Revista: SHARE INTERNACIONAL
Ejemplar: Mayo 2005
Título: Preguntas y Respuestas
Autor: Benjamin Creme


PREGUNTAS Y RESPUESTAS

Las preguntas y respuestas que tratan sobre las actividades de Maitreya y la Jerarquía de los Maestros de Sabiduría, y sobre las Enseñanzas de la Sabiduría Eterna y que no han sido contestadas ens sus libros, son respondidas por Benjamin Creme en esta sección. Benjamin Creme no busca eregirse como árbitro de la autenticidad de las actividades y comunicados de otros grupos. Por favor abstenerse de formular dichas preguntas.

Enviar vuestras preguntas en inglés a: Share InternationalQuestions, PO Box 3677, London NW5 1RU, UK.

También puede enviar sus preguntas en inglés por e-mail: qa@shareintl.org


PREGUNTAS Y RESPUESTAS

A continuación se puede encontrar una selección de las preguntas y respuestas publicadas en el presente número de la revista impresa.

P. El poder del pueblo es una tendencia que los medios de comunicación comienzan a notar de forma creciente. Kirguizistán es el último ejemplo. (1) ¿Fue ‘ayudada’ por agentes provocadores? (2) ¿Fue la ‘revolución naranja’ de Ucrania alimentada por agentes provocadores? (3) ¿Desencadenará el ejemplo de Kirguizistán un efecto dominó en la región, al igual que cada ejemplo anterior del poder del pueblo parece inspirar el siguiente levantamiento?

R. (1) No. (2) Sí, en ambos bandos. (3) Sí, seguramente.

P. John Bolton es la elección de George Bush para embajador de EEUU en Naciones Unidas. Bolton siempre se ha opuesto con ferocidad (por no decir fanáticamente) a la ONU y podría materializar el temor de muchas personas socavando a la ONU desde dentro. (1) ¿Es ésta la intención de EEUU? (2) Si fuese cierto, ¿cuáles serían las consecuencias para la ONU?

R. (1) Me temo que sea así, sí, Pero EEUU siempre ha visto a la ONU sólo como un vehículo para llevar a cabo los intereses de EEUU. (2) Durante un tiempo EEUU continuará dominando a la ONU o actuando unilateralmente –pero su tiempo se está acabando.

P. ¿Es cierto que soldados de EEUU –especialmente aquellos gravemente heridos, permanentemente mutilados y/o traumatizados –están siendo devueltos a EEUU de forma secreta, de la forma más discreta posible?

R. Sí.

P. Existe un grupo de países –India, Japón, Brasil y Alemania– que les gustaría convertirse en miembros del Consejo de Seguridad. ¿Se trata de una señal de que el Consejo de Seguridad de la ONU cambiará o es sólo nacionalismo por parte de esos países?

R. Es ambas cosas. Es nacionalismo, por supuesto (desean tener más voz en el mundo), pero es también una comprensión de que el veto que un número reducido de países –los cinco miembros originales del Consejo de Seguridad– tienen realmente distorsiona la acción de la ONU. Por ejemplo, Irak tenía 19 resoluciones de la ONU pendientes, no cumplidas, y esa fue la única razón dada para el ataque. Si no hubiera tenido ninguna resolución pendiente, también le hubieran atacado. Se trato sencillamente de una estratagema –Israel tiene aún 63 resoluciones pendientes a las cuales Israel no ha respondido debido al veto de Estados Unidos que impide cualquier acción tomada contra Israel.

Al final algunas naciones se están volviendo cada vez más impacientes con el dominio abrumador del Consejo de Seguridad, así que ahora tiene 25 miembros en lugar de 15. Lo amplían y así se les permite una voz, pero todavía el poder de veto sólo se aplica a los cinco miembros originales.

Yo diría que el verdadero valor de las Naciones Unidas se malinterpreta. Todavía no se ha comprendido por algunas naciones y por la humanidad en general. Los Maestros la denominan “la esperanza del mundo”. Las Naciones Unidas es literalmente la futura esperanza de la humanidad, y a menos que la mantengamos funcionando y le sacudamos las cosas que son un impedimento para su acción, pero será para la humanidad.

La primera cosa que debería desaparecer, yo creo, es el Consejo de Seguridad. Ya ha realizado su labor. Es anticuado y ya no funciona de una forma verdaderamente útil o democrática cuando resuelve serios problemas en el mundo.

Uno de los problemas más serios es la situación israelí/palestina, y eso no se puede cambiar para nada debido al veto que Norteamérica tiene sobre ello. Norteamérica sólo está interesada en Naciones Unidas mientras pueda controlarla. En Norteamérica os sorprenderíais, la ONU es casi una palabrota para algunas personas.

Muchos norteamericanos, aquellos que votarían automáticamente para Bush, por ejemplo, odian la mismísima idea de las Naciones Unidas. Por otro lado, aquellos que votarían a Kerry o Clinton o a cualquier demócrata tendrían un punto de vista diferente, pero incluso ellos no comprenderían totalmente la importancia de Naciones Unidas.

El punto de vista norteamericano de la ONU es mayoritariamente que se trata de un sitio en el cual pueden hacer ver su punto de vista y sus intereses. Fueron ellos los que insistieron de que Boutros Boutros-Ghali marchara y que el actual Secretario General, Kofi Annan, le reemplazara. Kofi Annan es una elección norteamericana y como compromiso él fue aceptado por las demás naciones. Los norteamericanos pensaron que él sería una persona débil, pero dado que ha mostrado independencia, ahora ellos quieren que se marche. Él es sabio y justo. Él no quiere ofender a Norteamérica.

Él sabe que si Norteamérica no se sale con la suya en las Naciones Unidas entonces no paga sus contribuciones. Cada uno paga una proporción según su Producto Interior Bruto. Dado el tamaño de Norteamérica y la inmensidad de su Producto Interior Bruto, Norteamérica paga más que ningún otro. Así que cuando no pagan, restringe increíblemente la actividad de la ONU. Kofi Annan, por supuesto, es responsable, dado que es el Secretario General, de asegurarse de que los países paguen sus contribuciones, así que es ‘chantajeado’ por EEUU y otros. Sólo existen unos tres que lo hacen rápidamente y se mantienen al día, sin que se les pida: Holanda, Noruega y Canadá. El resto juega la política del poder: “Lo daremos cuando hagas lo que te decimos”. Y así Kofi Annan siempre tiene que mantener un rumbo que no trastorne el equilibrio de poder.

Lo primero que tiene que desaparecer, yo creo, es el Consejo de Seguridad y el veto que existe dentro del mismo. Entonces tendremos a todas las naciones, la sociedad de naciones, la tertulia de las naciones, la Asamblea de Naciones Unidas. El Consejo de Seguridad se creó para controlar, de alguna forma, a países como Rusia –quizás a los chinos, pero ciertamente a Rusia– en los años que siguieron al fin de la guerra cuando existía la Guerra Fría.

Siendo Norteamérica, y extremadamente dominante y combativa, se ha llevado la palma y controla lo que Israel hace hasta cierto punto, aunque Israel está en su gran parte fuera de control, pero EEUU al menos hacer más fuerte a Israel. Controla lo que Israel hace en el sentido de que siempre utiliza el veto, que de otra manera obligaría a los israelíes a tener que responder a las resoluciones. Habría una amenaza, como un embargo económico, pero Norteamérica se asegura de que esto no suceda debido a que trabajan con Israel. Norteamérica (es decir, el Pentágono), Israel y ciertos estados en Europa del Este son los Nuevos Poderes del Eje en el mundo.




[ REGRESO A LA HOME PAGE ]