Revista: SHARE INTERNACIONAL
Ejemplar: Septiembre 2002
Título: Maitreya se apresura por emerger
Autor: por el Maestro —, a través de Benjamin Creme


Maitreya se apresura por emerger

Por el Maestro —, a través de Benjamin Creme

Muchas personas actualmente se asombrarían por la perspectiva que Nosotros, vuestros Hermanos Mayores, vemos para el hombre. A pesar de los riesgos y tensiones, crisis y alarmas, Nosotros sabemos que los hombres se elevarán encima de ellos y crearán el Nuevo Tiempo. Sabemos que el tiempo de prueba ha casi acabado, que el punto decisivo ha sido superado, y que el hombre se encuentra en el umbral de descubrimientos más allá de su imaginación.

Nosotros vemos, en efecto, los problemas que afrontan los hombres. Conocemos la aprensión que destruye la alegría en muchos corazones humanos. Compartimos el dolor y la agonía de incontables millones de personas que viven y mueren en la desesperación.

Nosotros sabemos que a pesar de los peligros y la injusticia, el espíritu de esperanza está siempre preparado para surgir e inspirar los actos más nobles, porque es lo divino en el hombre y es inextinguible.

“La oscuridad más profunda justo precede al amanecer” dice el viejo refrán, y así es actualmente para los hombres. En medio del caos y el temor, la perplejidad y el dolor, Nosotros vemos la resolución y el fin del conflicto, el brillo de la luz que despertará a los hombres a la promesa del futuro.

Equilibrio

Todo funciona bajo la Ley y un nuevo estado de equilibrio está siendo creado por Nosotros. A pesar de las apariencias, un nuevo ritmo se está imponiendo y llevará al equilibrio a este mundo discordante.

Maitreya Mismo maneja esta poderosa Ley y trae su origen cósmico a los asuntos de los hombres. Así surgirá una nueva esperanza en los hombres y así realizarán los pasos para dar nueva forma a su futuro de acuerdo al Plan.

Umbral

El pie de Maitreya está en el umbral. Su mano preparada para llamar. Escuchad cuidadosamente para no perderle. Él viene a cumplir la Ley: a servir al Plan; a enseñar a la humanidad; a conducir a Sus Hermanos a Su futuro destinado. Él viene a ver cumplida Su promesa hecha hace mucho tiempo a los hombres: a redimirles con Su amor y despertarles a su divinidad.

Cuando veáis a Maitreya no os desconcertéis de Su reticencia inicial; Él debe ganarse la confianza de aquellos a los que va a ayudar. A su debido tiempo, Él hablará como debe hacerlo para despertar la conciencia de los hombres. Entonces Él inspirará la acción para apartar las barreras que ahora separan a los hombres condenando así a millones de personas a padecer hambre y morir en la miseria. Así será, y así los hombres despertarán finalmente a la grave situación de sus hermanos y hermanas quienes, también, han llamado a Maitreya a su lado. Maitreya se apresura por emerger.




[ REGRESO A LA HOME PAGE ]