Revista: SHARE INTERNACIONAL
Ejemplar: Noviembre 2005
Título: Cartas de Lectores sobre Experiencias de Maitreya y los Maestros

CARTAS AL EDITOR

Cuando se escriba a la sección de cartas de Share International, por favor indicar si desea que su nombre sea omitido. En ausencia de indicaciones los editores asumirán que el nombre puede publicarse. A menos que se pida lo contrario, algunas de estas cartas podrían ser reproducidas en nuestra página web. Allí sólo se utilizarán iniciales, ciudad y país.
Debido al espacio disponible, en esta sección sólo se publicará una selección de todas las cartas que se publican en la versión inglesa de la revista.
Debido al creciente número de cartas recibidas, podrían pasar meses hasta que una carta fuera publicada. Por favor abstenerse de enviar una misma carta más de una vez, puesto que puede causar retrasos y confusión.

Durante muchos años, algunos de los Maestros, en especial Maitreya y el Maestro Jesús, se han aparecido en las conferencias y Meditaciones de Transmisión de Benjamin Creme. Ellos también se aparecen, con diferentes disfraces, a un gran número de personas en todo el mundo. Algunas personas envían sus experiencias a la revista Share International. Si las experiencias son autentificadas por el Maestro de Benjamin Creme, las cartas son publicadas.
Estas experiencias son dadas para inspirar, guiar o enseñar, a menudo para curar e inspirar. Muy a menudo, también, llaman la atención, o comentan, de una forma divertida, alguna intolerancia fija, por ejemplo, fumar o beber. Muchas veces los Maestros actúan como “ángeles” salvadores en accidentes, durante tiempos de guerra, terremotos y otras catástrofes.
Ellos utilizan un ‘familiar’, una forma mental, que parece totalmente real, y a través de la cual los pensamientos del Maestro pueden expresarse: Ellos aparecen como un hombre, una mujer, un niño, a voluntad. Ocasionalmente Ellos utilizan el ‘patrón’ de una persona real, pero en la mayoría de las veces el ‘familiar’ es una creación completamente nueva. Las siguientes cartas son ejemplos de este tipo de comunicación de los Maestros.


Gigante espiritual

Estimado Editor,

A finales de julio de 2005 hubo una exposición del ‘Proyecto Maitreya’ en el museo de etnología en Hamburgo, Alemania. Durante cinco días se exhibieron ‘perlas’ del Buda y otros lamas y monjes muy evolucionados de diferentes países orientales. Estas reliquias, que se asemejan a perlas y en su mayoría son blancas, permanecen en las cenizas después de que el cuerpo de una personas muy evolucionada es cremada. Había una aglomeración de personas que deseaban verlas. El Proyecto fue presentado a través de una película sobre la estatua de Maitreya de 153 metros que se construirá pronto.

Nuestro grupo de tres personas subimos las escaleras para ver la stupa con la estatua dorada de Maitreya y varias cajas de cristal con perlas. Mientras subíamos las escaleras una gran nube de energía se topó con nosotros a medio camino, trayendo lágrimas a nuestros ojos. Lentamente seguimos hacia arriba entre muchos visitantes, cuando de repente un hombre de unos 30 años, bastante delgado y con ojos extraordinarios, se giró hacia nosotras y preguntó: “¿Podrían por favor contarme de que se trata esto? Me sentí poderosamente atraído a este lugar, pero realmente no sé la razón”.

Nosotras, por supuesto, estábamos encantadas de tener la oportunidad de contarle sobre el Instructor del Mundo, Maitreya, que ahora se estaba haciendo cada vez más presente y conocido en el mundo occidental. Añadimos que, a nuestro entender, la gran estatua de Maitreya que se construiría en Kushinagar, Uttar Pradesh, India, en el 2012 es un símbolo del nuevo tiempo.

Él nos agradeció y dijo que ahora lo comprendería mejor –mientras que yo, fascinada, le miraba a sus ojos: ojos grises claros rodeados por un anillo gris oscuro. Pero lo que era mucho más inusual sobre ellos era su expresión. Parecían un poco asombrados –¡y completamente inofensivos!

Luego le perdimos de vista. Alrededor de una hora más tarde, nos sentamos en un rincón para descansar, disfrutando de la energía y observando la multitud, cuando, de rodillas, el hombre joven se arrastró lentamente y de una forma muy devota hacia el Lama que estaba dando bendiciones.

De regreso a casa, miré una foto en la pared, que muestra la cabeza de una estatua dorada de Maitreya Buda en el Tíbet y de pronto me di cuenta que el Buda tenía los ojos muy similares a los del joven: sólo que azul claro en lugar de gris. ¿Quién era el hombre del museo?

