Revista: SHARE INTERNACIONAL
Ejemplar: Octubre 2006
Título: Cartas de Lectores sobre Experiencias de Maitreya y los Maestros

CARTAS AL EDITOR

Cuando se escriba a la sección de cartas de Share International, por favor indicar si desea que su nombre sea omitido. En ausencia de indicaciones los editores asumirán que el nombre puede publicarse. A menos que se pida lo contrario, algunas de estas cartas podrían ser reproducidas en nuestra página web. Allí sólo se utilizarán iniciales, ciudad y país.
Debido al espacio disponible, en esta sección sólo se publicará una selección de todas las cartas que se publican en la versión inglesa de la revista.
Debido al creciente número de cartas recibidas, podrían pasar meses hasta que una carta fuera publicada. Por favor abstenerse de enviar una misma carta más de una vez, puesto que puede causar retrasos y confusión.

Durante muchos años, algunos de los Maestros, en especial Maitreya y el Maestro Jesús, se han aparecido en las conferencias y Meditaciones de Transmisión de Benjamin Creme. Ellos también se aparecen, con diferentes disfraces, a un gran número de personas en todo el mundo. Algunas personas envían sus experiencias a la revista Share International. Si las experiencias son autentificadas por el Maestro de Benjamin Creme, las cartas son publicadas.
Estas experiencias son dadas para inspirar, guiar o enseñar, a menudo para curar e inspirar. Muy a menudo, también, llaman la atención, o comentan, de una forma divertida, alguna intolerancia fija, por ejemplo, fumar o beber. Muchas veces los Maestros actúan como "ángeles" salvadores en accidentes, durante tiempos de guerra, terremotos y otras catástrofes.
Ellos utilizan un 'familiar', una forma mental, que parece totalmente real, y a través de la cual los pensamientos del Maestro pueden expresarse: Ellos aparecen como un hombre, una mujer, un niño, a voluntad. Ocasionalmente Ellos utilizan el 'patrón' de una persona real, pero en la mayoría de las veces el 'familiar' es una creación completamente nueva. Las siguientes cartas son ejemplos de este tipo de comunicación de los Maestros.


Dos cartas relacionadas con el mismo acontecimiento:

Mellizas celestiales

Estimado Editor,

(1) En la primavera del 2000, dos personas extraordinarias visitaron nuestro stand de exposición en Atlanta. La primera era una mujer alta de mediana edad con pelo castaño corto, vestida con una falda azul marina y una blusa gris. Llevaba gafas y tenía unos ojos azules profundos y penetrantes, y un rostro afable. Su nombre en la chapa identificativa decía 'Christine'.

Mientras se acercaba al stand, miró a la gran foto de Maitreya en Nairobi y dijo: "¡Oh, Maitreya!" Mientras recogía el material gratuito, yo me preguntaba cómo había escuchado sobre Maitreya. Ella se giró hacia mí con un prolongado contacto visual y dijo: "Recuerda la valla publicitaria en 1-75 que decía '¿Quién es Maitreya?' Allí fue cuando supe de Maitreya. También he escuchado a Ben hablar de él". Su tono era afectuoso. Ella luego preguntó: "¿Cuándo Él va a venir?" Yo le dije que esperábamos que emergiera muy pronto.

Ella preguntó: "¿Has visto a Maitreya? ¿Alguna vez se te apareció?" Yo contesté: "Sí, con un grupo, aunque nunca recibí confirmación de ello. Él puede aparecer en cualquier sitio, en cualquier momento, y en cualquier forma que él escoja. Él es como un ladrón en la noche". Ella replicó: "Esa es una extraña elección de palabras para explicar Sus apariciones". Yo continué: "No es fácil reconocerle a veces".

Mirando los libros en nuestra mesa de exposición, ella preguntó: "¿Has estudiado este material?" Yo contesté: "Sí y aún sigo estudiándolo. Hay tanto que aprender". Unos días antes, yo había comprendido que necesitaba tener más tiempo para estudiar. Ella entonces preguntó: "Si fueses a leer uno de estos libros, ¿por cuál empezarías?" Le contesté que todos eran excelentes, que El Gran Acercamiento era el libro más reciente del Sr. Creme, y que yo comenzaría con La Reaparición del Cristo. Ella preguntó: "¿Cuánto cuesta?" Le respondí: "Cinco dólares". Ella miró al precio de portada de 7 dólares y con una sonrisa amable dijo: "¡Oh, me hacen un descuento!" Pagó el libro y se marchó.

