Revista: SHARE INTERNACIONAL
Ejemplar: Octubre 2000
Título: Cruces de luz en Nueva Zelanda y otras señales del momento

Señales del momento

En su Mensaje de Noviembre de 1977, Maitreya dijo: “Aquellos que buscan señales las encontrarán”. Desde entonces, un número creciente de fenómenos milagrosos han inundado el mundo: apariciones, cruces de luz, manantiales curativos, iconos y estatuas que lloran.
En Mayo de 1988, un colaborador de Maitreya declaró en Share International: “Las señales de la presencia de Maitreya en el mundo continuarán aumentando. El va a inundar el mundo con tales acontecimientos que la mente nunca los podrá entender”.


Cruces de luz en Nueva Zelanda

Las cruces de luz aparecieron por primera vez en Estados Unidos en 1988, y desde entonces muchas más se han descubierto en diversos países, incluidos Filipinas, Japón, Alemania, Eslovenia, Francia, Canadá y Nueva Zelanda. Las cruces se ajustan a un patrón específico: una cruz brillante de brazos iguales dentro de una figura con forma de diamante. Aparecen en cristales esmerilados y dan la impresión de estar flotando suspendidas en medio del aire, entre el cristal y la fuente de luz. Muchas personas que presencian estas cruces reciben curación, descubren que su fe se ha fortalecido y adquieren una esperanza renovada para el futuro.

En febrero de 1994 aparecieron cruces de luz en tres ventanas de lavabo en una casa en Auckland, Nueva Zelanda, justo después de que Benjamin Creme hubiera estado allí mientras visitaba Auckland para impartir una conferencia y una Meditación de Transmisión públicas. Los dueños de la casa quitaron las ventanas y enviaron un cristal y medio a un profesor en física de la Universidad de Auckland. Uno se rompió al quitarlo y el otro medio fue dado a miembros de un grupo de Meditación de Transmisión local. (Este entre tanto se ha roto, y los trozos –todos conteniendo la forma de cruz– han sido distribuidos a varios grupos en Nueva Zelanda y Australia). Desde 1994 se han descubierto varias cruces más en la zona de Auckland:

Para más información escribir a: Auckland Transmission Meditation group, PO Box 24-344, Royal Oak, Auckland, New Zeland. Una selección de las fotos se expone en la siguiente página web en Internet: www.TheMiraclesPage.org


Estatua milagrosa en Tejas

Una estatua de cerámica de 30 centímetros de altura de la Virgen María en Austin, Tejas, EEUU, está atrayendo a miles de visitantes porque según se dice llora lágrimas de sangre. La estatua pertenece a Candy y Victor Gonzalez, que viven en un modesto apartamento al noreste de Austin.

El fenómeno comenzó a principios de agosto de 2000 cuando Candy Gonzalez estaba ordenando la habitación de su pequeña bebé. Ella cogió la estatua, que estaba colocada bajo un crucifijo pintado con la sangre proveniente de la cabeza, costado, pies y manos de Jesús. Gonzalez afirma que notó algo rojo en uno de los ojos de la estatua, pero que sencillamente lo quitó. “No pensé que fuera nada”, comentó. Pero cuando volvió a mirar la estatua, vio como algo semejante a sangre que salía del ojo.

“Tuve escalofríos en la espalda,” dijo. “Corrí hasta la cocina y la coloqué frente a un ventana mirando hacia afuera”. Gonzalez corrió a buscar a una vecina: “Le dije: ‘Ven rápido, mi Virgen María tiene sangre en su ojo.’ Ella vino y exclamó: ‘Mira, también le está saliendo del otro ojo’.”

Desde entonces, afirma Gonzalez, las lágrimas vienen y se van, y nadie sabe cuándo la estatua volverá a llorar. Al principio los Gonzalez intentaron pasar desapercibidos, pero cuando la voz se corrió entre amigos, familiares y vecinos, comenzaron a llegar personas a su apartamento de toda la zona central de Tejas. Los visitantes llamaban a su puerta día y noche, y los Gonzalez encontraban difícil no dejarles entrar.

Vicente Alonzo dijo que cuando él visitó el hogar de los Gonzalez la mano de la Virgen María se movió. “Se movió muy lentamente, como en cámara lenta,” el recuerda. “La miré dos veces, y la tercera vez agaché la cabeza rezando”.

Llegaron a haber tantos visitantes en la casa de los Gonzalez que los vecinos se quejaron y la familia Gonzalez decidió llevar la estatua a una iglesia católica local para que el público la visitara. Cerca de 10.000 personas acudieron a la iglesia durante un periodo de dos días para presenciar la estatua. Después de este periodo, Candy y Victor Gonzalez pidieron a la iglesia que les devolviera la estatua. “Creo que ella está más segura aquí,” comentó Candy Gonzalez, refiriéndose a su apartamento.

El reverendo Robert Becker, el pastor de la iglesia y consejero espiritual de la familia Gonzalez, afirma que la estatua desafía la lógica. “Lo que vi era un material rojo, y, sí, se parecía a la sangre. Caía por los ojos y a través del rostro,” comentó.

Cuando la estatua llora, dice Candy Gonzalez, “ocurre un milagro” para las personas que tocan las lágrimas frescas. La espalda de una mujer sanó, mientras que la vista defectuosa de otra fue restituida, afirma. (Fuente: Austin American-Statesman, EEUU)

(El Maestro de Benjamin Creme confirma que el Maestro que fue la Virgen ha estado manifestando este milagro.)




[ REGRESO A LA HOME PAGE ]