H. D., K. B., U. C., Hamburgo, Alemania.

(El Maestro de Benjamin Creme confirma que el hombre era Maitreya.)


Exhibición de arco iris

Estimado Editor,

El 17 de julio de 2004 impartí una charla en una librería en Trujillo Alto, Puerto Rico, para informar a personas de que Maitreya está en el mundo y recomendar los libros de Benjamín Creme. Antes del comienzo de la charla, un hombre se colocó detrás de mí y dijo: “Sé quién es Maitreya. Maitreya es Aquel que estuvo dentro de Jesús en Palestina”. Yo me sorprendí y me giré para ver quién me estaba hablando. Vi a un hombre de unos 55 años, 1,75 metros de estatura, muy bien vestido con ropa informal. Parecía portorriqueño pero tenía un acento español. Le dije que me alegraba que supiese quién era Maitreya. Él se quedó poco tiempo bebiendo una taza de café. Cuando comencé la charla, noté que no estaba en la librería y no le volví a ver.

Después de que finalizara la charla y que las personas comenzaran a marchar, quedaron sorprendidas al ver un arco iris en el cielo que comenzaba sobre la librería. Unos instantes después el arco iris desapareció, pero cuando me fui, volvió a aparecer y mi marido lo filmó. ¿Podría decirme por favor si el hombre era un Maestro y si el arco iris fue una coincidencia?

T. M. S., Guaynabo, Puerto Rico.

(El Maestro de Benjamin Creme confirma que el hombre era Maitreya y que Él también manifestó los arco iris.)


Curación por poderes

Estimado Editor,

Hace algunos años tenía a una mujer que me ayudaba con mis tareas del hogar. Su nombre era Gordana, y venía de Bosnia. Cuando llegamos a conocernos, me preguntó sobre las fotos de la ‘mano’ de Maitreya y de Sai Baba que tenía en mi apartamento. Le expliqué sobre el uso de la ‘mano’ de Maitreya y le di una copia.

Tan pronto como llegó a su casa, colocó la foto de su madre sobre la ‘mano’ y rezó por su salud. Su madre, Milja Save, que vivía en Bosnia, había sido dada de alta del hospital con un diagnóstico de tumores malignos incurables.

Después de tres meses Gordana visitó a su madre y vio que su salud estaba mucho mejor. Durante esos tres meses había rezado por ella todo el tiempo con la ayuda de la ‘mano’ de Maitreya. (Nunca le dijo a su madre lo que estaba haciendo.) Después de tres meses su madre fue a un examen médico en el hospital, pero los médicos no pudieron encontrar nada malo. No podían creerlo y realizaron pruebas adicionales, pero estaba completamente curada. Un mes después podía danzar y vivir como si la enfermedad nunca hubiera estado allí.

Cuando Gordana me contó la historia, inmediatamente dije que debía tratarse del trabajo de Maitreya. ¿Ahora me pregunto si es cierto?

D. F., Liubliana, Eslovenia.

(El Maestro de Benjamin Creme confirma que se trató de una curación milagrosa realizada por Maitreya.)


Dos cartas de la misma persona:

Diversión a bordo

Estimado Editor,

En junio de 2005, mi amiga Josy y yo viajamos a Londres, Inglaterra. En el tren AVE cerca de Lille, un revisor entró en el vagón. De inmediato sacó una llama de su chaqueta. Luego comenzó a realizar trucos de magia con cartas y varas telescópicas, infló globos y los transformó en diferentes animales. Los pasajeros estaban sorprendidos y felices. Hablaban entre ellos, reían e intercambiaban asientos.

El hombre se me acercó y dijo: “Tenemos que trabajar con nuestro corazón”. Luego le dijo a Josy: “Normalmente sirves a los demás, hoy es mi turno de servirte”. (Josy me dijo un instante antes que se sentía muy cansada.)

Luego él continuó con su espectáculo para los otros pasajeros de nuestro vagón, cerrando la boca de un hombre con un trozo de cinta adhesiva diciéndole que hablaba demasiado, e invitando a una mujer a cambiar la forma en que se sentaba dado que no lo hacía en la postura correcta.

Volviendo a nosotras, dijo: “Todo es ilusión”, y “Cuando uno sabe eso, la vida se vuelve sencilla”. Miró fijamente a Josy durante un largo rato mientras creaba otro juguete. Ella no le miraba, pero secretamente anhelaba que él le diera algo. Él se alejó y habló con otros pasajeros, luego volvió junto a ella y le dio un osito con una golosina bajo el brazo.

Una mujer que llevaba un gorro de fieltro blanco se acercó a mí y me preguntó: “¿Qué piensas de todo esto?” “Es maravilloso”, respondí. “¿Realmente comprendes lo que está sucediendo ahora” insistió. Dije “Sí”, sintiendo ganas de llorar.

