Revista: SHARE INTERNACIONAL
Ejemplar: Octubre 2005
Título: La Fraternidad del Hombre
Autor: por el Maestro —, a través de Benjamin Creme


Artículo por el Maestro —, un miembro antiguo de la Jerarquía de los Maestros de Sabiduría.
Su nombre, bien conocido en círculos esotéricos, no ha sido aún revelado por diversas razones.
Benjamin Creme está en constante contacto telepático con el Maestro que le dicta Sus artículos


La Fraternidad del Hombre

Por el Maestro —, a través de Benjamin Creme

Tarde o temprano, la realidad de su interdependencia se hará aparente a las naciones y sus líderes. Esta realización provocará una actitud completamente nueva hacia los problemas con los cuales, actualmente, ellos luchan, y conducirá a soluciones más sencillas y sabias de estas dificultades. Un cambio gradual de perspectiva reemplazará la actual competencia y confrontación feroces con la comprensión y cooperación mutuas. Que no todas las naciones avanzarán en esta dirección al mismo ritmo, debe indicarse, pero la efectividad y obvia sensatez del método animará incluso a los menos optimistas, con el tiempo, para ver los beneficios para todos. Cada paso adelante cimentará este proceso y acelerará el movimiento hacia la cooperación. De esta manera, una relación más saludable se desarrollará entre las naciones, llevando con el tiempo a un verdadero sentido de la fraternidad.

Muchas naciones más pequeñas reconocen, ya, la realidad de la interdependencia pero careciendo de poder sus voces pasan desapercibidas. Naciones grandes y poderosas menosprecian tales nociones, su orgullo en la autosuficiencia les ciega a la verdad de su relación con el mundo.

Experimentación

El hombre evoluciona aunque lentamente y necesita tiempo y experimentación para realizar un avance significativo, pero precisamente de esta manera estos logros se convierten en estables y permanentes.

Naciones Unidas es, por supuesto, el foro en el cual la voz de las naciones más pequeñas puede elevarse y ser escuchado. Esto sólo será posible cuando el Consejo de Seguridad, con su veto arbitrario, sea abolido. Ha durado más que su utilidad y pronto debe dar lugar a una Asamblea de Naciones Unidas libre de los abusos de poder y veto.

Entonces veremos a las naciones actuando sin las limitaciones impuestas por el veto y los incentivos financieros de las Grandes Potencias. Aquellos que piden más fuerte por la democracia en tierras extranjeras son extrañamente ciegos a su ausencia en los corredores de Naciones Unidas.

Los hombres deben comprender que el pueblo de todas las naciones son uno y el mismo, dependiendo uno del otro. Ninguna nación posee, ni puede gobernar, al mundo. Ninguna nación puede plantarse sola contra el resto. Los días de imperio y dominación han pasado. El hombre se encuentra en el umbral de una nueva comprensión de su papel en el planeta Tierra. Esto implica un cambio en su relación con sus compañeros de viaje en el sendero hacia la sabiduría y verdadera gestión de la abundancia del planeta.

Nosotros, vuestros Hermanos Mayores, ayudaremos a los hombres a realizar este cambio. Maitreya presentará ante los hombres la alternativa a la acción y la transformación del mundo. Él mostrará que sin un cambio de dirección el futuro será realmente difícil y desolador. Él también inspirará a los hombres a comprender su interdependencia, la realidad de su Fraternidad.




[ REGRESO A LA HOME PAGE ]