Revista: SHARE INTERNACIONAL
Ejemplar: Mayo 2000
Título:Nuevas pruebas relacionan el Sudario de Turín con Cristo y otras señales del momento

Señales del momento

En su Mensaje de Noviembre de 1977, Maitreya dijo: “Aquellos que buscan señales las encontrarán”. Desde entonces, un número creciente de fenómenos milagrosos han inundado el mundo: apariciones, cruces de luz, manantiales curativos, iconos y estatuas que lloran.
En Mayo de 1988, un colaborador de Maitreya declaró en Share International: “Las señales de la presencia de Maitreya en el mundo continuarán aumentando. El va a inundar el mundo con tales acontecimientos que la mente nunca los podrá entender”.


Nuevas pruebas relacionan el Sudario de Turín con Cristo

Una científica suiza, una eminente autoridad en la historia del textil que ayudó a restaurar el Sudario de Turín, ha descubierto una gran similitud entre el Sudario y fragmentos de una prenda hecha en Oriente Medio hace unos 2.000 años. En un informe presentado en una conferencia organizada por la iglesia católica, Mechthild Flury Lemberg comparó costuras en ambos dobladillos y en una larga costura lateral del Sudario a las de una prenda encontrada en las ruinas de Masada, una fortaleza en una montaña frente al Mar Muerto y Jordania. La indumentaria encontrada en Masada ha sido fechada en el año 40 a.C. y el 73 d.C. Refiriéndose al Sudario, Lemberg afirmó: “Las costuras están muy bien hechas, de tal manera que sólo se pueden ver por el reverso de la prenda. En mi opinión, el Sudario no es una falsificación de la Edad Media. Las analogías que he encontrado señalan que puede haber existido al mismo tiempo que Jesucristo y en lo que ahora es Israel”.

Las pruebas de datación por carbono llevadas a cabo en 1988 mostraron según se dice que el Sudario, reverenciado por muchos cristianos como la mortaja con la cual se cubrió el cuerpo de Cristo para su entierro, fue hecho entre 1260 y 1330. Sin embargo, las presiones para realizar una nueva prueba de Carbono-14 han aumentado después de que científicos israelíes hayan afirmado el pasado año de que el polen más común hallado en el Sudario proviene de una planta que podría haber sido utilizada para urdir la corona de espinas que se colocó en la cabeza de Cristo. La planta, un tipo de arbusto descrito en la Biblia, sólo crece en Oriente Medio.

“Los científicos han estado divididos sobre el valor de la datación por carbono desde el momento en que se realizó la primera prueba,” comenta Ian Wilson, autor de varios libros sobre el Sudario y uno de los expertos convocados por la iglesia. “Pero los estudios de Masada y del polen han ayudado a alcanzar un nuevo consenso en favor de una nueva prueba.”

Incumbe ahora al Vaticano decidir si quiere seguir adelante. Aunque aún debe manifestarse oficialmente sobre los resultados de Lemberg, los organizadores de la iglesia han hecho que su trabajo se presentara el primero en la conferencia de Turín, Italia, donde se guarda el Sudario.

El Sudario se expondrá públicamente en una campana antibalas desde Agosto hasta Septiembre como parte de las celebraciones de la iglesia por el 2.000 aniversario del nacimiento de Cristo. Se cree que atraerá a más de 3 millones de visitantes. (Fuente: The Sunday Times, Reino Unido)




[ REGRESO A LA HOME PAGE ]