Revista: SHARE INTERNACIONAL
Ejemplar: Octubre 2000
Título: Oportunidad y desafío
Autor: por el Maestro —, a través de Benjamin Creme


Oportunidad y desafío

Por el Maestro —, a través de Benjamin Creme

Los problemas que asaltan a la Humanidad son muchos y difíciles de resolver; algunos de ellos son peligrosos y requieren una acción inmediata. Sin ayuda y consejo es improbable que los hombres actúen lo suficientemente rápido y adecuadamente para evitar la catástrofe. Sólo por estas razones, es necesario para sus Hermanos Mayores presentarse ahora como consejeros e instructores.

Es de este modo que Nosotros ocuparemos Nuestros lugares entre vosotros y os ayudaremos a restaurar vuestro mundo. No temáis que Nuestra venida reduzca vuestra posición como hombres; Nosotros venimos sólo para ayudar, vuestro libre albedrío es valorado por Nosotros y nunca será infringido.

Hay muchos ahora que dudan de que Nosotros existamos. Para muchos Nuestra venida no es sino un cuento de hadas. Pronto, sin embargo, los hombres verán que el cuento de hadas cobra vida y sabrán que Nosotros siempre hemos estado detrás de vosotros, custodiando y protegiendo, esperando pacientemente el día en el podamos caminar entre vosotros, abiertamente, una vez más.

Deber sagrado

Mientras entramos, uno a uno, en vuestra vida, consideramos como Nuestro deber sagrado ayudaros de todas las formas posibles. Por larga experiencia conocemos los caminos de la vida. Ese conocimiento, y los dones obtenidos con tanta dificultad, los pondremos ante vosotros para vuestra edificación y bienestar. Os mostraremos vuestra historia pasada: sucesos con miles de años de antigüedad surgirán frescos ante vuestros asombrados ojos y comprenderéis el antiguo linaje de los hombres. Comprenderéis, también, las glorias perdidas, y lucharéis para recuperar los logros olvidados. Así será y así conoceréis una nueva humildad y una nueva pureza.

Alturas

Cuando veáis las alturas de las cuales procedéis con seguridad haréis balance de vosotros mismos y buscaréis las razones de vuestra caída en la anarquía y la lucha. Éstas, encontraréis, son inherentes al creciente materialismo que, era tras era, os ha implicado demasiado profundamente para vuestro bien, y os llevó a olvidar el Plan. Ahora, una vez más, debéis reconocer esto y tomar el sendero que conduce sólo a la Luz. Mucho depende de que los hombres tomen las decisiones correctas ahora porque nunca estuvieron ante un peligro mayor. Nosotros observamos y esperamos Nuestra oportunidad para extender las manos de la amistad y la asistencia, seguros en el conocimiento de que serán cálidamente acogidas.

Doble bendición

Nosotros, vuestros Hermanos Mayores, consideramos este tiempo como una doble bendición: como Jerarquía regresamos ahora abiertamente al mundo, llamándonos la Evolución Superior hacia arriba; y vosotros, Nuestros jóvenes hermanos, nos proporcionáis un campo de servicio y un desafío que aceptamos con Alegría. El Plan, y su puesta en práctica a través de los hombres, es Nuestra siempre presente preocupación, y los hombres tienen mucho que aprender, y enseñar, en relación con los reinos inferiores.

Aunque no abiertamente, Nosotros estamos aquí en un creciente número. Pronto nos veréis y os inspiraréis para emular Nuestras formas: Nuestra cooperación reemplazará vuestra competitividad, Nuestra amplitud de visión a vuestra intolerancia, Nuestro amor superará a vuestra violencia y odio. Así será, y así os volveréis nuevamente hacia el Plan y lo convertiréis en el propio.




[ REGRESO A LA HOME PAGE ]