Revista: SHARE INTERNACIONAL
Ejemplar:Septiembre 1998
Título: El mundo, hoy, es Uno
Autor: por el Maestro —, a través de Benjamin Creme


El mundo, hoy, es Uno

Por el Maestro —, a través de Benjamin Creme

Maitreya está preparado para emerger. Recientes acontecimientos en los 'palacios de apuestas', en Oriente y Occidente, alientan la expectación de un pronto acercamiento a la humanidad. No por mucho tiempo pueden las economías occidentales resistir el contagio que ha llevado a las naciones de Oriente al borde del desastre. El mundo, hoy, es uno, y lenta y dolorosamente las naciones se despiertan a este hecho.

Dicho esto, no cabe duda de que las mayores potencias occidentales buscarán asegurar su propia supervivencia a toda costa. El interés propio estará (como siempre) al orden del día, y hasta habrán desaparecido las apariencias de altruismo en solucionar la crisis mundial. Sin embargo, tan interconectada está la presente economía mundial, tan variadas y extendidas las inversiones mútuas en las estructuras industriales y financieras, que pronto estas estructuras poco firmes se colapsarán, dejando al mundo preparado para lo nuevo.

Nuevo enfoque

Es para alentar la aceptación de un nuevo enfoque que trabajará Maitreya, exhortando a las naciones a aceptar que sólo el compartir solucionará sus problemas, que sin compartir y justicia, la paz les eludirá continuamente.

Desaparecerá para siempre el reinado de los filibusteros y el desdeño indiferente por los derechos de los demás. No deberá ser más la explotación de millones de personas la fuente de riqueza corporativa, y ser aceptada como norma.

Cuando Maitreya hable, llamará la atención sobre estos grandes males de la sociedad actual y hará una llamada al cambio. El colapso de las bolsas despertará a los hombres a la enfermedad de la especulación que está destruyendo la misma fibra de la vida de los hombres.

Central

Así Maitreya se convertirá en la figura central en el periodo inmediatamente cercano. Así los hombres encontrarán un líder de pensamiento, un portavoz de los oprimidos, y así los hombres despertarán a la nueva luz que las enseñanzas de Maitreya traen – la luz de la sabiduría y la verdad.

Quizás, al principio, los hombres dudarán de la eficacia de los planes de Maitreya, pero con el tiempo verán que ningún otro camino traerá alivio a la pobreza y el dolor que sufre la mitad del mundo. La espiral descendente de las bolsas indicará el fin de una era de codicia galopante y un nuevo realismo reemplazará el presente caos. Los hombres y las mujeres en todas partes se congregarán al lado de Maitreya, sus aspiraciones despertadas como nunca antes, sus corazones brillando con la oportunidad de servir una causa realmente digna: nada menos que la re-creación de este mundo.

Pronto la llamada sonará: ¡Compartid y salvad el mundo! ¡Sólo la justicia nos traerá la paz! ¡Los hombres en todas partes son hermanos!




[ REGRESO A LA HOME PAGE ]