Revista: SHARE INTERNACIONAL
Ejemplar: Octubre 2005
Título: Cartas de Lectores sobre Experiencias de Maitreya y los Maestros

CARTAS AL EDITOR

Cuando se escriba a la sección de cartas de Share International, por favor indicar si desea que su nombre sea omitido. En ausencia de indicaciones los editores asumirán que el nombre puede publicarse. A menos que se pida lo contrario, algunas de estas cartas podrían ser reproducidas en nuestra página web. Allí sólo se utilizarán iniciales, ciudad y país.
Debido al espacio disponible, en esta sección sólo se publicará una selección de todas las cartas que se publican en la versión inglesa de la revista.
Debido al creciente número de cartas recibidas, podrían pasar meses hasta que una carta fuera publicada. Por favor abstenerse de enviar una misma carta más de una vez, puesto que puede causar retrasos y confusión.

Durante muchos años, algunos de los Maestros, en especial Maitreya y el Maestro Jesús, se han aparecido en las conferencias y Meditaciones de Transmisión de Benjamin Creme. Ellos también se aparecen, con diferentes disfraces, a un gran número de personas en todo el mundo. Algunas personas envían sus experiencias a la revista Share International. Si las experiencias son autentificadas por el Maestro de Benjamin Creme, las cartas son publicadas.
Estas experiencias son dadas para inspirar, guiar o enseñar, a menudo para curar e inspirar. Muy a menudo, también, llaman la atención, o comentan, de una forma divertida, alguna intolerancia fija, por ejemplo, fumar o beber. Muchas veces los Maestros actúan como “ángeles” salvadores en accidentes, durante tiempos de guerra, terremotos y otras catástrofes.
Ellos utilizan un ‘familiar’, una forma mental, que parece totalmente real, y a través de la cual los pensamientos del Maestro pueden expresarse: Ellos aparecen como un hombre, una mujer, un niño, a voluntad. Ocasionalmente Ellos utilizan el ‘patrón’ de una persona real, pero en la mayoría de las veces el ‘familiar’ es una creación completamente nueva. Las siguientes cartas son ejemplos de este tipo de comunicación de los Maestros.


Regalo de esperanza

Estimado Editor,

Cuando mi padre, al que quería mucho, falleció, me sumergí en el dolor. Intenté volver al trabajo. Llegué temprano a una reunión de negocios en un hotel y estaba sentada fuera de la sala esperando el comienzo. Una compañera llegó y se sentó a mi lado y yo me desahogué sobre cómo la muerte de mi padre me había afectado más de lo esperado. Le dije que podría estar demasiado vulnerable para realmente participar en la reunión.

Levanté la vista y vi lo que parecía un hombre de negocios normal y corriente con traje gris pasar rápidamente delante nuestro. Mientras pasaba, acercándose a mi banco, apenas aminorando el paso, y estirando su brazo para entregarme algo que escondía en su mano. Abrí mi mano bajo la suya y él dejó caer en mi palma un objeto liso plateado con la palabra HOPE grabada. Lo miré atónita y con gratitud. Alcé la vista para mirarle, pero se había marchado tan rápido como había venido, desapareciendo en una esquina. Yo soy una artista y normalmente me fijo en la apariencia de las personas, pero es como si ni hubiera podido verle el rostro. No tengo idea de cómo era su apariencia. ¿Quién era este hombre que me dio ‘esperanza’, como un rayo de sol, y me dejó sonriendo?

F. O., Oakland, California, EEUU.

(El Maestro de Benjamin Creme confirma que el ‘hombre de negocios’ era Maitreya.)


Árbol familiar

Estimado Editor,

El domingo 31 de julio de 2005 fui a un centro especialista de árboles denominado Ham Palm Centre, buscando un árbol de acacia. Encontré la sección que buscaba, y después de pasar un rato mirando los árboles de acacia decidí explorar el resto del centro.

Cuando me marchaba decidí, de repente, volver a ver las acacias. Noté que una de ellas tenía una etiqueta ‘reservada’ y por curiosidad miré el nombre. Me quedé conmocionada cuando leí ‘S. McDaid’. El centro estaba bastante tranquilo con sólo un puñado de visitantes y pensé que era extraño que dos de nosotros fuésemos S. McDaid.

