Revista: SHARE INTERNACIONAL
Ejemplar: Octubre 2001
Título: La acogida de Maitreya
Autor: por el Maestro —, a través de Benjamin Creme


La acogida de Maitreya

Por el Maestro —, a través de Benjamin Creme

Mientras el acercamiento de Maitreya se aproxima cada vez más, consideremos con más detenimiento las probables reacciones a Su presencia. En primer lugar, aquellos que han trabajado para hacer conocer esa presencia podrían sorprenderse al descubrir que las reacciones de muchos son más apagadas de lo que imaginaban. Inicialmente, esto bien podría ser así. Al comenzar Su misión abierta, el Gran Señor debe andar cuidadosamente, para no ahuyentar a aquellos que Él busca ayudar. Por tanto, debería esperarse una nota silenciosa, pero sincera. Con el tiempo, una mayor urgencia y fuerza de afirmación será apropiada, e incisiva, realmente, será Su llamada a los hombres. Esperad, por tanto, un creciente énfasis, una severa advertencia, de los labios de Maitreya. Al transcurrir el tiempo, Sus pensamientos encontrarán respuesta de diferente tipo. Aquellos más tradicionalistas encontrarán muchas de Sus ideas difíciles de aceptar, y las denunciarán en términos estridentes. Otros, menos conservadores, las considerarán y alabarán, y de este grupo Él encontrará a muchos que gustosamente apoyarán Su causa. En número creciente, ellos se sentirán atraídos hacia Él y prestarán sus voces a Su consejo.

Aspiración

Procediendo así, la enseñanza de Maitreya extraerá de los hombres sus más elevadas aspiraciones, despertándoles a los problemas y riesgos del momento; y también a los sencillos medios de conquistar para siempre los problemas y peligros actuales. Así será. Así los hombres recibirán la visión y liderazgo que anhelan, y así ellos pedirán los cambios tan profundamente necesarios para el entramado de las vidas de los hombres.

Grupos religiosos

Por supuesto, cabe esperar que muchos se opondrán a la enseñanza del Gran Señor. Los grupos religiosos, profundamente fijados en sus propias doctrinas y expectativas, negarán enérgicamente la presencia e ideas de Maitreya, y muchas acusaciones desagradables serán dirigidas contra Él. No obstante, muchos serán inspirados y renovados en su creencia, y darán lo mejor de sí para la Causa de Maitreya.

El conglomerado comercial, con tantos intereses creados en las actuales estructuras que se desmoronan, reaccionarán de una de dos maneras: aquellos que ven a Maitreya como el enemigo de todo lo que ellos defienden se opondrán y obstaculizarán Su consejo en un esfuerzo extremo. Aquellos que le ven como la voz del futuro, como el único sendero posible para los hombres, darán la bienvenida y apoyarán Sus ideas, y brindarán su conocimiento a Su creciente apoyo. Así actuarán los bandos y escogerán su postura: a favor o en contra del futuro, el único camino abierto a los hombres.

Las masas en todas partes seguirán a sus líderes. Gradualmente ellos comprenderán que Maitreya habla por ellos, sus necesidades, sus aspiraciones para una vida mejor y más segura para sus familias, un futuro que ellos tenuemente pueden sentir como derecho propio, esperando nacer. Entonces los pueblos del mundo elevarán sus voces en apoyo y elogio al Gran Señor, y apelarán a Sus enseñanzas para que los ilumine y ennoblezca, y que les conduzca de buen grado hacia ese futuro bendecido que llama.

El Maestro —, un miembro antiguo de la Jerarquía de los Maestros de Sabiduría; Su nombre, bien conocido en círculos esotéricos, no ha sido aún revelado por diversas razones. Benjamin Creme está en constante contacto telepático con el Maestro que le dicta Sus artículos.




[ REGRESO A LA HOME PAGE ]