Revista: SHARE INTERNACIONAL
Ejemplar: Octubre 1999
Título: "¡Las visiones de Jesús inundan América!" proclama un periódico norteamericano y otras señales del momento

Señales del momento

En Su Mensaje de noviembre de 1977, Maitreya dijo: "Aquellos que buscan señales las encontrarán".
En mayo de 1988, un colaborador de Maitreya declaró en Share International: "Maitreya va a inundar el mundo con tales acontecimientos que la mente nunca los podrá entender".
En Julio de 1992, el Maestro de Benjamin Creme añadió: "Con el tiempo, incluso los medios de comunicación parciales y cínicos encontrarán difícil negar la experiencia de miles de personas de que 'la era de los milagros' no tiene fin." Maitreya espera, mediante estos 'milagros', fortalecer el clima de esperanza y expectación para que Él pueda emerger como Instructor para toda la humanidad.


"¡Las visiones de Jesús inundan América!" proclama un periódico norteamericano

En un artículo de portada del periódico norteamericano Weekly World News, '¡Las visiones de Jesús inundan América!', describe "sorprendentes relatos de testigos que presenciaron encuentros milagrosos con Cristo", y se hace la pregunta: "¿Son las nuevas apariciones de Jesús una señal de la Segunda Venida?"

El artículo menciona que desde el 1 de enero de 1999, más de 23.000 personas en todo el mundo han dicho ver a Jesús, y que, a medida que se acerca el año 2000, la cifra de apariciones ha ido aumentando exponencialmente. Varios teólogos del cristianismo están convencidos de que muchos de estos relatos son genuinos, según el artículo. "No tengo ninguna duda en mi cabeza de que la persona que los testigos ven es realmente Jesús", dijo el Padre Franco Tomassi de Roma, quien ha investigado varios cientos de casos para el Vaticano.

Entre los encuentros con Jesús que se describen en el Weekly World News:

Josip Hoxha, un antiguo teniente del ejército serbio, declaró: "Como oficial del ejército yugoslavo luchando en Kosovo por Slobodan Milosevic, había matado muchas veces en servicio a mi país. Pero desde ese día nunca más voy a empuñar un fusil – porque Jesús me habló y me convenció de vivir el resto de mis días en paz...

"Cuando vi al Cristo, me estaba preparando para ordenar a mis hombres que asesinaran a una familia de campesinos – tres hombres albaneses, sus esposas y cuatro hijos que nuestras tropas habían ordenado eliminar. Recuerdo que mis hombres y yo habíamos congregado a la familia en una zona boscosa donde se había cavado una tumba. Mis hombres habían ordenado a los campesinos que se alinearan al lado de la fosa y las mujeres y niños gemían y suplicaban por sus vidas.

"De pronto, un hombre más joven que el resto, y que no había observado hasta ese momento en el grupo, se presentó entre las mujeres que lloraban. Iba vestido de una forma extraña y su porte era relajado y delicado. Se dirigió directamente hacia mí, a pesar de los esfuerzos de mis hombres para pararlo. Debía ordenarle que se detuviera – pero por alguna razón me di cuenta de que quería hablar con Él. Quería saber lo que tenía que decir. Este maravilloso hombre estuvo un rato frente a mí, preguntándome por qué deseaba matar a esas personas inocentes congregadas en el bosque. Yo me di cuenta casi tan pronto como escuché su voz, de que me encontraba bajo la presencia de Jesús".

"Mientras Él hablaba, yo me sentí lleno de vergüenza y remordimientos. Me arrodillé y empecé a llorar y los otros a mi alrededor hicieron lo mismo. Los ojos de Cristo eran extraordinarios, cálidos y llenos de compasión, pero extrañamente tristes. Nunca dudamos ni por un instante de que se trataba de Nuestro Señor".

"Él dijo: 'Ha llegado el momento de extraer el odio de tu corazón, porque os digo, el Día del Juicio está cerca.'"

"Yo le rogué perdón a Jesús y Él me miró a mí y a mis hombres y nos dijo: 'Marchad y no pequéis más'. Y entonces supimos que debíamos hacer lo que nos pedía. Supimos que debíamos alejarnos de la guerra y de matar y dedicar nuestras vidas a difundir Su amoroso mensaje de redención".

"Después, Jesús se desvaneció en el aire. Ordené a mis hombres que descargaran sus rifles y dimos la espalda a la familia de campesinos y los dejamos escapar. Luego cada uno de nosotros se unió a los refugiados y cruzó la frontera hacia Macedonia, donde abandonamos las armas y huimos de la guerra".

"Hoy estoy trabajando con los niños abandonados de un campo de refugiados – y les explico a todas las personas con las que me cruzo que me he encontrado y hablado con Jesucristo y que Él está vivo y de vuelta en la Tierra".


Tocar fondo

Victor Reblane de Columbus, Ohio, relató: "Antes de ser visitado por Jesús, había tocado fondo en mi vida. Había estado consumiendo drogas duras durante casi tres años y me había juntado con malas compañías. Había perdido mi trabajo y no tenía ni un dólar en el bolsillo. Incluso mis compañeros traficantes ya no eran más mis amigos. Necesitaba dinero urgentemente – y la forma más rápida de conseguirlo era robarlo de una iglesia cercana de la que mi hermano es sacerdote. Mientras me encontraba en el aparcamiento de la iglesia una noche muy tarde, tenía la intención de romper una ventana, subir y robar el dinero. Pero mientras me acercaba a la puerta, un hombre con barba vestido de sacerdote se apareció ante mi. Supe inmediatamente quién era – era Jesús".

