Revista: SHARE INTERNACIONAL
Ejemplar: Enero/Febrero 2003
Título: Señales del momento

Señales del momento

En su Mensaje de Noviembre de 1977, Maitreya dijo: “Aquellos que buscan señales las encontrarán”. Desde entonces, un número creciente de fenómenos milagrosos han inundado el mundo: apariciones, cruces de luz, manantiales curativos, iconos y estatuas que lloran.
En Mayo de 1988, un colaborador de Maitreya declaró en Share International: “Las señales de la presencia de Maitreya en el mundo continuarán aumentando. El va a inundar el mundo con tales acontecimientos que la mente nunca los podrá entender”.


Mujer embarazada recobra la vista

Mona Ramdal tenía sólo el 15 por ciento de visión, pero durante su último embarazo, gradualmente recobró la vista y recientemente pasó el examen de conducir. El oftalmólogo Per Hvamstad ha tratado a Mona, de 29 años de edad, desde finales de los años 70 y nunca había escuchado de un caso similar.

“Es realmente bastante increíble. Es un milagro. No puedo explicar lo que ha ocurrido”, afirma Hvamstad. Mona nació con toxoplasmosis, una infección que causa daños oculares o cerebrales en los bebés. Su ojo derecho siempre sufrió de una grave limitación visual. Cuando Mona cumplió los 13 años, su ojo izquierdo también comenzó a fallar, y gradualmente su visión se redujo hasta el 15 por ciento en ese ojo. Pero cuando quedó embarazada, la vista en su ojo izquierdo comenzó a recuperarse. Cuando su hija Anne-Marthe, ahora de 1 año, nació, Mona podía ver. Desde entonces ha conseguido su permiso de conducir en su primer intento.

“La retina por definición es una parte del cerebro. Aquello que se destruye, se destruye para siempre. Esa es la razón por la cual cuando alguien que sufre una terrible discapacidad visual de pronto ve normalmente no lo podemos explicar”, comentó Hvamstad. (Fuente: Aftenposten, Noruega)

(El Maestro de Benjamin Creme confirma que Mona Ramdal fue curada por el Maestro Jesús.)


El indio que mira al sol

Un hombre en el estado Assma, al noreste de India, ha dejado perplejos a los oftalmólogos al mirar al sol durante horas sin pestañear. Para Dimbeswar Basuma­tary, de 24 años, de la aldea de Balimari, a 290 kilómetros al oeste de la capital de Assam, Guwahati, mirar al sol se ha convertido en una pasión. Algunos días mira directamente al sol desde el amanecer hasta el atardecer. “Amo mirar el brillante sol en su viaje por el cielo, aunque todo comenzó por casualidad hace unos cinco años”, comentó Basumatary.

Según los expertos, una persona que observe al sol radiante durante un máximo de 90 segundos corre el riesgo de padecer una quemadura solar o daños en la retina. “Hemos examinado a Basumatary en varias ocasiones y es realmente sorprendente descubrir que posee una buena visión de los colores y hasta ahora no se ha detectado ningún problema significativo”, afirma Biraj Jyoti Goswami, un veterano oftalmólogo de Sankardev Netralaya, un importante hospital de oftalmología en Guwahati.

Las demostraciones de Basumatary ante periodistas y fotógrafos han tenido resistencia. “Estaba en la Puerta India en Nueva Delhi ante un ejército de fotógrafos hace un tiempo cuando la policía me impidió que continuara por motivos médicos”, dijo Basumatary. “Pero sé que nada me ocurrirá ya que llevo haciéndolo sin problemas en los últimos cinco años”.

Él afirma que observar el sol le proporciona alimento para sobrevivir en la forma de energía solar. “El sol para mí es una comida por sí misma y he intentado no comer nada durante cuatro días seguidos y todavía no aparecen señales de hambre o sed,” añadió Basumatary. (Fuente: Islamic Republic News Agency)

(¡El Maestro de Benjamin Creme comenta que esto no es recomendable salvo los Avatares!)




[ REGRESO A LA HOME PAGE ]