Revista: SHARE INTERNACIONAL
Ejemplar: Junio 2002
Título: Un nuevo día
Autor: por el Maestro —, a través de Benjamin Creme


Un nuevo día

Por el Maestro —, a través de Benjamin Creme

Cuando los hombres hacen balance de la situación del mundo sólo ven las dificultades y traumas, los peligros y las crisis, y paralizados por el temor, hacen poco para superar la inercia que su desesperanza engendra. Así es cómo los hombres no captan el progreso de sus mejores esfuerzos y pocas veces comprenden la secuencia de acontecimientos. Ellos poco entienden de las leyes que subyacen a todos los sucesos, y no pueden, por tanto, controlar su resultado. Si vivieran acorde a estas leyes invisibles, sus vidas se desarrollarían en armonía y orden.

A pesar de tal ignorancia y temor, los hombres actualmente han alcanzado un punto de nueva sensibilidad a las fuerzas que les impulsan siempre adelante en su sendero. Ellos perciben, aunque fugazmente, que hay mucho que no comprenden, mucho menos control, pero que lentamente pueden comenzar a visualizar un mayor significado y propósito, una mayor unidad y belleza, dentro y alrededor de ellos.

Fuerzas superiores

Mientras Nosotros, los Observadores, desde Nuestro punto panorámico, consideramos que los esfuerzos del hombre controlan su mundo cambiante, damos la bienvenida a las señales de una mayor sensibilidad a las fuerzas superiores que inciden en las vidas de los hombres. Nosotros esperamos, gustosamente, una intensificación de esta respuesta y un uso más benéfico de estas fuerzas.

Es verdad que Nosotros vemos, también, una escalada de odio y crueldad, brutalidad y guerra, pero estas, las reacciones del temor, están cercanas a su fin y disminuirán.

Este, un periodo de transición, es realmente un tiempo difícil. Muchos hombres extienden la mano al futuro, anhelando el cambio y respuestas frescas a los problemas. Otros se aferran inexorablemente a las viejas formas y buscan frenar el embate de lo nuevo. Nosotros observamos y esperamos, confiados de que los hombres encontrarán el camino.

Listo

Maitreya, el Maestro de los Maestros, está listo para comenzar Su emerger, para trabajar abiertamente ante los hombres. Esto no puede significar que Su trabajo detrás de la escena cesará por completo. Mucho de lo que Él hace incluso ahora sustenta los esfuerzos de algunos que de otra manera fracasarían. Su ayuda y orientación dirige la mano de más de un líder sabio y les protege de cualquier daño.

Aquellos que agreden al mundo para mostrar su fortaleza también atacan a Maitreya. Detrás de todas las personas de buena voluntad se encuentra Maitreya y Su Grupo; Ellos forman un escudo sobre el cual todas las flechas golpean en vano. Poneros rápidamente a Su costado cuando Él emerja. Uniros a Su Estandarte de Paz, Justicia y Libertad y ayudadle en Su imponente trabajo. Un nuevo día en las vidas de los hombres está naciendo, un día como nunca se conoció hasta ahora.




[ REGRESO A LA HOME PAGE ]