"Me dijo que estuviera en paz y que creyera en Él y que todo iría bien conmigo. Yo hablé con Él un instante y luego se fue. Pero después de ese breve encuentro sentí una ráfaga de alegría y regocijo que nunca había experimentado antes en mi vida. Milagrosamente, mi horrible adicción a las drogas desapareció – experimenté la libertad total".

"Al día siguiente mi antiguo jefe me llamó y me ofreció mi empleo anterior. Acepté su oferta pero pronto dejé el trabajo – para embarcarme en una misión de tres meses a Asia."

Judy Galvereau, de Jacksonville, Florida, dijo que Jesús "me impidió suicidarme después de la muerte de mi marido, y me dio la voluntad para vivir". Sintiéndose deprimida por el reciente fallecimiento de su esposo, Galvereau se fue a una playa cercana y empezó a llorar. "Gradualmente, empecé a sentir una cálida sensación en mi cuerpo. Miré hacia arriba y me di cuenta de que había un hombre sentado a mi lado. No había sido consciente de él antes y no tenía ni idea de dónde podía haber salido. Por razones incomprensibles, me di cuenta de que podía confiar en él. Él tomó mi mano, pero no había nada de sexual o descarado en su gesto. No parecía querer nada y no dijo nada".

"Tenía barba y vestía unas túnicas, su cabello era largo y tenía los ojos más dulces que jamás había visto. De repente mi corazón se abrió ante él...Cuando hube acabado percibí una ligereza, una paz que nunca antes había experimentado. Supe sin lugar a dudas que vería a Mel [mi marido] otra vez, y que todo iría bien. El hombre se levantó para irse y yo le pregunté quién era – a pesar de que ya me iba haciendo a la idea. Al final dijo: "Juan: 10:14", afirmó. Yo me fui a casa y busqué ese pasaje en la Biblia. Decía: "Soy el buen pastor y conozco mis ovejas y las mías me conocen a mí."

Morris Hiltfen de Chicago, Illinois, se curó milagrosamente de un cáncer incurable de cerebro, después de una visita de Jesús. Según Hiltfen: "El tumor cancerígeno en mi cerebro crecía día tras día y tres médicos me habían indicado que no había forma de salvarme. La verdad es que, en ese momento no quería realmente salvarme. Había perdido la capacidad de hablar o de moverme por mi mismo. Tenía unos dolores constantes y había perdido control de la funciones corporales. A mis 50 años, me había convertido en una carga tal para mi familia que simplemente quería morir, acabar con su sufrimiento así como el mío".

"Cuando Jesús entró en mi habitación en el hospital de enfermos terminales, al principio creía que simplemente estaba delirando. Pero ahí estaba, con su túnica y sandalias, con un aspecto como si acabara de salir de las páginas de la Biblia. Se dirigió silenciosamente hacia mí. Colocó ambas manos sobre mi cabeza y me dijo – en la voz más dulce que jamás había escuchado – que mi sufrimiento se había terminado y que al día siguiente estaría bien. Creí que me estaba diciendo que pronto estaría en el cielo con Él. Pero casi de inmediato el dolor que había inundado mi cuerpo durante meses desapareció".

"Al cabo de unas horas ya podía hablar tan claro como siempre, y también caminaba, comía y pensaba como un hombre que no hubiera estado en lo más mínimo enfermo en toda su vida. Mi médico no daba crédito a sus ojos. Y al día siguiente cuando me hizo las radiografías, realmente no podía creer lo que veía, ya que el gigantesco tumor de mi cerebro había desaparecido – total, completamente, había desaparecido inexplicablemente. De la noche a la mañana, mi vida había vuelto al cauce de la normalidad..." (De: Weekly World News, EEUU)

(El Maestro de Benjamin Creme confirma que fue, de hecho, el Maestro Jesús quien se apareció a estas cuatro personas.)


Milagros después del terremoto de Turquía

Mientras se desenterraba a las personas de los escombros 10 días después del enorme terremoto en agosto de 1999, que devastó la región industrial al oeste de Estambul, los medios de comunicación empezaron a relatar historias de rescates milagrosos.

El periódico turco Hürriyet informaba cómo la madre de un chico en Gölcük fue salvada por su sueño. Darcan Cetuinol pidió a un equipo de rescate que retirara los escombros de un edificio derrumbado después de que su madre le dijera en un sueño dónde yacía. Pero en realidad la mujer de 45 años no podía hablar desde hacía 20 años, como resultado de un derrame cerebral. El equipo de rescate decidió volver a cavar y de este modo pudieron salvar a la impedida madre de Darcan, que había sido enterrada bajo los escombros durante 131 horas.

Otro chico de Gölcük, salvado por un equipo de rescate francés, dijo que un anciano con una larga barba blanca había cuidado de él, motivo por el cual cuando fue rescatado rechazó el agua y los alimentos que el equipo le había ofrecido. (Fuentes: Het Parool; De Volkskrant, Holanda)

(El Maestro de Benjamin Creme confirma que el "anciano con una larga barba blanca" era Maitreya.)




[ REGRESO A LA HOME PAGE ]