Revista: SHARE INTERNACIONAL
Ejemplar: Julio/Agosto 2007
Título: Hechos y Previsiones

HECHOS Y PREVISIONES

Durante años, Share International ha publicado artículos que resumen las expectativas de Maitreya referentes a los cambios políticos, sociales, medioambientales y espirituales mundiales, como se nos presentaron a través de los colaboradores de Maitreya en la comunidad de Londres donde El vive. De vez en cuando, tanto Benjamin Creme como su Maestro, también, han compartido su pronóstico de los avances futuros. En esta sección, “Hechos y previsiones”, nuestra redacción presenta noticias, acontecimientos y comentarios referidos a estas percepciones.


Deforestación, una causa principal del calentamiento global

"...Desaparecerán para siempre los métodos actuales: la expoliación de los bosques y la tierra; el sobrecultivo de tierra empobrecida; la ávida e imprudente persecución de muchas especies de animales y peces." (Maestro de Benjamin Creme, SI Diciembre 1985)
"La acelerada destrucción de las selvas tropicales que forman una franja de refrigeración preciosa alrededor del ecuador de la Tierra está ahora siendo reconocida como una de las principales causas del cambio climático", según un artículo de Daniel Howden en el periódico británico Independent.
Citando un reciente estudio del Programa Mundial de Copas de Árboles (PMCA), una coalición de destacados científicos de selvas tropicales, Howard escribe: "Las emisiones de carbono sobrepasan por mucho el daño causado por aviones, coches y fábricas. La incontrolada reducción y quema de bosques tropicales sólo está por detrás del sector energético como fuente de gases de efecto invernadero". La quema de bosques supone alrededor del 25 por ciento de las emisiones de gases de efecto invernadero globales. Reducir las emisiones deteniendo la deforestación puede lograrse sin nueva tecnología, comenta Howden, refiriéndose al estudio del PMCA. Lo que se necesita es "la voluntad política y un sistema de cumplimiento e incentivos que haga que los árboles sean más valiosos para gobiernos e individuos si están de pie que talados".
Según los últimos datos, 20 millones de hectáreas de bosque, una zona del tamaño de Inglaterra, Gales y Escocia, es destruida anualmente, liberando dos millones de toneladas de CO2 a la atmósfera. El informe del PMCA concluye: "Si perdemos bosques, perdemos la lucha contra el cambio climático."
El bosque existente no fue incluido en el Protocolo de Kioto de 1997 para la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero, y está excluido de los mercados de comercio de carbono recomendados en un reciente informe del Panel sobre el Cambio Climático para ayudar a detener el calentamiento global.
"La demanda internacional ha impulsado la agricultura intensiva, la tala y las granjas que han demostrado ser una fuerza inexorable de deforestación. La conservación no ha podido competir con el comercio", escribe Howden. "Los científicos destacados en selvas tropicales están ahora pidiendo una inclusión inmediata de los bosques existentes en los mercados regulados de carbono internacionales que podría proporcionar incentivos de dinero para detener este proceso desastroso."
"Poner un precio al carbono que contienen estos bosques vitales es la única forma de reducir su destrucción", concluye. "Hylton Philipson, un miembro del consejo de Preocupación por la Selva Tropical explicó: 'En un mundo en donde presenciamos un creciente choque entre la seguridad alimentaria, la seguridad energética y la seguridad medioambiental, mientras que se puede ganar dinero del alimento y la energía, y ningún ingreso que se pueda derivar del bosque existente, es obvio que el bosque pagará las consecuencias". (Fuente: The Independent, Reino Unido)


Dieciséis ciudades consiguen fondos medioambientales

".La nueva preocupación por la naturaleza y el medio ambiente será expresada en una legislación, universalmente aceptada, y llevará a una utilización prudente de las ofrendas de la naturaleza.." (Maestro de Benjamin Creme, SI Enero 1994)
La fundación creada por el ex presidente norteamericano Bill Clinton anunció una iniciativa en conjunción con cuatro empresas de energía y cinco de los bancos más grandes del mundo para ayudar a las ciudades de todo el mundo a reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero al disminuir de forma significativa el uso de energía en sus edificios.
La generación de energía necesaria para calentar, enfriar e iluminar los edificios en ciudades equivale a cerca del 40 por ciento de las emisiones globales de gases de efecto invernadero. En ciudades tales como Nueva York y Londres, los edificios suman cerca del 70 por ciento del total de emisiones de zonas urbanas. Los bancos que participan en el nuevo programa aportaran cada uno 1.000 millones de dólares en préstamos que las ciudades y los dueños privados de edificios pueden utilizar para hacer mejoras de ahorro energético tales como la instalación de techos reflectores de sol, la sustitución de sistemas de calefacción, refrigeración e iluminación y de ventanas por modelos energéticamente eficaces, y la instalación de sensores para regular la iluminación y el aire acondicionado. Se estima que tales cambios reducirán el uso energético de los edificios entre un 20 y un 50 por ciento.
Un grupo inicial de 16 ciudades en todo el mundo han acordado participar en el Programa de Eficacia Energética para Remodelación de Edificios, y ofrecen sus edificios municipales para la primera ronda de remodelaciones energéticas. Las 16 ciudades participantes son Bangkok, Berlín, Chicago, Houston, Johannesburgo, Karachi, Londres, Melbourne, Ciudad de México, Mumbai, Nueva York, Roma, Sao Paulo, Seúl, Tokio y Toronto. (Fuente: Associated Press, William J. Clinton Foundation)


