y COOKIES]