¿Podría esta persona haber sido Maitreya o un Maestro?

D. D., Marieta, Georgia, EEUU.

(El Maestro de Benjamin Creme confirma que 'Christine' era, realmente, Maitreya.)

(2) Algo más tarde, hubo una segunda visitante en el stand. Era una mujer baja y fornida con pelo rubio hasta los hombros y llevaba una falda larga colorida y un jersey borgoña. Su nombre en la tarjeta identificativa decía 'Expositor - Diane'. Ella observó la foto de Maitreya, y con una sonrisa traviesa dijo: "¿Quién es ESE?" Maitreya, el Instructor del Mundo, dije, y le di algo de información básica, mencionando a otros instructores a lo largo de la historia. Entonces ella dijo: "Bueno, ¿quién fue el Instructor del Mundo antes de la época de Jesús?" Mientras yo intentaba pensar, ella dijo, sonriendo: "¿Fue el Buddha?" Yo respondí: "¡Sí!" Nuestra visitante entonces preguntó: "Entonces qué estáis haciendo aquí, ¿informando a la gente sobre Él? ¿Se trata de algún tipo de religión?" Yo contesté que divulgábamos el mensaje sobre el emerger de Maitreya y que no representábamos a ninguna religión. Sin embargo, le di información sobre la Meditación de Transmisión. Ella preguntó: "¿Cómo ha cambiado esto tu vida?" Le respondí cómo había afectado significativamente mi trabajo y vida personal. Ella dijo: "Yo vivo por amor, perdón y justicia. Tengo que admitir que soy una sentimental del amor y el perdón. Amo y perdono con tanta facilidad que a veces me meto en problemas". Con una sonrisa, se marchó.

¿Fue este placentero encuentro una visita de un Maestro o Maitreya?

A. M. D., Marieta, Georgia, EEUU.

(El Maestro de Benjamin Creme confirma que 'Diane' era el Maestro Jesús.)


¡Seguidor!

Estimado Editor,

El 26 de julio del 2006 algunos amigo y yo distribuíamos folletos y preguntábamos a los transeúntes si les gustaría firmar una carta a Tony Blair pidiendo un cese de hostilidades inmediato en el Líbano. Las personas estaban deseosas de firmar. Fue muy alentador. Un caballero en particular se deshacía en elogios y apoyo por lo que estábamos haciendo. Él rezumaba una gran alegría y calidez e incluso a pesar de que por ser una persona ciega no pude ver su sonrisa, la pude escuchar en su voz y fue muy edificante. De hecho era tan tangible su entusiasmo y estímulo que me pregunté si se trataba, realmente, de un Maestro. ¿Podría decirme por favor: era este caballero más grande que la vida Maitreya o uno de los Maestros?

S. B., Essex, Reino Unido.

(El Maestro de Benjamin Creme confirma que el hombre era Maitreya.)


Dos experiencias de la misma persona:

Trucos de fiesta

Estimado Editor,

(1) El 4 de agosto del 2006 había salido con un grupo de compañeros de trabajo, celebrando la inminente boda de una amiga y el exitoso final de mi graduación. Nos sentamos en un restaurante cuando apareció un caballero asiático en mi extremo de la mesa y se presentó. No dio ningún nombre pero dijo que no deseaba dinero, y que lo que estaba a punto de hacer lo hacía por diversión y placer. Él entonces nos obsequió con un asombroso espectáculo de trucos de magia.

Uno en especial implicaba romper en dos el dos de trébol y volverlo a recomponer. Este truco no parecía estar en su agenda. Fue una petición espontánea nuestra que volviera a recomponer la carta, a lo cual él respondió con una sonrisa pícara: "¡No puedo hacer milagros, lo sabéis!"

Mientras le observaba actuar pensaba que estábamos siendo convidados a la magia REAL y que el mago era realmente una persona especial. Él continuó observándome por el rabillo de su ojo lo que implicaba que ambos sabíamos algo que los demás no sabían (!). Sus ojos centelleantes y el sentido de diversión me cautivaron, fue un momento lleno de diversión y alegría. ¿Era este hombre Maitreya?

(El Maestro de Benjamin Creme confirma que el 'mago' era, realmente, Maitreya.)

Maitreya en Su aparición como un 'familiar' dando "un asombroso espectáculo de trucos de magia".

