Revista: SHARE INTERNACIONAL
Ejemplar: Abril 2006
Título: Señales en abundancia
Autor: por el Maestro —, a través de Benjamin Creme


Artículo por el Maestro —, un miembro antiguo de la Jerarquía de los Maestros de Sabiduría.
Su nombre, bien conocido en círculos esotéricos, no ha sido aún revelado por diversas razones.
Benjamin Creme está en constante contacto telepático con el Maestro que le dicta Sus artículos


Señales en abundancia

Por el Maestro —, a través de Benjamin Creme

Siempre que, como ahora, el hombre se encuentra en un dilema, inseguro de si ir hacia delante o hacia atrás, hacia la izquierda o la derecha, emerge un fenómeno interesante: se buscan señales, incluso por aquellos que no creen en las señales; se da importancia y significado a sucesos inexplicables; los hombres buscan la llave que abrirá la puerta a través de la cual deben entrar en el futuro, inseguros, aún, de lo que el futuro puede depararles.

Las señales que les guiarían están allí en abundancia pero los hombres pronto olvidan las maravillas que les prodigaron durante muchos años. Así, por regla general, los hombres dejan pasar los mismísimos indicios que buscan y por los cuales imploran. Se acerca el momento en que los hombres recordarán las señales y las aceptarán como verdaderos augurios de los días venideros. Ellos las entenderán como una manifestación planificada sincronizada con el emerger de Maitreya y Su grupo de Maestros en este momento único en la historia del mundo. Muchas y variadas han sido estas señales para los hombres de que algo trascendental y maravilloso está en marcha en la Tierra. Para aquellos con ojos para ver, han estado como un recordatorio a los hombres de que existen muchas áreas de la vida que permanecen desconocidas y misteriosas, de que existen leyes que los hombres poco conocen, y, sobre todo, de que los hombres no están solos.

Confirmación

Dado que existen señales, existen creadores de señales. Todos los grupos religiosos esperan y aguardan su escogida revelación divina y leen las señales como una confirmación de su fe. Tal confirmación les sustenta en momentos peligrosos y les proporciona esperanza de un futuro mejor. De esta forma se crea un clima de esperanza y expectación entre muchos millones de personas y les prepara para los acontecimientos que son ahora inminentes. Pocos pueden negar las señales aunque su significado podría ser recóndito. Ellas aceleran la intuición y la imaginación de los hombres y abren sus corazones a las revelaciones venideras.

Interminables

Desde estatuas que lloran y se mueven a patrones de luz que adornan las fachadas de edificios en todo el mundo; desde brillantes cruces de luz a dioses hindúes que beben leche, las señales son interminables. Pocos han sido insensibles a estas maravillas.

Incrédulos y escépticos, por supuesto, siempre se encontrarán. Pero no por mucho tiempo. Muy pronto, el clima de expectación crecerá y se registrará firmemente en las mentes y los corazones de los hombres de todas partes, y en esa atmósfera expectante Maitreya entrará y comenzará Su misión abierta. Así será.




[ REGRESO A LA HOME PAGE ]