Revista: SHARE INTERNACIONAL
Ejemplar: Marzo 2001
Título: Grandes cosas están en marcha
Autor: por el Maestro —, a través de Benjamin Creme


Grandes cosas están en marcha

Por el Maestro —, a través de Benjamin Creme

La mayoría de personas se sorprenderían al saber, que, con la excepción de ciertas áreas importantes de preocupación, el mundo actual es un sitio más seguro en el que vivir que hasta la fecha. Lejos de aceptar la amenaza de una guerra súbita y catastrófica, que relegaría a la humanidad al olvido, la mayoría de la gente prevén, organizan y planifican sus vidas con cierta medida de seguridad y ciertamente de esperanza. Con el fin de la ‘guerra fría’ llegó la creencia y expectación de que la humanidad encontraría el camino para superar (o sortear) sus problemas, múltiples como son, con el tiempo.

Así pues, tanto más amenazador y peligroso para la paz mundial resulta el compromiso del programa antimisiles balísticos anunciado por la nueva administración norteamericana. Se ha presentado como un sistema armamentista puramente defensivo, para salvaguardar a Estados Unidos y Europa (si los pueblos están de acuerdo) de la amenaza de terroristas y estados ‘villanos’ que no poseen ni los medios ni la voluntad de amenazar a ninguno de ellos. En realidad, la principal preocupación de aquellos que abogan por su instalación, a pesar de trastornar el presente equilibrio de poder y del peligro de una nueva carrera armamentista, es la ampliación de la hegemonía norteamericana en el mundo. Todo lo que ayuda a su implantación, por tanto, debe recibir la oposición de aquellos que abogan por la paz.

El actual gobierno norteamericano no está buscando una nueva guerra pero se afana por presentarse como inexpugnable, para cualquiera de sus enemigos, o combinación de ellos. Es el gesto final del orden antiguo y decadente en el cual la competencia y la confrontación prevalecían. Es la forma del pasado y pronto será relegada al mismo. Su aceptación sería un grave error por parte del mundo.

Otros asuntos

Mientras tanto, muchos otros asuntos preocupan a la humanidad. El calentamiento global es actualmente el principal de ellos en las mentes de muchos gobiernos, a pesar de las reticencias norteamericanas de comprometerse a cambiar. Este compromiso, parece, será más difícil de evocar con la nueva administración pero el mundo se despierta a los peligros aunque no conoce todos los hechos. La Tierra se está calentando pero la mitad de la subida de temperatura es inevitable, como resultado de la acción de Maitreya de acercar ligeramente la Tierra al Sol. Esto demostrará tener grandes beneficios pero los trastornos temporales de los patrones del tiempo son, desafortunadamente, inevitables.

Gigante corporativo

Las personas en todas partes son más intensamente conscientes del avance hacia el poder de los grandes conglomerados empresariales, y los peligros que representan para el régimen democrático. Las voces del pueblo se están elevando y haciendo escuchar, no más que en EEUU, el gigante corporativo.

Intransigentes

En Oriente Medio, la confrontación está alcanzando un nuevo extremo. Los intransigentes de ambos bandos impiden cualquier discusión razonable y la gente sufre y muere en vano. Maitreya, parece, es la única esperanza para esa tierra afligida.

Maitreya está considerando ahora nuevos pasos que Él podría realizar para ayudar a solucionar estos problemas. El libre albedrío de la humanidad no puede infringirse pero Maitreya está ansioso por ayudar en todos los sentidos dentro de la ley. Así es que Su aparición ante los hombres podría ser más pronto, incluso, de lo planeado recientemente. Estad atentos y preparados, porque grandes cosas están en marcha.




[ REGRESO A LA HOME PAGE ]