Revista: SHARE INTERNACIONAL
Ejemplar: Octubre 2007
Título: Cartas de Lectores sobre Experiencias de Maitreya y los Maestros

CARTAS AL EDITOR

Cuando se escriba a la sección de cartas de Share International, por favor indicar si desea que su nombre sea omitido. En ausencia de indicaciones los editores asumirán que el nombre puede publicarse. A menos que se pida lo contrario, algunas de estas cartas podrían ser reproducidas en nuestra página web. Allí sólo se utilizarán iniciales, ciudad y país.
Debido al espacio disponible, en esta sección sólo se publicará una selección de todas las cartas que se publican en la versión inglesa de la revista.
Debido al creciente número de cartas recibidas, podrían pasar meses hasta que una carta fuera publicada. Por favor abstenerse de enviar una misma carta más de una vez, puesto que puede causar retrasos y confusión.

Durante muchos años, algunos de los Maestros, en especial Maitreya y el Maestro Jesús, se han aparecido en las conferencias y Meditaciones de Transmisión de Benjamin Creme. Ellos también se aparecen, con diferentes disfraces, a un gran número de personas en todo el mundo. Algunas personas envían sus experiencias a la revista Share International. Si las experiencias son autentificadas por el Maestro de Benjamin Creme, las cartas son publicadas.
Estas experiencias son dadas para inspirar, guiar o enseñar, a menudo para curar e inspirar. Muy a menudo, también, llaman la atención, o comentan, de una forma divertida, alguna intolerancia fija, por ejemplo, fumar o beber. Muchas veces los Maestros actúan como "ángeles" salvadores en accidentes, durante tiempos de guerra, terremotos y otras catástrofes.
Ellos utilizan un 'familiar', una forma mental, que parece totalmente real, y a través de la cual los pensamientos del Maestro pueden expresarse: Ellos aparecen como un hombre, una mujer, un niño, a voluntad. Ocasionalmente Ellos utilizan el 'patrón' de una persona real, pero en la mayoría de las veces el 'familiar' es una creación completamente nueva. Las siguientes cartas son ejemplos de este tipo de comunicación de los Maestros.


Serenata

Estimado Editor,
En el invierno de 1998/1999 después de la Meditación de Transmisión estaba sentada junto a dos miembros de nuestro grupo observando a las personas en el tren. Cuando veía todas sus cadenas de oro, oía sus conversaciones sobre cuánto habían costado sus coches y cuánta cilindrada tenían, olía sus penetrantes perfumes que agredían a mis sentidos, me sentí dominada por un profundo pesar y dudas sobre la misión de Maitreya. Pensé que cuando Maitreya apareciera abiertamente sólo una fracción de las personas realmente le comprenderán y creerán. Qué enorme labor tiene Maitreya para inspirar a la humanidad sobre el significado de compartir. Me sumergí en un estado de ánimo completamente negativo.
Cuando los otros dos miembros del grupo abandonaron el tren, dos hombres con guitarras entraron. Uno era bastante alto y tuvo que agacharse un poco en el tren y el otro era mucho más pequeño y tenía facciones asiáticas. Comenzaron a cantar: "Veo árboles verdes, rosas rojas también, las veo azules, para mí y para ti, y pienso para mí, qué mundo más maravilloso". (Una canción de Louis Amstrong.) Se repente mi estado de ánimo negativo desapareció. Sonreía con todo mi rostro y me preguntaba si estos dos hombres eran Maitreya y el Maestro Jesús. Al mismo tiempo pensé que debí haberme bajado con los otros dos miembros del grupo y que ahora debía dar un rodeo. Me bajé en la siguiente parada y el más pequeño de los cantantes me miró con unos ojos tan llenos de amor que no pude apartar mi mirada de él hasta que el tren se hubo marchado. Bajé corriendo las escaleras para tomar otro tren y estaba feliz. ¿Eran estos dos hombres Maitreya y el Maestro Jesús?
D. C., Berlín, Alemania.
(El Maestro de Benjamin Creme confirma que el hombre alto era Maitreya y el otro hombre era el Maestro Jesús.)


Llamada divina

Estimado Editor,
En otoño de 1998 viajé a Nueva York con unos cuantos compañeros para asistir a las conferencia y meditaciones de Benjamin Creme. Íbamos caminando por Grand Central Station en un momento muy ajetreado del día. Yo caminaba por delante de mis compañeros y me separé un poco de ellos en la rápida multitud. Ellos me llamaban pero yo no les oía. En su lugar, oí a un hombre detrás de mí que me llamaba por mi nombre. Me giré y me estaba mirando fijamente e hizo un gesto con su mano para que mirara dónde estaban mis compañeros. Sólo vi al hombre durante un instante, pero parecía Benjamin Creme con pelo oscuro. Luego, me pregunté si mis compañeros me llamaban por mi nombre detrás de él, pero había un gran número de personas delante suyo, así que ¿cómo hubiera sabido a qué personas estaban llamando? ¿Me pregunto si el hombre podría haber sido un Maestro que me estaba cuidando?
G. B., Boulder, Colorado, EEUU.
(El Maestro de Benjamin Creme confirma que el hombre era Maitreya.)


