Revista: SHARE INTERNACIONAL
Ejemplar: Marzo 2007
Título: Cartas de Lectores sobre Experiencias de Maitreya y los Maestros

CARTAS AL EDITOR

Cuando se escriba a la sección de cartas de Share International, por favor indicar si desea que su nombre sea omitido. En ausencia de indicaciones los editores asumirán que el nombre puede publicarse. A menos que se pida lo contrario, algunas de estas cartas podrían ser reproducidas en nuestra página web. Allí sólo se utilizarán iniciales, ciudad y país.
Debido al espacio disponible, en esta sección sólo se publicará una selección de todas las cartas que se publican en la versión inglesa de la revista.
Debido al creciente número de cartas recibidas, podrían pasar meses hasta que una carta fuera publicada. Por favor abstenerse de enviar una misma carta más de una vez, puesto que puede causar retrasos y confusión.

Durante muchos años, algunos de los Maestros, en especial Maitreya y el Maestro Jesús, se han aparecido en las conferencias y Meditaciones de Transmisión de Benjamin Creme. Ellos también se aparecen, con diferentes disfraces, a un gran número de personas en todo el mundo. Algunas personas envían sus experiencias a la revista Share International. Si las experiencias son autentificadas por el Maestro de Benjamin Creme, las cartas son publicadas.
Estas experiencias son dadas para inspirar, guiar o enseñar, a menudo para curar e inspirar. Muy a menudo, también, llaman la atención, o comentan, de una forma divertida, alguna intolerancia fija, por ejemplo, fumar o beber. Muchas veces los Maestros actúan como "ángeles" salvadores en accidentes, durante tiempos de guerra, terremotos y otras catástrofes.
Ellos utilizan un 'familiar', una forma mental, que parece totalmente real, y a través de la cual los pensamientos del Maestro pueden expresarse: Ellos aparecen como un hombre, una mujer, un niño, a voluntad. Ocasionalmente Ellos utilizan el 'patrón' de una persona real, pero en la mayoría de las veces el 'familiar' es una creación completamente nueva. Las siguientes cartas son ejemplos de este tipo de comunicación de los Maestros.


Dinero suelto

Estimado Editor,
Era un domingo o algún otro festivo de enero de 1999 en Vitoria, España. Nos estábamos despidiendo de algunos amigos en la Avenida Gasteiz, en el Centro Europa, donde hay una cabina de teléfono en la esquina. El cielo estaba despejado, de azul polar, pero soleado. De pronto un hombre negro muy bien vestido apareció pidiendo a mi amigo algo de cambio, pero mi amigo no le prestó atención. Entonces se acercó a mí y me pidió una moneda para el teléfono. ¡Palpé mi bolsillo, pero extrañamente no había nada allí! Estaba por decirle que no tenía dinero suelto, pero entonces introduje mi mano derecha en el bolsillo y encontré una moneda que le di y él dijo: "Gracias, Hermano". Él se marchó, pero en lugar de ir a la cabina de teléfono que había a mi derecha, se fue hacia la esquina opuesta y le perdí de vista. ¿Me pregunto si era el Maestro Jesús?
J.J.I., Vitoria, España.
(El Maestro de Benjamin Creme confirma que el 'hombre negro' era Maitreya.)


Cuatro cartas de la misma persona:

Cuento de cafetería

Estimado Editor,
(1) Era la época navideña de 1997 cuando fui a una cafetería a tomar un café durante un descanso entre el trabajo y la representación colegial navideña de mis hijos. Cuando fui a pagar, parecía como si el camarero no me viera, incluso después de llamar su atención varias veces. A mi costado había un hombre de tez morena de unos treinta y tantos años. Vestía tejanos y una chaqueta negra de cuero y dijo: "¿Bebiendo una taza de café...?" Estaba sorprendida que supiera que había bebido un café dado que estaba sentada en una mesa aislada al fondo y no era una clienta habitual, pero de forma educada contesté: "Sí". Él continuó: "Estoy triste hoy porque un hermano mío ha muerto en África". "Lo siento", le dije e intenté nuevamente llamar la atención del camarero, pero parecía que me había vuelto invisible para él.
"No se preocupe, yo la invito", dijo. "No, gracias, no es necesario", le respondí. "Sí, porque tú sabes quién soy yo, ¿no es cierto?" dijo. Cuando escuché esto, me quedé muda y pensé que podía ser un Maestro. Avergonzada, acepté su invitación y se lo agradecí, pero nuevamente intenté pagar. Esta vez el camarero me vio y dijo que mi café ya estaba pagado, mirando al joven negro. Se lo agradecí y él me dijo que el día siguiente en la iglesia cercana habría una misa por su hermano. Dado que no podía ir debido a mi trabajo, mi marido y mis hijos asistieron a la misa. ¿Quién era este joven negro?
(El Maestro de Benjamin Creme confirma que el 'joven negro' era el Maestro Jesús.)

