Revista: SHARE INTERNACIONAL
Ejemplar: Enero/Febrero 2002
Título: Rescate milagroso de un periodista y otras señales del momento

Señales del momento

En su Mensaje de Noviembre de 1977, Maitreya dijo: “Aquellos que buscan señales las encontrarán”. Desde entonces, un número creciente de fenómenos milagrosos han inundado el mundo: apariciones, cruces de luz, manantiales curativos, iconos y estatuas que lloran.
En Mayo de 1988, un colaborador de Maitreya declaró en Share International: “Las señales de la presencia de Maitreya en el mundo continuarán aumentando. El va a inundar el mundo con tales acontecimientos que la mente nunca los podrá entender”.


Rescate milagroso de un periodista

El veterano periodista británico Robert Fisk pudo escapar por poco de ser golpeado hasta la muerte cuando por una enfadada multitud de refugiados afganos lo rodearon cerca de la ciudad fronteriza de Chaman, Pakistán, después de que su coche se estropeara. Mientras escribía para el periódico británico The Independent el 10 de diciembre de 2001, Fisk describió su terrible experiencia y cómo había sido salvado por un “santo musulmán”.

El problema comenzó cuando un niño arrojó un guijarro al periodista. La tensión se agravó cuando Fisk fue apedreado desde todas direcciones: sus gafas quedaron hechas añicos, le robaron su bolsa y sangraba de las heridas en su cabeza. Sus represalias no hicieron más que agravar las cosas hasta que, desorientado y a punto de desmayarse, pensó: “Dios, redímeme”.

Entonces, de ninguna parte, un hombre vestido con una larga túnica y turbante, y con una barba canosa, se acercó a Fisk con mucha calma, lo cogió en brazos, y le alejó de la multitud. Fisk relata: “Miré por encima de mi hombro. Había ahora unos cien hombres y unas pocas piedras rebotando sobre la carretera, pero no estaban dirigidas hacia mí (presumiblemente para evitar alcanzar al desconocido). Él parecía una figura del Antiguo Testamento o de alguna historia bíblica, el Buen Samaritano, o un musulmán (quizás el mulá de la aldea) que intentaba salvar mi vida”. El hombre misterioso persuadió luego a dos policías para que condujeran a Fisk hasta la seguridad de una ambulancia de la Cruz Roja donde fue escondido bajo mantas y comenzó su escapada.

Sorprendentemente, Fisk no guarda rencor hacia la multitud que estuvo a punto de matarle. Él escribió: “No puedo culparles por lo que estaban haciendo. De hecho, si yo hubiera sido un refugiado afgano… le hubiera hecho exactamente lo mismo a Robert Fisk. O a cualquier otro occidental que pudiera encontrar.” (Fuente: The Independent, Reino Unido)

(El Maestro de Benjamin Creme confirma que el “santo musulmán” era, de hecho, Maitreya.)


Posible prueba científica de la conciencia global

La ciencia podría estar en el umbral de probar que la conciencia grupal existe y demostrarlo a escala mundial. Los sucesos en EEUU del 11 de septiembre de 2001, proporcionaron los últimos indicios sobre esta posibilidad, cuando dispositivos alrededor del mundo que producen datos aleatorios registraron anomalías significativas antes, durante y por algún tiempo después, de los ataques.

Durante los últimos años, el Proyecto Global de Conciencia (GCP) dirigido por científicos de la Universidad Princeton en EEUU, han estado explorando formas para medir la conciencia interconectada global. El proyecto utiliza 38 dispositivos denominados Generadores de Números Aleatorios (RNG), ubicados en todo el mundo, que producen una secuencia continua de números completamente imprevisibles, o aleatorios, que luego se graban en archivos informáticos. Los datos se envían a un ordenador central vía Internet donde son almacenados y analizados. Los científicos examinan los datos para ver si son aleatorios, o si existe una evidencia de estructura que se corresponda con los principales sucesos de la conciencia mundial. Los experimentos han mostrado que la conciencia humana puede provocar que la cadena de números generados se aleje levemente del patrón aleatorio cuando las personas se esfuercen en provocar esto, o cuando existe un estado especial de conciencia grupal coherente.

