Revista: SHARE INTERNACIONAL
Ejemplar: Junio 2003
Título: La creación de confianza
Autor: por el Maestro —, a través de Benjamin Creme


Artículo por el Maestro —, un miembro antiguo de la Jerarquía de los Maestros de Sabiduría.
Su nombre, bien conocido en círculos esotéricos, no ha sido aún revelado por diversas razones.
Benjamin Creme está en constante contacto telepático con el Maestro que le dicta Sus artículos


La creación de confianza

Por el Maestro —, a través de Benjamin Creme

Si los hombres quieren conocer la paz tienen la sencilla obligación de establecer el camino de la paz. Sólo existe un camino hacia la paz como todos los hombres conocen en sus corazones: la creación de justicia. Cuando los hombres al final reconozcan la necesidad de justicia, para ellos mismos y para los demás, el bendito día de la paz descenderá en esta tierra. El sendero, también, de la justicia no es difícil de encontrar; sólo requiere la aceptación del compartir.

El principio divino de compartir es central para la vida; subyace a toda harmonía y equilibrio. Sin compartir, cada esfuerzo para alcanzar el equilibrio fracasa.

Durante siglos los hombres han sabido que esto es verdad. Estas ideas han impregnado los grandes movimientos que han mantenido en lo alto para los hombres el concepto de Libertad. Están arraigados en las Constituciones de muchos países. ¿Por qué entonces los hombres las encuentran tan difíciles de poner en práctica? ¿Por qué, durante tanto tiempo, sufren su falta de realización?

Las respuestas a estas preguntas son diversas pero una, por encima de todas, es básica y persistente: los hombres viven en el temor. El temor al cambio, a la pérdida, a todavía una inseguridad mayor, llena las mentes de incontables millones de personas, creando, así, la inercia que les ata a las costumbres del pasado. Estas costumbres podrían ser onerosas y difíciles de soportar pero son las costumbres conocidas, las costumbres de los antepasados. Este condicionamiento satura y prevalece en el mundo, manipulado y alimentado por las acciones de hombres codiciosos y poderosos.

Confianza

El temor surge allí donde hay una falta de confianza; existen pocos que confían en su prójimo. Así los hombres hace tiempo perdieron el sentido de que son Uno, hermanos y hermanas todos, comprometidos con las tareas de vivir juntos, compartiendo estas tareas para el Bien Común, y compartiendo, también, los recursos para las necesidades de cada uno.

El redescubrimiento de esta herencia común galvanizará a la humanidad y la hará despertar a su destino: la creación de una forma de vida en la cual los hombres se convierten en co-creadores con Dios.

Es la labor de Maitreya recordar a los hombres su destino heroico, y persuadirles de que el acto de compartir engendrará la confianza que buscan. Él mostrará que compartir ya no es una opción, una elección, sino la inevitable consecuencia de su realización de que la humanidad es Una.

Así Maitreya y Su Grupo guiarán a la humanidad lejos del abismo que, muchos creen, amenaza con envolverla. Y así, también, Él colocará a los hombres firmemente en el rumbo para realizar su destino divino.




[ REGRESO A LA HOME PAGE ]