Consuelo

Estimado Editor,
Hace tres años mi marido estaba muy enfermo en el hospital en Málaga. Permanecí con él día y noche y coloqué una foto de Sai Baba con una vela frente a ella, junto a su cama. El 3 de mayo de 1997 a las 5:30 de la madrugada algo me despertó. Me acerqué a mi marido y le besé y en ese momento falleció. La foto de Sai Baba llamó mi atención y vi que lloraba. Cuando vi las lágrimas supe que mi marido había fallecido. Aún estoy profundamente conmovida y no puedo superarlo: ni el dolor de que mi marido haya tenido que abandonarnos ni las lágrimas de la foto. ¿Puedo tener consuelo de que mi marido recibió ayuda en su último viaje? Él creía tanto en Sai Baba. ¿Estuvo él allí para ayudarle, o quizás el Maestro Jesús o Maitreya?
W. E. J., Málaga, España.
(El Maestro de Benjamin Creme confirma que su marido fue ayudado por Sai Baba.)


Giro de estrella

Estimado Editor,
A finales de la década de 1970 vivíamos en Bronxville, NY. Una tarde, después del colegio, dejé a mis hijos en una clase de natación de YMCA en Yonkers. Salí del edificio e intentaba cruzar la calle en el cruce justo delante. Cuando bajé de la acera, vi a un hombre negro 'extraordinario', fornido, alto, de unos treinta años, que venía hacia mí en diagonal, cruzando la calle. Como esperaba, se acercó a mí y me obsequió una gran sonrisa como si quisiera mostrarme sus dientes. En uno de sus dientes delanteros había un empaste de oro con forma de estrella. Lo mostró orgulloso, se giró sin pronunciar palabra y se marchó.
Me quedé asombrada, sin saber qué pensar, pero el hombre sin duda estaba alegre y parecía como si disfrutara de la vida, tanto que llevaba una estrella de oro en su diente. Vestía ropa de moda, toda negra, pero se salía de la norma, agradable y atractivo.
Mientras me dirigía a mi coche y me marchaba, no podía dejar de reírme entre dientes, e incluso reírme, de mí misma. Fue algo realmente divertido, tener una estrella tan ostentosa en un diente frontal. Me sentí alejada de mis preocupaciones y también de mi mentalidad conservadora, convencionalmente condicionada.
(Una estrella tiene un significado especial para mí, debido a mi apellido de soltera y también a una experiencia de mi infancia de una estrella parpadeando dos veces, y expulsó instantáneamente mis preocupaciones sobre las disputas de clase.)
¿Era este hombre alguien especial?
T. I., Tokio, Japón.
(El Maestro de Benjamin Creme confirma que el hombre era Maitreya.)


Luces veraniegas

Estimado Editor,
Mientras estaba de vacaciones en el Sur de Francia, cerca de Mount Ventoux, avisté dos luces brillantes inusuales en el cielo el viernes 27 de julio de 2007, aproximadamente a las 10:30 de la noche.
Una de las luces danzaba hacia arriba y hacia abajo, y luego desapareció rápidamente detrás de los árboles de nuestro sitio de acampada. La segunda luz se movía bastante deprisa en línea recta en dirección sudeste.
¿Es posible que podría haber avistado dos ovnis?
E.H., Ámsterdam, Holanda.
(El Maestro de Benjamin Creme confirma que las 'luces brillantes' eran realmente naves espaciales del planeta Marte.)


Ovnis sobre Berlín

Estimado Editor,
El 31 de agosto de 2007, justo después que acabáramos nuestra Meditación de Transmisión en Berlín alrededor de las 11 de la noche, dos miembros de nuestro grupo y yo divisamos cerca de 20 objetos voladores naranjas durante 15 minutos sobre nuestras cabezas. Tenían luces brillantes como si un fuego estuviera ardiendo en su interior. Vinieron en formación, uno detrás del otro, en grupos de 2, 3 y 4. Mientras se movían, fueron divisados con claridad por otras muchas personas en la calle, justo sobre Potsdamer Platz y Regierungsviertel. ¿Se trató de actividad ovni, y hubo algún propósito especial detrás de esta impresionante demostración?
T. W., Berlín, Alemania.
(El Maestro de Benjamin Creme confirma que los avistamientos eran vehículos espaciales del planeta Marte. Formaba parte de la 'Agrupación de las Fuerzas de la Luz'. Ver el artículo del Maestro en Share International, Marzo 2007)




[REGRESO A LA HOME PAGE] [MAPA DEL SITIO] [AVISO LEGAL] [POLÍTICA DE PRIVACIDAD Y COOKIES]