Pregunté al personal sobre el otro cliente con afición por las acacias. Ellos dijeron que un hombre que se hacía llamar Shaun McDaid había venido temprano ese día. Ellos recordaron que llevaba ropa de cuero, iba en moto y llevaba un casco bajo el brazo. Él no miró los árboles o escogió uno por sí mismo. Simplemente pidió que se le reservara uno durante una semana. Esto parecía extraño dado que los especimenes varían en apariencia y salud.

¿Se trató de una coincidencia o hubo algo extraordinario en ello?

S. M., Richmond, Surrey, Reino Unido.

(El Maestro de Benjamin Creme confirma que ‘Shaun McDaid’ era Maitreya.)


Visión etérica

Estimado Editor,

El 22 de julio de 1991 en Mallorca, España, alrededor de las 5 de la tarde, estábamos solos en una laguna cuando divisamos a los lejos una pequeña esfera blanca sobre las aguas, deslizándose en el aire, siguiendo la dirección del viento. Pensando que podría tratarse de un ovni, saltamos y le hicimos señas para que regresara. Pronto se alejó y estábamos a punto de perderlo de vista, pero continuamos haciéndole señales para que regresara.

Entonces la esfera comenzó a hacerse cada vez más brillante, más grande. Bajando su altitud, ahora venía de vuelta hacia nosotros. En seguida estábamos de pie ante su presencia: hermosa, perfectamente redonda, como una gran luna llena, una gran esfera blanca estaba en ese momento inmóvil sobre las agua, justo delante nuestro.

Se ‘quedó’ allí inmóvil, en el aire, durante los siguientes 20 minutos, entonces de repente cambió su posición en el cielo –unos 30 grados hacia la izquierda– y nuevamente se ‘quedó’ allí como si estuviera estudiándonos. Cada 20 a 30 minutos la esfera repetía el mismo movimiento (hacia la izquierda o la derecha). Cuando avanzaba la noche, y la luna llena se hizo visible, nos quedamos fascinados por el paisaje: una gran esfera de luz blanca radiante frente a nosotros y, como si fuese su hermana gemela, la luna llena de la Tierra justo detrás suyo –¡ambas sobre las aguas!. Era realmente hermoso y sobrenatural.

Al menos pasaron 4 horas y todo ese tiempo la esfera estuvo frente a nosotros: permaneciendo inmóvil, cambiando posición hacia la izquierda o la derecha cada 20 a 30 minutos. Una vez incluso se deslizó sobre nuestras cabezas y se detuvo justo sobre la laguna donde estábamos de pie, para luego regresar a su posición sobre las aguas. En cierto momento una pareja inglesa nos preguntó qué estábamos observando fijamente y cuando respondimos, la pareja nos miró extrañada y se marchó.

De pronto, dos números aparecieron en la ‘superficie’ de la esfera y durante una hora o así, los números permanecieron visibles sobre la Esfera, hasta alrededor las 10 de la noche, cuando desaparecieron tan abruptamente como habían aparecido.

El cielo de la noche bien entrada ahora danzaba con estrellas. La bella esfera de luz una vez más se deslizó hacia nosotros, permaneció inmóvil sobre nuestras cabezas y luego comenzó lentamente a elevarse recta, haciéndose cada vez más pequeña, cada vez más lejana. ¿Sería posible hacernos saber lo que era esta esfera y qué significado tenían los números?

B. y J. S., Troy, Nueva York, EEUU.

(El Maestro de Benjamin Creme confirma que la Esfera fue manifestada por un Maestro americano del Ashram del 6º rayo, que vive en Norteamérica. A los autores de la carta se les confirió temporalmente visión etérica.)


Luz fantástica

Estimado Editor,

En frente del bloque de pisos donde vivo hay otro bloque que a menudo tiene patrones de luz en las paredes. Bien entrada la tarde del 9 de septiembre de 2005, un día en que los círculos de luz eran visibles, estaba sentada fuera de mi apartamento leyendo en el sol, cuando una luz que se movía captaba continuamente mi atención. Miré hacia arriba y al cabo de un rato noté que habían dos círculos o bolas de luz blanca que se movían muy rápido, revoloteando por las paredes de mi apartamento y las de enfrente. Era como si se estuvieran persiguiendo una a otra. Esto continuó durante bastante rato. ¿Qué era esto, y tenía alguna relación con los patrones de luz?

T.C., Londres, Reino Unido.

(El Maestro de Benjamin Creme confirma que las luces son un efecto de la energía invertida en los patrones de luz, que son energéticos por naturaleza. Cada patrón ancla una energía. Son manifestados por los Hermanos del Espacio en colaboración con Maitreya.)


