Revista: SHARE INTERNACIONAL
Ejemplar: Octubre 2003
Título: Acuario, el portador de Unidad
Autor: por el Maestro —, a través de Benjamin Creme


Artículo por el Maestro —, un miembro antiguo de la Jerarquía de los Maestros de Sabiduría.
Su nombre, bien conocido en círculos esotéricos, no ha sido aún revelado por diversas razones.
Benjamin Creme está en constante contacto telepático con el Maestro que le dicta Sus artículos


Acuario, el portador de Unidad

Por el Maestro —, a través de Benjamin Creme

Cada era confiere a la humanidad una cualidad específica de logro. Piscis, la era que ahora termina, ha dado a los hombres el logro divino de la Individualidad, junto con la cualidades de la Devoción y el Idealismo. Estos son enormes avances en el largo viaje de la evolución y han preparado a la humanidad para las bendiciones de Acuario.

La nueva era, Acuario, tiene, también, su cualidad intrínseca –Síntesis– y en este tiempo venidero hará, realmente, que este atributo divino manifieste su Unidad beneficiosa en todo el mundo. Este tiempo presente de confusión, división y separación gradualmente dará lugar a una era en la cual las siempre crecientes fuerzas de Acuario realizarán su magia, mezclando y tejiendo juntas las partes dispares y rebeldes. Así los hombres experimentarán una transformación extraordinaria, mayor y más veloz como nunca antes en su larga historia.

Para que esto suceda, los hombres deben responder correctamente a las energías entrantes, recreando las estructuras del mundo de tal manera para que no representen una barrera a las fuerzas sintetizadoras de Acuario.

La Jerarquía, presente físicamente entre los hombres, prestará toda Su experiencia y conocimiento a este fin. Así será, y así los hombres renovarán su ascensión hacia su destino conferido por Dios, demostrando en toda su gloria su unidad con Dios y con todos los hombres.

Vanguardia

Pronto, Maitreya emergerá, y después de Él la vanguardia de los Maestros. Ellos aconsejarán y guiarán la dirección de los cambios necesarios, añadiendo Su sabiduría a las deliberaciones de los hombres. Todo lo que los hombres ahora estiman será cuestionado; todo lo que ha llevado al mundo a su presente estado lamentable y peligroso.

Debilidad

Pronto, la debilidad de las actuales estructuras comenzará a revelarse incluso a los observadores más estrechos de miras. Las fracturas y hendiduras se harán aparentes por lo que son: las señales de la ruptura de un orden anticuado y decadente preparado para la renovación. La velocidad de esa renovación yace en las manos de los hombres; ellos solos deben dar la total bienvenida a lo nuevo, y entrar alegremente en las labores de reconstrucción.

Guiados y ayudados por la Jerarquía, los hombres pronto comprenderán el beneficio del cambio, y confiarán en la sabiduría de sus Hermanos Mayores para acompañarles de forma segura a través del periodo de transición.

Así será. Y así los hombres reencontrarán la divinidad ahora, aparentemente, perdida. Ellos pondrán de lado, finalmente, el talento para la guerra y la confrontación. Aprendiendo a compartir, ellos inaugurarán la era de la confianza. Confiando, ellos cooperarán para resolver los muchos problemas a los que ahora se enfrentan, y en agradecida imitación de los Maestros despertarán al amor que ha estado siempre presente pero desconocido.




[ REGRESO A LA HOME PAGE ]