Revista: SHARE INTERNACIONAL
Ejemplar: Diciembre 2007
Título: Cartas de Lectores sobre Experiencias de Maitreya y los Maestros

CARTAS AL EDITOR

Cuando se escriba a la sección de cartas de Share International, por favor indicar si desea que su nombre sea omitido. En ausencia de indicaciones los editores asumirán que el nombre puede publicarse. A menos que se pida lo contrario, algunas de estas cartas podrían ser reproducidas en nuestra página web. Allí sólo se utilizarán iniciales, ciudad y país.
Debido al espacio disponible, en esta sección sólo se publicará una selección de todas las cartas que se publican en la versión inglesa de la revista.
Debido al creciente número de cartas recibidas, podrían pasar meses hasta que una carta fuera publicada. Por favor abstenerse de enviar una misma carta más de una vez, puesto que puede causar retrasos y confusión.

Durante muchos años, algunos de los Maestros, en especial Maitreya y el Maestro Jesús, se han aparecido en las conferencias y Meditaciones de Transmisión de Benjamin Creme. Ellos también se aparecen, con diferentes disfraces, a un gran número de personas en todo el mundo. Algunas personas envían sus experiencias a la revista Share International. Si las experiencias son autentificadas por el Maestro de Benjamin Creme, las cartas son publicadas.
Estas experiencias son dadas para inspirar, guiar o enseñar, a menudo para curar e inspirar. Muy a menudo, también, llaman la atención, o comentan, de una forma divertida, alguna intolerancia fija, por ejemplo, fumar o beber. Muchas veces los Maestros actúan como "ángeles" salvadores en accidentes, durante tiempos de guerra, terremotos y otras catástrofes.
Ellos utilizan un 'familiar', una forma mental, que parece totalmente real, y a través de la cual los pensamientos del Maestro pueden expresarse: Ellos aparecen como un hombre, una mujer, un niño, a voluntad. Ocasionalmente Ellos utilizan el 'patrón' de una persona real, pero en la mayoría de las veces el 'familiar' es una creación completamente nueva. Las siguientes cartas son ejemplos de este tipo de comunicación de los Maestros.


Las aguas de vida

Estimado Editor,
En septiembre de 2006, colaboradores de Salem y Eugene, Oregon, tuvieron un stand en la Fiesta de Eugene. Una tarde, un joven bastante alto y rubio se acercó a nuestro stand y lo primero que hizo fue señalar nuestra foto de Maitreya en Nairobi. Estaba muy emocionado y dijo: "¡Ese es el hombre! Es el que vi en la Ciudad Vieja. Sí, es él, con una cinta azul. En 2000, vivía en Jerusalén, y siempre estaba este hombre frecuentando la Ciudad Vieja. Siempre estaba en una puerta específica, con un recipiente de agua, dándola a quien tuviera sed. Incluso yo bebí. Y lo más curioso era que siempre estaba fría, incluso con un calor de 38º. ¿Lo podéis creer? Y él era un hombre extremadamente amable y sencillo. Hay un montón de personas desequilibradas frecuentando la Ciudad Vieja, pero él era diferente. Quizás era un profeta. Siempre daba a los pobres allí, siempre daba alguna limosna o pan a los mendigos".
Le conté un poco sobre Maitreya, pero no parecía (en ese momento) interesarle los detalles. "¡Es él! ¡Ese es el hombre! ¡No puedo creerlo!" Y siguió caminando.
¿Era el hombre de la Ciudad Vieja Maitreya?
M. N., Oregon, EEUU.
(El Maestro de Benjamin Creme confirma que el hombre que vertía agua era Maitreya, representando al símbolo de Acuario, el Portador de Agua.)


Fe

Estimado Editor,
Mi nieta, Nancy, una niña maravillosa y feliz, padeció epilepsia cuando tenía 13 años y gradualmente empeoró. Justo antes de los ataque, solía decir "Me marcho durante un momento" pero con el tiempo a menudo estaba 'fuera' más tiempo que con nosotros. Cuando cumplió los 15, se le descubrió un tumor cerebral inoperable, que causaba la epilepsia, y los ataques se agravaron y se hicieron más frecuentes. Ningún medicamento parecía tener ningún efecto.
Cuando cumplió los 29, decidió que aunque la cirugía era muy peligrosa, tenía que llevarse a cabo. El neurocirujano advirtió que la operación podría dejarla sin habla y posiblemente paralítica en cierto grado. Nancy es valerosa y decidió operarse.
Un familiar no aconsejó que utilizáramos la 'huella de la mano' de Maitreya para pedir ayuda y curación y todos rezamos a los Maestros. Nancy llevaba consigo una postal de la 'mano' de Maitreya constantemente, era su apoyo y consuelo. Durante la operación de 11 horas, se hizo que Nancy recobrara el conocimiento durante dos horas para que el cirujano pudiera comprobar sus reflejos para determinar hasta dónde podían ir en la extirpación del tumor. Esas largas horas fueron una tortura para todos los que esperábamos.
Al día siguiente fui al hospital con el corazón dolorido, no sabiendo qué me encontraría. Para mi sorpresa Nancy no estaba en la unidad de cuidados intensivos sino en 'cuidados moderados'. La enfermera la despertó y ella me obsequió con una inmensa sonrisa, buscó a tientas debajo de su almohada y sacó la postal de la 'mano' de Maitreya. Ella anunció: "Estoy de nuevo aquí y ahora estoy del todo aquí realmente". Nos emocionamos tanto: estaba completamente bien, podía hablar y moverse. Era un milagro.
Nancy nos contó que durante las dos horas de la operación que estuvo completamente consciente, experimentó un dolor atroz. En el peor momento, cuando el dolor era insoportable, apareció de repente un triángulo sobre su cabeza y de él surgió luz y fortaleza y un amor abrumador. "Sentí dos manos", relató Nancy, "cada una sosteniendo una de las mías y observé los ojos amorosos más maravillosos. Me dio el valor para decir, 'Muy bien, puedo soportarlo, iré a por ello'."
Todo el equipo de cirugía también percibió la energía, porque después el cirujano agradeció a Nancy y le dijo que gracias a su fortaleza y energía él consiguió extirpar el tumor y expresó su admiración por ella.
Al tercer día de la operación, Nancy estaba abajo, en el restaurante del hospital, bebiendo té y una semana después volvió a casa. Afortunadamente, no se materializaron ninguna de las terribles consecuencias de las que nos advirtieron. Ella está bien. Es obvio que tuvo una experiencia extraordinaria, sencillamente irradiaba tanto amor.
¿Recibió Nancy la poderosa ayuda de Maitreya o quizás del Maestro Jesús? Nuestro más sincero agradecimiento por toda la ayuda que recibimos.
R. H., Ámsterdam, Holanda.
(El Maestro de Benjamin Creme confirma que Nancy fue ayudada por Maitreya.)