“La motivación que subyace a este trabajo”, informan los científicos del GCP, “es descubrir si existen evidencias de una interacción anómala que conduce al RNG a un comportamiento no aleatorio. En un sentido metamórfico, estamos buscando pruebas de un desarrollo de la conciencia global que podría percibir y reaccionar a los sucesos con profundo significado”.

En la mañana del 11 de septiembre, los datos de los RNG comenzaron súbitamente a registrar concentraciones marcadas en un patrón de pico en un gráfico. Las desviaciones extremas del flujo normal de datos aleatorios comenzó aproximadamente a las 4 de la mañana EST (huso horario de la costa este de EEUU), horas antes de los ataques al World Trade Center, y continuaron durante cerca de tres días.

“No podemos explicar la presencia de patrones marcados en los datos que deberían ser aleatorios”, argumentaron los científicos de GCP. “Pero los resultados de nuestros análisis son inequívocos. Hay un importante e inequívocamente poderoso mensaje aquí. Cuando nos preguntamos porqué los desastres del 11 de Septiembre deberían ser los responsables de la fuerte señal en nuestra red mundial de instrumentos diseñados para generar ruido aleatorio, no existe una respuesta obvia. Cuando observamos detenidamente y descubrimos que los RNG podrían reflejar nuestro trauma y consternación incluso antes que nuestras mentes y corazones lo expresen, nos enfrentamos a un misterio aún más profundo. No sabemos si existe tal cosa como una conciencia global, pero si la hay, se agitó con los acontecimientos del 11 de septiembre de 2001”.

Los RNG habían mostrado desviaciones de la norma en al menos un gran acontecimiento mundial anterior –el funeral de la Princesa Diana. También entonces registraron algunas desviaciones del patrón aleatorio durante la meditación global organizada por el Proyecto Gaiamind, planificado durante cinco minutos entre las 17:30 y las 17:35 GMT el 23 de enero de 1997, para coincidir con una conjunción astronómica inusual.

Sin embargo, los RNG no registraron anomalías durante el funeral de la Madre Teresa, que sucedió poco después del de la Princesa Diana. Los RNG tampoco registraron anomalías durante un intento de repetir la meditación global del 23 de enero de 1997. Parecería que los sucesos que registran desviaciones significativas del patrón aleatorio “comparten un rasgo común, es decir, que captan nuestra atención y nos atraen en grandes números a un foco común”, comentan los científicos del GCP.

Henry Reed del Instituto Edgar Cayce para los Estudios Intuitivos, dijo: “Este estudio se añade a un creciente conjunto de evidencias de que un grupo de personas, enfocando su intención y trabajando sólo en conciencia, pueden tener un impacto global”. (Más información: <http://noosphere. princeton.edu>) (Fuentes: The Mountain Times, Carolina del Norte, EEUU; Global Consciousness Project)

Benjamin Creme explica:

Desde el punto de vista esotérico no existen dudas de que un grupo de personas con sus mentes enfocadas puedan tener un impacto mundial en los Generadores de Números Aleatorios. Esto se basa en el hecho de que estos RNG utilizan energía de frecuencias, y que esa energía responde y es afectada por el pensamiento (un axioma esotérico básico).

Los cambios en los RNG antes de los ataques del 11 de septiembre son una demostración, no de un inconsciente “trauma y consternación incluso antes que nuestras mentes y corazones lo expresen”, sino refleja el pensamiento concentrado de los autores antes del ataque. El cambio que tuvo lugar durante el funeral de la Princesa Diana y la meditación global en enero de 1997 es también el resultado de una profunda respuesta emocional y mental a estos dos acontecimientos.




[ REGRESO A LA HOME PAGE ]