Revista: SHARE INTERNACIONAL
Ejemplar: Diciembre 2006
Título: La inutilidad de la guerra
Autor: por el Maestro —, a través de Benjamin Creme


Artículo por el Maestro —, un miembro antiguo de la Jerarquía de los Maestros de Sabiduría.
Su nombre, bien conocido en círculos esotéricos, no ha sido aún revelado por diversas razones.
Benjamin Creme está en constante contacto telepático con el Maestro que le dicta Sus artículos


La inutilidad de la guerra

Por el Maestro -, a través de Benjamin Creme

Cuando los hombres emprenden la guerra, ellos ponen en peligro no sólo sus vidas y las de los demás, sino también el bienestar del planeta del cual dependen para la misma vida. La Tierra es saqueada temerariamente por los metales de todo tipo utilizados en la munición de muerte. No se piensa en las necesidades de las generaciones futuras que también tienen el derecho a la abundancia del planeta. Incontables millones de toneladas de hierro retorcido y oxidado adornan los 'teatros de la guerra' donde los hombres representan su pompa mortífera. Los hombres no pueden ver, ni incluso imaginar, la devastación causada a sus cuerpos sutiles por interminables horas de bombardeo. Los niveles sin precedentes de ruido rompen y trituran estos velos sensibles. La estructura humana no está construida para tal abuso. Así se infligen a sí mismos un daño irreparable. ¿Cuánto tiempo llevará, por tanto, a los hombres comprender la inutilidad de la guerra? La guerra no resuelve problemas, sólo crea caos, y detiene el progreso del hombre.

Disfrute

Algunos, pocos, hombres, debe decirse, disfrutan del acto de la guerra. Es, para ellos, un acto de valor, una prueba de su voluntad y destreza, pero principalmente, en la actualidad, los hombres son atraídos a la guerra por razones ideológicas, por la causa. Por eso son los líderes de las naciones los que sostienen las riendas del poder, quienes legislan por la guerra o por la paz. Ellos deben escoger cuidadosamente para asegurar un mundo pacífico.

Mucha consideración debe darse actualmente a este problema. Sucesos recientes en Oriente Medio han demostrado cuán sencillo es transgredir el imperio de la Ley y dejar que el caos corra a sus anchas. Rectificar la trasgresión y conseguir la resolución es algo bastante distinto.

Equilibrio

Maitreya observa estos sucesos con cuidado. Él calcula precisamente las tensiones y su relajación mientras tienen lugar y busca siempre establecer el equilibrio. En este sentido, las energías del Espíritu de Paz o Equilibrio, focalizadas a través de Maitreya, juegan un papel vital. Potentes y precisas, están cambiando la marea de odio e instintos de guerra que tanto inquietan a los habitantes de las naciones.

Las personas mismas están comenzando a desempeñar su papel. A través de las urnas y las manifestaciones están haciendo oír sus voces, haciendo conocer sus exigencias por la paz. Desde este punto no hay retorno. Las personas están percibiendo su poder y están llegando a comprender que ellas deben hacer la paz que todos desean, y que sólo cuando la justicia reine con la libertad la bendita paz estará asegurada.

Esta creciente comprensión preparará el terreno para el anticipado emerger de Maitreya.




[REGRESO A LA HOME PAGE]