Hice varias fotos (que adjunto). Todavía recuerdo cuán delicadas y finas eran sus manos. Me hicieron pensar en la foto de la mano de Maitreya.

Antes de marcharse me dijo: “Permaneceré contigo”. Luego, nos lo encontramos en el vagón bar. Él repitió cuán importante era trabajar con nuestro corazón: “Es mejor haber satisfecho a los pasajeros que recibir cartas de quejas”.

A menudo pienso sobre esta necesidad de trabajar con el corazón e intento aplicar este consejo desde nuestra encantadora visita a Londres. De hecho, me siento más serena. Josy también se siente mejor y más dinámica después del encuentro. ¿Quién era ese hombre? ¿Era la mujer uno de los Maestros o un discípulo?

(El Maestro de Benjamin Creme confirma que el hombre era Maitreya y la ‘mujer’ era el Maestro Jesús.)


Maitreya, disfrazado de revisor (manifestación temporal), haciendo animales con globos, trucos de magia y enseñando lecciones de vida, todo al mismo tiempo.

Alivio de luz

Estimado Editor,

En Julio de 2005 participé en la reunión anual de colaboradores franceses en Jura. Durante nuestro viaje, mostré a mi amiga Rose-Marie las fotos del revisor del tren. Íbamos cinco personas en el coche y Rose-Marie estaba sentada a mi lado. Yo me sentí muy cansada y tenía dolor de estómago.

Entonces ella notó una luz que se reflejaba en mi estómago y una hermosa cruz en mi brazo. Después de un momento de silencio, ella dijo, citando a Maitreya: “Cuando dos personas se reúnen en mi nombre, yo estoy con ellas”.

Después de analizar el fenómeno, nos dimos cuenta que era la foto, y no la ventanilla del coche, la que reflejaba la luz. Todos quedamos muy impresionados. Yo me sentí más dinámica y mi dolor de estómago desapareció.

¿Tenían estos reflejos de luz y la cruz un significado especial?

G. J., Lyon, Francia.

(El Maestro de Benjamin Creme confirma que portaban una bendición de Maitreya, pero no tenían un “significado especial”.)


Kofi Anon

Estimado Editor,

En la conferencia de Benjamin Creme en Nueva York el 30 de Julio de 2005, unos 15 minutos antes del comienzo, un hombre que se parecía mucho a Kofi Annan captó mi atención. Era alto, muy sereno, con ojos intensos. Al principio pensé que había venido por el cartel colocado a la entrada del edificio, que anunciaba el tema de la charla de esa noche. Parecía que echaba un vistazo a lo que acontecía en el vestíbulo. Diez minutos más tarde, le vi de pie en la entrada del auditorio, nuevamente observando lo que sucedía y llegué a la conclusión de que muy probablemente era uno de los organizadores, de pie allí para responder a las preguntas de los asistentes. Durante la conferencia, Benjamin Creme mencionó que “Maitreya estuvo aquí esta noche”. Inmediatamente recordé la ‘presencia’ del hombre cuya semejanza a Kofi Annan captó mi atención, y sobre todo la calma en sus ojos y su comportamiento. ¿Era este hombre Maitreya?

J. L., Orléans, Ontario, Canadá.

(El Maestro de Benjamin Creme confirma que el hombre no era Maitreya sino el Maestro Jesús.)


Naves espaciales sobre el cielo holandés

Estimado Editor,

La noche del Sábado 24 de Septiembre de 2005, durante la Conferencia Anual de Meditación de Transmisión en Rolduc, Kerkrade, Holanda, cuatro objetos en movimiento fueron divisados en el cielo. Los objetos tenían el tamaño de una estrella, y lanzaban destellos como un avión al aterrizar. En lugar de desplazarse en línea recta como un avión, los objetos ‘danzaban’ de vez en cuando, entrecruzándose arriba y abajo, hacia atrás y hacia delante. Alrededor de cada punto de luz se veía un anillo de luz, como un anillo alrededor del planeta Saturno. Se veían puntos de destello rojos y verdes. En cierto momento uno de los objetos en movimiento ‘escupió’ una nube de chispas, como un cohete en una exhibición de fuegos artificiales, excepto que no explotaban en la cima, sino desde la parte inferior como un pez al desovar. ¿Se trataba de ovnis?

A. M., Velserbroek, Holanda.

(El Maestro de Benjamin Creme confirma que los cuatro objetos en movimiento eran naves espaciales de Marte, volando en formación. Estaban realizando una tarea en la zona, pero se hicieron visibles, a petición de Maitreya, para que los participantes de la conferencia de Meditación de Transmisión pudieran verles.)




[REGRESO A LA HOME PAGE]