Productos químicos comunes son peligrosos para bebés

"La contaminación atmosférica, de las aguas y la tierra. Este es el principal peligro de la humanidad y es responsable de las enfermedades de millones de personas y de las muertes prematuras de muchas miles más. Un lento envenenamiento de la población está teniendo lugar en todo el mundo y sólo la extraordinaria resistencia del biosistema humano permite a la humanidad aguantarse aún en los niveles actuales." (Maestro de Benjamin Creme, SI Septiembre 1993)
Un grupo de destacados científicos medioambientales del mundo han advertido que la exposición a varias substancias tóxicas, incluyendo algunos productos químicos comunes, podría causar diversos problemas de salud a largo plazo para bebés nonatos y neonatos. Los productos químicos pueden encontrarse en contenedores plásticos, cosméticos, pesticidas y alimentos.
La declaración de un grupo de 200 científicos, incluyendo a pediatras, toxicólogos y epidemiólogos, advierte de que la exposición tóxica del niño nonato podría causar cambios en genes resultando en una susceptibilidad a enfermedades más adelante en la vida. Las generaciones siguientes también podrían estar en peligro.
Los hallazgos muestran que el momento en que la exposición tóxica ocurre es de gran importancia. El feto en desarrollo es extremadamente susceptible al entorno materno y a los alimentos que ella ingiere, y la exposición a productos químicos podría resultar en problemas tales como cáncer, sistema inmunes comprometidos, trastornos de falta de atención, y un descenso del CI y la destreza motriz. La declaración de los científicos también pide a los gobiernos que cambien leyes y procedimientos para tener en cuenta los efectos sutiles de los productos químicos en el desarrollo fetal e infantil. (Fuente: Los Angeles Times, EEUU)


La opinión pública mundial halla un terreno común

"La cualidad de la energía de Acuario es la de Síntesis. Eso combinará y fusionará a la humanidad en una experiencia de unidad." (La Misión de Maitreya, Tomo III)
El mundo cree que las tensiones entre el Islam y Occidente surgen de los conflictos a causa de poder político e intereses y no de las diferencias de religión y cultura, según una encuesta de BBC World Service en 27 países. La opinión pública global parecer ser tolerante y moderada cuando una clara mayoría respondió que no veía inevitable un choque entre civilizaciones o religiones. Cuando más cultos eran los encuestados, más probable era que creyeran que era posible encontrar un terreno común.
La idea de que el conflicto violento es inevitable entre el Islam y Occidente es principalmente rechazado por igual por musulmanes, no musulmanes y occidentales. Mientras que más de una cuarta parte de todos los encuestados (el 28 por ciento) pensaba que el conflicto violento es inevitable, el doble (un 56 por ciento) creía que "podía encontrarse un terreno común". "La mayoría de personas en el mundo claramente rechaza la idea de que el Islam y Occidente están atrapados en un inevitable choque de civilizaciones", comentó Steve Kull, director del Programa sobre Actitudes Políticas Internacionales de la Universidad de Maryland.
El estudio de más de 28.000 encuestados de más de 27 países fue realizado para BBC World Service por la empresa internacional de encuestas GlobeScan conjuntamente con el Programa sobre Actitudes Políticas Internacionales (PAPI) de la Universidad de Maryland. GlobeScan coordinó el trabajo de campo entre noviembre de 2006 y enero de 2007.
Doug Miller, presidente de GlobeScan añadió: "Quizás el principal hallazgo es que tantas personas en todo el mundo culpen a las minorías intolerables de ambos bandos de las tensiones entre el Islam y Occidente". (Fuente: www.WorldPublicOpinion.org)




[REGRESO A LA HOME PAGE] [MAPA DEL SITIO] [AVISO LEGAL] [POLÍTICA DE PRIVACIDAD Y COOKIES]