Revista: SHARE INTERNACIONAL
Ejemplar: Marzo 2003
Título: Señales del momento

Señales del momento

En su Mensaje de Noviembre de 1977, Maitreya dijo: “Aquellos que buscan señales las encontrarán”. Desde entonces, un número creciente de fenómenos milagrosos han inundado el mundo: apariciones, cruces de luz, manantiales curativos, iconos y estatuas que lloran.
En Mayo de 1988, un colaborador de Maitreya declaró en Share International: “Las señales de la presencia de Maitreya en el mundo continuarán aumentando. El va a inundar el mundo con tales acontecimientos que la mente nunca los podrá entender”.


Imágenes de la Virgen en Canadá

Desde septiembre de 2002, se ha informado de imágenes de la Virgen en cuatro aldeas en el extremo norte de la provincia canadiense de Saskatchewan, lo que atrajo la visita de cientos de personas.

Las imágenes más recientes aparecieron en enero de 2003 en dos casas de Beauval, Saskatchewan. Las imágenes parecen brillar de noche, y han sido grabadas en vídeo, comenta Bertha Durocher, propietaria de una de las casas.

Durocher afirmó que al principio no deseaba contarles a los demás sobre la imagen en su ventana. “Se lo dije a mi madre y ella dijo: ‘Oh, probablemente estás viendo el reflejo de tu sombra’, así que pensé que la gente no me creería. Brillaba tan bellamente, tenía lágrimas en mis ojos” comentó Durocher, que cree que las visiones son algún tipo de mensaje divino. (Fuente: Reuters)

(El Maestro de Benjamin Creme confirma que las imágenes fueron manifestadas por Maitreya.)


El milagro de Teresa Rosa

Kathryn Rossi de Freeport, Illinois, EEUU, estaba embarazada de su cuarto hijo, pero los análisis durante la vigésima semana del embarazo revelaron que existía una anomalía de los cromosomas del feto y se realizaron nuevas pruebas. Rossi rezó a Santa Teresa, una santa conocida por su amor a los niños. La noche antes de los análisis Kathryn descubrió que las toallas de papel blancas que había comprado después de todo no eran totalmente blancas. El rollo que abrió tenía rosas en él. “Dicen que cuando Santa Teresa escucha una plegaria, envía una rosa para hacértelo saber”, comentó Kathryn.

Las pruebas adicionales revelaron que la placenta no estaba proporcionando al bebé los nutrientes adecuados. El médico le dijo que no había manera de que Kathryn acabara bien el embarazo. Esperarían lo máximo posible, “pero la mayoría de bebés en esa situación nacían demasiado pequeños para sobrevivir”, les dijo el médico.

Los familiares y amigos comenzaron a enviar flores y tarjetas, y aunque Kathryn no había contado la historia de Santa Teresa y las rosas a nadie sino a su marido Robert, en cada ramo y en cada tarjeta había una rosa. Incluso el ángel de cerámica que su suegra le regaló, sostenía en su mano una rosa, una sorpresa incluso para la madre de Robert porque la caja mostraba la mano del ángel vacía.

La niña nació justo a las 25 semanas del embarazo, con sólo 450 gramos de peso. Kathryn decidió llamarla Teresa Rosa. Pero los médicos le dijeron que las probabilidades de supervivencia eran de sólo el 5 por ciento, y eso si el bebé sobrevivía a una operación para cerrarle una arteria principal de su corazón. La operación fue un éxito, al igual que las otras operaciones necesarias.

Después de una de las operaciones, Kathryin rezó a la estatua de Santa Teresa para que le diera una señal de que estaba escuchando sus plegarias. A la mañana siguiente el médico le dijo que todas las constantes vitales de Teresa Rosa mostraban una mejora notable. “No hay explicaciones”, le dijo.

Teresa Rosa continuó recuperándose, y después de cuatro meses y medio fue capaz de ir a casa de sus padres. Actualmente, es una niña saludable de dos años y medio. (Fuente: Woman’s World, EEUU)

(El Maestro de Benjamin Creme confirma que la curación milagrosa fue manifestada por el Maestro Jesús.)




[ REGRESO A LA HOME PAGE ]