Deshecha

(2) Al día siguiente (5 de agosto del 2006) me reuní con compañeros de nuestro grupo de Meditación de Transmisión en Londres para manifestarnos para un cese de hostilidades israelí en el Líbano. Miles de personas se congregaron para marchar desde Speaker's Corner, Hyde Park, hasta la Plaza del Parlamento. Llevó un buen rato llegar hasta la Plaza del Parlamento, y mis amigas y yo buscamos un trozo de hierba para sentarnos. Llevábamos sentadas un rato escuchando los discursos cuando me percaté de un pequeño grupo de hombres y niños asiáticos frente a nosotras. Uno de los hombres en especial me impresionó. Nos daba la espalda y llevaba un abrigo largo gris/verdoso hasta sus tobillos con una bufanda roja a cuadros sobre su cabeza. Mucho de los hombres y niños se le acercaban y le estrechaban la mano varias veces.

Uno de los niños sostenía un cartel con fotos de niños atrapados en el bombardeo, niños jóvenes, temerosos que se ocultaban de la violencia. Mi corazón pareció literalmente arrancado de su sitio en el pecho, me sentí deshecha y lágrimas llenaron mis ojos. No podía parar de imaginarme a mí misma o mis hijos en su lugar y el sentimiento de desamparo pareció envolverme. Mientras experimentaba estos sentimientos, el hombre que había captado mi atención antes se giró y se dirigió hacia nuestro pequeño grupo, dos de mis amigas también se fijaron en él. Tenía un aire tan imperioso y dinámico, y su rostro no era diferente al rostro de Maitreya en Nairobi. Se alejó entre la multitud y no fue hasta el final de los discursos que le volvimos a ver. Parecía estar recogiendo y colocando los carteles uno encima del otro, mientras lo hacía él los iba leyendo. En este momento no parecía tan impresionante como antes, sólo como uno de tantos, como nosotros, en la multitud. ¿Era él Maitreya, un Maestro o quizás alguien que trabaja estrechamente con Maitreya en Londres?

L. W., Hullbridge, Essex, Reino Unido.

(El Maestro de Benjamin Creme confirma que el hombre era, realmente, Maitreya.)


Control de tráfico

Estimado Editor,

El 2 de agosto del 2006 se me perdonó la vida cuando conducía mi coche en una calle concurrida en la ciudad de Oklahoma. Iba por una calle de cuatro carriles en el carril interior dirección sur, cuando, sin aviso previo, un coche que iba hacia el norte, completamente fuera de control, estaba frente a mí en mi carril y supe que iba a morir en el impacto. La conductora había perdido el control porque su neumático frontal izquierdo había estallado y su coche había saltado hasta mi carril y había colisionado con un conductor en una camioneta, unos dos coches antes de mí.

Todo estaba sucediendo tan rápido y ella intentaba hacer regresar el coche a su carril, y entonces, en ese breve segundo cuando yo pensaba que me dirigía a una muerte segura, vi que su coche parecía 'corregirse' a sí mismo, y me esquivó por unos centímetros o así, ella aterrizó en su carril y se detuvo en el medio de la calle a varios metros de distancia.

No fui capaz de procesar lo que había sucedido hasta un tiempo después, ya que parecía que me iban a triturar. No puedo explicar esa 'fracción de segundo milagrosa' a través de la lógica. ¿Intervino Maitreya, fue uno de los Maestros?

B. B., Oklahoma, OK, EEUU.

(El Maestro de Benjamin Creme confirma que ella fue salvada por Maitreya, como también lo fue la conductora del coche descontrolado.)


Milagro lunar

Estimado Editor,

A la 1 de la madrugada del domingo 11 de junio del 2006, uno de los miembros de nuestro grupo de Meditación de Transmisión observó la brillante y reluciente luna llena en un cielo despejado. ¡Pero a través de la luna llena vio una aún más brillante cruz reluciente! Él llamó a su esposa y ella también observó la hermosa cruz. Juntos la miraron durante unos 10 minutos. (1) ¿Fue real este fenómeno? (2) Si es así, ¿lo vieron más personas? (3) ¿Tiene la cruz una importancia especial para ellos u otras personas?

A. B., Geleen, Holanda.

((1) Sí. (2) Sí. (3) Sí, ambas cosas. El Maestro de Benjamin Creme confirma que es una señal manifestada por Maitreya de Su retorno al mundo.)




[REGRESO A LA HOME PAGE]