Revista: SHARE INTERNACIONAL
Ejemplar: Mayo 2004
Título: El sendero al Sol
Autor: por el Maestro —, a través de Benjamin Creme


Artículo por el Maestro —, un miembro antiguo de la Jerarquía de los Maestros de Sabiduría.
Su nombre, bien conocido en círculos esotéricos, no ha sido aún revelado por diversas razones.
Benjamin Creme está en constante contacto telepático con el Maestro que le dicta Sus artículos


El sendero al Sol

Por el Maestro —, a través de Benjamin Creme

A menudo se puede observar que las personas no siempre creen la evidencia de sus propios ojos. Por ello el rechazo a muchas experiencias que podrían haber sido valiosas para ellos mientras buscan significado y propósito en sus vidas. Es común, por ejemplo, que no crean haber visto un ovni, como generalmente se les conoce, cuando todas las evidencias muestran lo contrario. Las personas aborrecen aceptar lo nuevo y desconocido, a pesar de que si lo hicieran así obraría en su beneficio. De esta manera, ellos inhiben su conciencia despierta y su crecimiento.

Desde ya hace muchos años, las naves procedentes de nuestros planetas hermanos han surcado nuestros cielos, realizado un inconmensurable servicio en nuestro nombre, y, de tanto en tanto, proporcionado una evidencia amplia e inspiradora de su realidad y presencia. En una, dos e incontables ocasiones, han trabajado altruistamente para mitigar, dentro de la Ley kármica, los nocivos resultados de nuestra estupidez e ignorancia. Muchos en la Tierra les han visto, han sentido respeto y admiración de su obvia maestría del espacio, y, temerosos del ridículo, han mantenido el silencio. Así el conocimiento de su realidad y la agradecida comprensión de su propósito se ha perdido para el hombre. ¿Por qué esto debe ser así? ¿Por qué los hombres rechazan aquello que sería para su mejora aceptar y comprender?

Temor

Existen diversas razones por las cuales los hombres se comportan de esta forma tan irracional. La principal de todas es el temor. El gran temor paralizante de una posible destrucción yace profundo dentro de la psique humana, listo para emerger y condicionar todas las reacciones, todos los gestos espontáneos de esperanza y admiración. Siempre ha sido así, ciertamente, para tantas personas.

Los gobiernos y los medios de comunicación de la mayoría de países han fracasado en su deber de educar e iluminar a las masas. Mucho saben muchos organismos gubernamentales y se oculta al público. Sobre todo, la inofensividad de los ovnis, incluso cuando se sabe, nunca se afirma. Por el contrario, todo lo relacionado con ellos, mientras se envuelve en un vago misterio, se presenta como una amenaza.

Las personas en posiciones de poder y control saben que si las personas conocieran la verdadera naturaleza del fenómeno ovni, y les percibieran como enviados de civilizaciones mucho más avanzadas que la nuestra, ya no aceptarían, pasivos y mudos, las condiciones de vida en la Tierra. Demandarían que sus líderes invitaran a estos invitados aéreos a aterrizar abiertamente, y a enseñarnos cómo vivir y realizar de la misma manera.

Conocimiento

El tiempo no está lejos en el cual esto será así. El momento está llegando cuando la verdadera naturaleza de la vida en los planetas además de la Tierra será de conocimiento común. Cuando los hombres comiencen a pensar en el Sistema Solar como un todo interrelacionado, los planetas en sus diversos puntos de evolución, pero todos trabajando juntos para cumplir el Plan del Logos Solar, y para ayudar y sustentarse entre ellos en el sendero.




[ REGRESO A LA HOME PAGE ]