Buscando señales

Estimado Editor,

El 5 de agosto de 2005, mientras mi compañero Charles y yo estábamos en Wiltshire, Inglaterra, fuimos al Silent Cafe en Cherhill, un sitio para personas interesadas en los círculos de las cosechas.

De pronto me hice consciente de un hombre que estaba sentado en mi misma mesa, sonriendo, y yo me giré y comencé a hablar con él. Tenía gafas pequeñas y redondas, una mirada algo divertida en sus ojos y era muy sociable. Charles recuerda que era alto, más bien moreno y con pelo negro.

Nos dijo que era un norteamericano que vivía en Francia y era profesor de música y a menudo iba a Suiza a enseñar. Su francés era perfecto sin casi acento. Venía a Inglaterra cada año para visitar los círculos de las cosechas y pasaba allí unas dos semanas, visitándolos en una bicicleta. Éste era su último día. Estaba con una amiga que vivía en la región, una francesa que nunca había estado en un círculo de las cosechas –él la había llevado a dos círculos de las cosechas. Le conté sobre los fenómenos de luz que aparecían en casas y cómo habíamos hecho muchas fotos de ellos en Lausana, y le explicamos cómo eran. Pareció interesado y preguntó: “¿Son como una cruz celta?” Yo respondí afirmativamente y le prometí que le enviaría algunas fotos.

Charles se unió al debate y le preguntó al hombre si conocía sobre Share International. Él respondió: “Sí, conozco a Benjamin Creme muy bien desde hace muchos años. He hecho Meditación de Transmisión con el tetraedro. De hecho, escogí Lyon para vivir dado que existía un gran grupo de meditación”. No dijo si seguía meditando pero pareció tener una actitud muy positiva hacia ello. Nos dio su nombre y dirección.

Charles y yo estábamos sorprendidos por la actitud humilde de la mujer que estaba con él. Ella escuchaba atentamente lo que se decía pero no participó en la conversación. Ella estaba sentada como si quisiera estar más baja de donde estaba sentado el hombre: doblada con sus brazos sobres sus rodillas. Como no pronunciaba palabra, le pregunté si hablaba francés y sólo dijo: “soy francesa”. Había algo muy bondadoso en ella.

Se marcharon diciendo adiós. Estábamos entusiasmados con este encuentro porque había tal amabilidad emanando de estas dos personas. Entonces reflexionamos de que era realmente extraño que este hombre pasara dos semanas viajando en bicicleta visitando círculos de las cosechas. Durante nuestra estancia visitamos muchos círculos de las cosechas y conocimos a algunas personas interesantes pero estas dos personas eran especiales y diferentes de todos los demás que conocimos.

Fue tan especial que nos preguntamos si podrían haber sido Maitreya y el Maestro Jesús.

N. W. y C. S., Lausana, Suiza.

(El Maestro de Benjamin Creme confirma que el hombre era Maitreya y la ‘mujer’ era el Maestro Jesús.)


Curación con el libro

Estimado Editor,

Cuando tenía siete años tuve un accidente. Mi brazo traspasó una puerta de cristal. Me llevaron de prisa a la sala de urgencias donde el personal tenía dificultad en parar la hemorragia. En cierto momento, sólo mi padre y yo estábamos en la sala, cuando un desconocido entró. Mi padre y él intercambiaron saludos. Mi padre asumió que se trataba de un cura. Llevaba un traje oscuro y era muy alto. También llevaba un pequeño libro negro, que a nosotros nos pareció una Biblia. Él la abrió y leyó algo, luego abandonó la sala. La hemorragia comenzó a remitir. Mi padre rápidamente abandonó la sala para agradecer al desconocido, pero no lo encontró en ningún sitio. Mi madre estaba en el mostrador de recepción dándoles información sobre mí. Ella encontró a mi padre por el único pasillo y dijo que no había visto pasar a nadie y nadie con esa descripción había entrado por la puerta. Mi padre regresó y le preguntó al médico si conocía al extraño. Él dijo que no había visto a nadie. Mi padre es el reverendo Joe Bullard. ¿Quién era el desconocido alto con traje oscuro?

A. W., Knoxville, Tennessee, EEUU.

(El Maestro de Benjamin Creme confirma que el ‘desconocido’ era Maitreya.)




[REGRESO A LA HOME PAGE]