Comedia

(2) En primavera de 1997 estaba baja de ánimos dado que las cosas no iban bien. Un domingo, tomé un tren al trabajo temprano por la mañana, y aunque el tren estaba vacío, sin saber por qué, me senté frente a un individuo peculiar. Él tenía cuarenta y tantos años, con pelo largo blanco y barba, y vestía una indumentaria extraña para su edad y temporada del año: una camisa blanca, pantalones cortos blancos y sandalias blancas, de blanco inmaculado. Llevaba muchas bolsas y tan pronto como me senté, me saludó y comenzó a hablarme. Temí que padeciese un desequilibrio mental así que intenté concentrarme en el libro de Alice Bailey que llevaba conmigo. Él miró el libro y dijo: "Oh, Alice, Alicia, Alice...", como si la conociese bien, y continuó hablando.
En la siguiente estación una mujer se subió y se sentó a mi lado. Él continuó explicando cosas y le miré de reojo y le contesté con palabras aisladas. La mujer comenzó a mirarme de forma extraña, como si yo estuviese un poco loca, lo que me sorprendió porque era el hombre el extraño. Pero ella no parecía verle. Llegué a mi destino y con alivio, me levanté y le saludé. Él me dijo con una gran sonrisa: "Alégrate porque este verano será maravilloso y sucederán grandes cosas". ¿Quién era este hombre?
(El Maestro de Benjamin Creme confirma que el hombre era Maitreya. La pasajera a su lado no veía a Maitreya.)

Siempre delante

(3) En el verano de 1999 tuvimos que mudarnos a un nuevo apartamento. Totalmente exhaustos, fuimos a dar un paseo el domingo por la mañana para buscar cajas y recoger algo del coche. Cuando llegamos hasta nuestro coche, nos encontramos con un anciano, de tez oscura y facciones hindúes, que estaba recogiendo agua de una fuente cercana. Llevaba un traje muy bien confeccionado y elegante.
Cuando pasamos cerca suyo, vi que vertía agua de la botella sobre sus pies, que estaban tremendamente hinchados. Sus zapatos, hechos de cuero trenzado, estaban agrietados por todos lados. Me sorprendí que los zapatos no se deshicieran al caminar. Se lo comenté a mi marido y cuando nos giramos había desaparecido, pero era imposible que ese anciano, con los pies tan tremendamente hinchados, hubiese caminado tan rápido. Seguimos las pisadas que había dejado y pensamos que estaban demasiado separadas, parecían las pisadas de un atleta. Cuando giramos en la esquina, le vimos en la siguiente esquina, a unos 100 metros de nosotros, mirando en un contenedor de basura.
De pronto todo nuestro cansancio desapareció, un sentimiento de paz descendió sobre nosotros y supimos que todo iría bien. ¿Era este anciano Maitreya?
(El Maestro de Benjamin Creme confirma que el 'anciano' era Maitreya.)

Mensaje sencillo

(4) Durante la época navideña de 1996, en una calle central de Barcelona, encontré a un mendigo que atrajo mi atención. Tenía unos cincuenta y tantos años, de tez oscura y facciones hindúes. Llevaba una túnica sencilla, pero impoluta y bien planchada. Había cierta serenidad que le envolvía. Tenía un cartel de cartón con la palabra HAMBRE escrita.
En julio de 1997, en las Ramblas de Barcelona, caminando con mi marido y algunos amigos, le volví a ver pero esta vez tenía la palabra POBRE escrita en el cartel. Su mirada majestuosa parecía inusual. Conociendo la zona, sabía que no se trataba de uno de los mendigos habituales, pensé que podía ser Maitreya. ¿Quién era?
C. S., Barcelona, España.
(El Maestro de Benjamin Creme confirma que el 'mendigo' era Maitreya.)




[REGRESO A LA HOME PAGE] [MAPA DEL SITIO] [AVISO LEGAL] [POLÍTICA DE PRIVACIDAD Y COOKIES]