Milagro televisivo

Estimado Editor,
Mi cuñada, Jynette, y mi sobrina, Beth, también vieron la imagen de un hombre afroamericano en la televisión en Nueva Zelanda [ver Share Internacional, Noviembre 2007]. Jynette dijo que salió durante un episodio de Coronation Street durante 10 segundos cada vez e inicialmente pensó que era algo que pasaba entre los canales de televisión. Ella afirma que lo vieron unas seis veces en un período de dos días y que se sintió 'extrañada' cuando vio a la persona así que se pregunta si podría haber sido Maitreya. ¿La imagen fue vista por todos los que veían ese programa específico?
D. M., Los Angeles, EEUU.
(El Maestro de Benjamin Creme confirma que la imagen vista en la televisión era, realmente, Maitreya. La imagen fue vista sólo por unas pocas personas que veían el programa.)


Juego de niño

Estimado Editor,
Mi marido y yo, una de nuestras hijas y nuestro hijo fuimos a Roma junto con amigos y sus hijos. Cuando bajamos del autobús para visitar el Vaticano, observé a una mujer y a su hijo durmiendo bajo las hojas secas de un árbol. Estaban sentados bajo la poca sombra que proporcionaba el árbol. La mujer estaba recostada en el árbol, durmiendo, el bebé, en su regazo, también dormía profunda y pacíficamente. Frente a ellos había una camiseta doblada con monedas sobre ella. Hacía mucho calor así que coloqué mi botella de agua al lado de la mujer, en caso que tuvieran sed cuando se despertaran. Luego los demás se acercaron y dejaron dinero sobre la camiseta, lo que les despertó.
La mirada en el rostro del bebé cuando vio a mi hijo fue muy conmovedora: el bebé le saludó como si fuese un viejo amigo. La sonrisa de la mujer era también amorosa y era tan modesta, casi humilde hacia ellos. Fue tan maravilloso ver la alegría en el bebé y los cinco niños respondieron con igual alegría y amor. Sascha, que tiene siete años, les dio su abanico, que lo acababa de recibir de su madre, pero se lo dio de todos modos. Todo el tiempo los niños tocaban al bebé y la madre lo sostenía, para que pudiera erguirse sobre sus pequeños pies. Su entusiasmo era contagioso.
Después de un rato, nos alejamos de ellos y nos sentamos en la sombra de la plaza del Vaticano, pero cuando nos marchábamos, volví a verles, ahora sentados contra la pared. Vi cómo sostenía al bebé en sus manos, animándole a mantener un equilibrio perfecto. Lo repitió una y otra vez: animándole, el niño se mantuvo de pie completamente quieto durante un momento, pero cuando se cayó, ella le besó, y le animó a que volviera a ponerse de pie. Cuando le preguntamos el nombre y edad del bebé, respondió "Siete meses". El bebé se llamaba 'Lievu'.
Cuando nos alejamos, la mujer volvió a sostener al bebé en sus manos y lo grabamos en vídeo. Todos nosotros estamos profundamente emocionados y animados por esta extraordinaria y hermosa experiencia. ¿Podría decirnos si la madre y el bebé eran en realidad Maestros disfrazados?
A. v. C., Leusden, Holanda.
(El Maestro de Benjamin Creme confirma que la 'mujer' era Maitreya y el 'bebé' era el Maestro Jesús.)

'Madre y bebé' en Roma, Italia. El bebé de siete meses se balancea en la mano de su madre.

'Madre y bebé' en Roma, Italia. El bebé saluda al niño "como si fuese un viejo amigo".




[REGRESO A LA HOME PAGE] [MAPA DEL SITIO] [AVISO LEGAL] [POLÍTICA DE PRIVACIDAD Y COOKIES]