Revista: SHARE INTERNACIONAL
Ejemplar: Julio/Agosto 2004
Título: Cartas de Lectores sobre Experiencias de Maitreya y los Maestros

CARTAS AL EDITOR

Cuando se escriba a la sección de cartas de Share International, por favor indicar si desea que su nombre sea omitido. En ausencia de indicaciones los editores asumirán que el nombre puede publicarse. A menos que se pida lo contrario, algunas de estas cartas podrían ser reproducidas en nuestra página web. Allí sólo se utilizarán iniciales, ciudad y país.
Debido al espacio disponible, en esta sección sólo se publicará una selección de todas las cartas que se publican en la versión inglesa de la revista.
Debido al creciente número de cartas recibidas, podrían pasar meses hasta que una carta fuera publicada. Por favor abstenerse de enviar una misma carta más de una vez, puesto que puede causar retrasos y confusión.

Durante muchos años, algunos de los Maestros, en especial Maitreya y el Maestro Jesús, se han aparecido en las conferencias y Meditaciones de Transmisión de Benjamin Creme. Ellos también se aparecen, con diferentes disfraces, a un gran número de personas en todo el mundo. Algunas personas envían sus experiencias a la revista Share International. Si las experiencias son autentificadas por el Maestro de Benjamin Creme, las cartas son publicadas.
Estas experiencias son dadas para inspirar, guiar o enseñar, a menudo para curar e inspirar. Muy a menudo, también, llaman la atención, o comentan, de una forma divertida, alguna intolerancia fija, por ejemplo, fumar o beber. Muchas veces los Maestros actúan como “ángeles” salvadores en accidentes, durante tiempos de guerra, terremotos y otras catástrofes.
Ellos utilizan un ‘familiar’, una forma mental, que parece totalmente real, y a través de la cual los pensamientos del Maestro pueden expresarse: Ellos aparecen como un hombre, una mujer, un niño, a voluntad. Ocasionalmente Ellos utilizan el ‘patrón’ de una persona real, pero en la mayoría de las veces el ‘familiar’ es una creación completamente nueva. Las siguientes cartas son ejemplos de este tipo de comunicación de los Maestros.


Círculo completo

Estimado Editor,

El 18 de agosto de 1995, decidí filmar, antes de su destrucción, los antiguos almacenes de una cooperativa agrícola, ubicados en el terrero de la estación de Montivilliers (suburbio de Le Havre), Francia.

Me encontré allí con un niño de unos 10 años, de complexión menuda, que llevaba bermudas, una camiseta y una gorra. Me dijo que había venido con su madre para recoger trozos de madera.

Entonces, la conversación tomó otro rumbo, y comenzó a relatarme sobre su vida anterior: yo estaba sorprendida de oír a un niño tan pequeño hablar sobre tales temas. Él me dijo que recordaba haber sido un soldado norteamericano joven, y que había muerto en la Playa de Omaha durante el desembarco de Normandía. Él había visitado el cementerio con sus padres, y había encontrado su tumba. Él me contó, también, sobre sus jóvenes amigos que jugaban a la guerra, vestidos de soldados. Yo le dije que no debían hacerlo –no más guerra.

Él respondió: “Sí, lo sé, pero sólo es un juego. Ahora tiene que haber paz y fraternidad”. Él también dijo que sus amigos habían vuelto a encontrarse, en esta vida, soldados alemanes, con los que ahora jugaban, habiéndose hecho amigos.

Me dije a mí misma que si las nuevas generaciones tenían tales ideas, el mundo estaría salvado.

Ese joven niño hablaba como un adulto: Inmediatamente supuse que alguien estaba hablando a través de él –¿pero quién? Me he formulado a mí misma esa pregunta con bastante frecuencia.

L. F., Montivilliers, Francia.

(El Maestro de Benjamin Creme confirma que el ‘joven niño’ era en realidad Maitreya. La mujer que estaba con él era el Maestro Jesús.)




[REGRESO A LA HOME PAGE]