Revista: SHARE INTERNACIONAL
Ejemplar: Diciembre 2003
Título: Un momento sin precedentes
Autor: por el Maestro —, a través de Benjamin Creme


Artículo por el Maestro —, un miembro antiguo de la Jerarquía de los Maestros de Sabiduría.
Su nombre, bien conocido en círculos esotéricos, no ha sido aún revelado por diversas razones.
Benjamin Creme está en constante contacto telepático con el Maestro que le dicta Sus artículos


Un momento sin precedentes

Por el Maestro —, a través de Benjamin Creme

Aunque no parezca ser el caso la humanidad se está moviendo a ritmo constante hacia su destino. A pesar de las tensiones y ansiedades de la actual situación, Nosotros, vuestros Hermanos Mayores, tenemos plena confianza de que los hombres despertarán a los peligros y tomarán las acciones oportunas para afrontarlos. Esa confianza surge, en gran medida, del conocimiento del hecho de que los hombres no están solos, sino que son, realmente, los receptores del cuidado y socorro Nuestro. Nosotros vemos a los hombres no separados sino como hermanos jóvenes en el sendero de la evolución, afrontando y resolviendo, con Nuestra ayuda, las muchas dificultades y peligros que ese sendero presenta al ignorante y al sabio por igual.

Los hombres deben comprender que éste no es un momento ordinario o habitual; es, en realidad, un momento álgido en alcance y carácter, un momento sin precedentes. Sólo por esta razón, los problemas y peligros se magnifican y suponen un manejo muy cuidadoso por parte de los hombres y Nosotros. Nuestra presencia física entre los hombres, aunque en un número relativamente limitado por ahora, asegura que Nuestra ayuda esté disponible en mayor medida como nunca antes, y será equivalente a la labor.

Seguridad

Nuestra seguridad se refuerza por el hecho de que Nuestro Gran Líder, Maitreya mismo, está entre los hombres. Sus recursos son inmensos. Detrás de la escena por ahora, Él trabaja incesantemente para traer paz y progreso a los asuntos de los hombres, buscando, dentro de la Ley, desenredar los muchos intereses opuestos, y así crear las condiciones de las cuales depende la paz verdadera. Sólo la justicia traerá la paz que los hombres desean, y sólo cuando la justicia reine la guerra se convertirá en un recuerdo difuminado. En casi cada país se puede encontrar a Maitreya, creando una red de ayudantes en cada campo. Así Él hilvana la estructura de lo nuevo.

Estos trabajadores selectos conocen bien sus labores. Ellos pronto emergerán y traerán nuevo pensamiento al mundo, mostrando cuán imperativo es hacer de la justicia la principal meta de los hombres. Ellos mostrarán que sólo esto pondrá fin para siempre al azote de la guerra, la pestilencia del terror; que sólo una reconstrucción racional de nuestras estructuras económicas harán posible la justicia y unirá a la humanidad con una base de confianza. Así será, y así la sabiduría y los preceptos de Maitreya penetrarán e influenciarán el pensamiento de los hombres.

Muchas personas están ahora respondiendo a estas enseñanzas. En cada país, muchos grupos se están formando y demostrando una vida mejor para los hombres, pidiendo el fin de la guerra; justicia y libertad para todos; compartiendo como la forma natural y única para garantizar el futuro de la raza. No temáis, los hombres están despertando a la llamada, y con toda seguridad triunfarán.




[ REGRESO A LA HOME PAGE ]